Sur de la Florida

Encuentran más de 300 animales maltratados en granja de Sunrise

Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise.
Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise. Animal Recovery Mission

Las imágenes eran atroces. Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise, y cerca de ellos, cuchillos manchados de sangre.

Igualmente perturbador fue el hallazgo de por lo menos una cabra muerta, carbonizada, entre los restos de un fuego. De acuerdo con investigadores encubiertos de la policía, los perros podrían haber sido las siguientes víctimas.

0001468467.jpg
Kalito Jones.

“Estos animales fueron sacrificados de forma ilegal, o vendidos para el consumo humano”, dijo Richard “Kudo” Couto, fundador de la organización Animal Rescue Mission (ARM). El ARM, un grupo investigativo de los derechos de los animales que busca e informa el abuso animal, el lunes dio a conocer las imágenes y un video de la investigación, un día después que el administrador de la granja, ubicada en la cuadra 10800 de la calle 50 del noroeste, fue arrestado y acusado de 17 cargos de crueldad animal —un delito grave— y siete cargos de confinamiento animal, un delito menor.

El dueño de los animales está fugitivo, dijeron los investigadores, y enfrenta cargos similares, después que cientos de perros, cachorros, cabras, ovejas, vacas y pájaros se encontraron tanto muertos como moribundos en la propiedad.

En total, por lo menos 17 animales debieron ser sacrificados debido al avanzado estado de deterioro en que estaban.

IMG_0499.jpg
Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise. Animal Recovery Mission

La policía de Sunrise arrestó a Kalito Jones, de 61 años, el domingo. Jones está preso y se le fijó una fianza de $255,000, según documentos judiciales. La policía dijo que Jones abandonó y confinó a los animales en la granja, y no les dio comida.

Jones, que vive en Lehigh Acres en el Condado Lee, también fue acusado por los investigadores de ARM de vender animales para sacrificios religiosos y matar otros para el consumo humano.

IMG_0561.jpg
Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise. Animal Recovery Mission

La investigación comenzó cuando ARM recibió una pista anónima a finales de junio donde se hablaba de la crueldad animal en la granja. Fue entonces que un investigador se hizo pasar por un cliente y trató de comprar una cabra por $300.

El investigador se percató de “las peligrosas y poco higiénicas condiciones en que vivían los animales”, dice el reporte. Después, el investigador le entregó su informe al Departamento de Policía.

“Las condiciones de vida de todos los animales eran terribles, las heces fecales cubrían el suelo, y montones de basura estaban desperdigados por toidas partes”.

De acuerdo con el reporte policial, Jones le dijo a los investigadores que era dueño de la mitad de los animales que había en la propiedad y también el principal cuidador desde hacía siete años. Después, declaró a la policía que solo llevaba a los animales al veterinario “cuando se enfermaban de gravedad”.

“Kalito admitió también que algunos de los animales estaban realmente ‘demasiado flacos’, y que no les dio ningún tratamiento para mejorar el estado en que se encontraban”, escribió un agente en el reporte del arresto, donde señaló que había siete cercados donde se confinaba a los animales sin darle agua ni comida.

“Muchos estaban tan débiles que no podían moverse por sí mismo para andar por la propiedad. A los animales nunca se les dio cuidado veterinario por diversas enfermedades que tuvieron y una gran cantidad de ellos murieron en sus encierros. La granja funcionaba como un matadero ilegal y se realizaban sacrificios de animales en la propiedad”, dijo Couto.

Los animales sobrevivientes fueron rescatados y enviados a una instalación de la ARM. Algunos de los perros están para adopción en la Sociedad Humana del Gran Miami, localizada en North Miami Beach.

ARM es responsable de haber clausurado por lo menos 145 granjas en la Florida por abuso y negligencia animal. A finales del año pasado, la ARM dio a conocer varios videos de empleados de una granja de vacas en Okeechobee cuando golpeaban a los animales con objetos de metal dentro de un granero, presionándolas para que se movieran con rapidez dentro y fuera de las casetas donde se les ordeñaba.

IMG_0782.jpg
Más de 300 cabras esqueléticas, perros desnutridos y pájaros sin plumas se podían ver apiñados en una granja de Sunrise. Animal Recovery Mission

En los videos también se pudo ver cómo los hombres les pegaban a las vacas en el cabeza y en el pecho. La pesquisa obligó a cerrar la granja y varias cadenas de mercados debieron suspender sus envíos de leche.

  Comentarios