Sur de la Florida

La historia de dos primarias: la carrera para reemplazar a Ros-Lehtinen entra en la recta final

La representante federal Ileana Ros-Lehtinen pronuncia un discurso durante una ceremonia de graduación en Miami-Dade en junio del 2017.
La representante federal Ileana Ros-Lehtinen pronuncia un discurso durante una ceremonia de graduación en Miami-Dade en junio del 2017. sballestas@miamiherald.com

Las primarias republicana y demócrata para reemplazar a Ileana Ros-Lehtinen tienen favoritos.

Pero ahí acaban todas las similitudes.

Los demócratas discuten sobre temas de políticas que pudieran acelerar el movimiento del partido a más a la izquierda y critican a Donna Shalala, ex presidenta de la Universidad de Miami. Las discusiones sobre abolir la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) e implementar el Medicare para todos son ideas que recientemente han llegado a la atención del partido nacional.

Por su parte, los republicanos alegan que la principal candidata de su partido, la periodista de televisión María Elvira Salazar, coqueteó con el ahora fallecido dictador cubano Fidel Castro en una entrevista hace 23 años, acusándola de no ser dura con Cuba, algo que ha sido una constante en las campañas políticas en Miami desde hace muchos años.

“Uno pensaría que en Miami hacemos campaña sobre temas de política exterior”, dijo el asesor político republicano Jesse Manzano-Plaza, quien no participa en la carrera de ningún republicano. “Esto es un ejemplo a nivel federal, pero parece que se trata de percepción de que alguien pueda haberse mostrado amistoso con Fidel Castro en una entrevista hace años”.

Cuando Ros-Lehtinen, la principal moderada republicana en asuntos sociales en el Congreso y crítica del presidente Donald Trump, anunció su retiro hace casi un año, el escaño quedó abierto de inmediato a los demócratas. Hillary Clinton derrotó a Donald Trump por más de 19 puntos porcentuales en ese distrito, que abarca Miami Beach, la mayor parte de Miami, Kendall y partes de zonas costeras del sur de Dade.

En las 23 veces desde 1994 que tanto republicanos como demócratas se han visto en esta situación —que un representante titular no se postula a la reelección en un distrito ganado por el candidato presidencial del partido opositor dos años antes— el candidato del partido del titular no logrado conseguir el escaño. Esto significa que, en este caso, el escaño de Ros-Lehtinen iría a parar a manos demócratas.

Primaria demócrata

La primaria demócrata ha sido definida por Shalala, quien se incorporó a la carrera en marzo. La ex presidenta de la Universidad de Miami y secretaria de Salud y Servicios Humanos durante la presidencia de Bill Clinton, tiene el reconocimiento de nombre necesario pero enfrenta un reto de la izquierda, notablemente del representante estatal David Richardson y de Matt Haggman, ex director de la Fundación Knight.

Haggman y Richardson estuvieron entre los primeros candidatos al Congreso que apoyaron la abolición del ICE y los dos quieren implementar un seguro médico universal, una postura defendida por Bernie Sanders durante las elecciones presidenciales del 2016 y que costaría $32 billones, aunque sus defensores alegan que el gasto general en servicios médicos se reduciría ligeramente. Shalala quiere reformar el ICE en vez de abolirlo y dice que su principal prioridad en materia de servicios médicos sería defender Obamacare, con la posibilidad de tratar de implementar un sistema universal de salud en el futuro.

Richardson y Haggman han recaudado dinero suficiente para librar campañas de publicidad política en televisión, en un esfuerzo por contener la fuerza de Shalala. Encuestas recientes de ambas campañas muestran una carrera que se hace cada vez más cerrada, aunque Shalala sigue siendo la favorita por su nombre y la presencia de otros cuatro candidatos demócratas pudiera dividir el voto.

“Lo que es interesante es que es un escaño de inclinación demócrata y los temas más importantes para muchos electores en este distrito son los que se están debatiendo en la primaria demócrata: acceso a los servicios médicos, servicios médicos asequibles, transporte, transporte público y vivienda asequible”, dijo Christian Ulvert, asesor político demócrata que no participa en la carrera. “Lo mismo si es Donna Shalala o David Richardson, están dialogando con los electores, a diferencia de los republicanos, quienes están haciendo campaña sobre la base de temas emocionales”.

Kristen Rosen González, comisionada de Miami Beach, y Michael Hepburn, ex asesor académico de la Universidad de Miami, también participan en la primaria demócrata. Los dos candidatos ya estaban en la carrera antes que Ros-Lehtinen anunciara su retiro, aunque ninguno tiene los recursos de de Shalala, Richardson y Haggman.

Rosen González generó titulares durante su campaña al decir “ninguno de nosotros puede derrotar a Shalala” en un mensaje de texto enviado a Richardson, y su acusación de que un ex aliado político la acosó sexualmente. Hepburn, quien ha recaudado la menor cantidad de dinero entre los demócratas, es parte de un grupo de candidatos de izquierda, como Alexandria Ocasio-Cortez, una socialista que consiguió una victoria sorpresiva en Nueva York hace unos meses. Pero aunque Ocasio-Cortez ha hecho campaña por otros candidatos desde su victoria, no ha dicho nada a favor de Hepburn.

Ulvert dice que el debate político del momento en la primaria demócrata, que los republicanos esperan lleve a un nominado con un historial más liberal que criticar, es positivo para quien quiera que gane el 28 de agosto. Si los demócratas siguen hablando de los servicios médicos con los electores en el distrito con la mayor cantidad de beneficiarios de Obamacare en todo el país, el nominado se beneficiará.

“Los demócratas no pueden dar nada por descontado, de manera que cualquiera que gane la primaria tendrá que trabajar duro, pero de todas formas la narrativa y y el contraste van a ser importantes”, dijo Ulvert. “Los demócratas han empezado bien”.

Primaria republicana

La primaria republicana no puede igualar el dinero y los nombres destacados de la primaria demócrata, pero no le falta intriga. El jueves, los ocho oponentes de Salazar y dos veteranos de Bahía de Cochinos se sentaron juntos en La Fragua Restaurant para acusarla de no se dura con Fidel Castro, quien murió en el 2016.

Las críticas comenzaron cuando Stephen Marks, quien se autodescribe como un “sicario político” se incorporó a la carrera ya tarde tras prestarse a sí mismo $450,000. Marks colocó en la televisión en español un anuncio político en que se veían imágenes de Salazar llamando a Castro comandante” y “un revolucionario por excelencia”, además de una presentación en Fox News tras la muerte de Castro en que Salazar dice que los cambios en la política hacia Cuba del entonces presidente Barack Obama eran “nobles”. El anuncio dejó de transmitirse en América TeVé pero lo reanudaron después de modificarlo.

En respuesta, Salazar lanzó su propio anuncio en que se enorgullecía del apoyo del ex representante federal Lincoln Díaz-Balart, una figura bien conocida entre los exiliados anticastristas.

Más allá de eso, no se ha hablado mucho de Trump, cuya influencia ha dado forma a primarias republicanas en todo el país, incluida la carrera por la gobernación de la Florida, en que Ron DeSantis alcanzó la delantera por encima del comisionado estatal de Agricultura, Adam Putnam, después que Trump apoyó públicamente a DeSantis.

“Creo que Miami es probablemente el único lugar donde ser republicano hoy significa algo diferente que en otras partes del país”, dijo Manzano-Plaza. “No creo que hay mucho que ganar moviéndose a la derecha”.

Bruno Barreiro, comisionado del condado, es el candidato más conocido excepto Salazar, aunque su recaudación de fondos ha bajado después que se incorporó a la carrera poco después que Ros-Lehtinen anunciara su retiro. Angie Chirino, hija de conocido cantante cubano Willy Chirino, ha tratado desarrollar una campaña conservadora partidaria de Trump que hace énfasis en temas como los derechos sobre las armas de fuego, aunque tampoco ha recaudado mucho dinero. Lo mismo ocurre con Bettina Rodríguez Aguilera, ex concejal de Doral quien una vez alegó que había visitado una nave espacial acompañada de alienígenas.

El empresario Michael Ohevzion; la ex mujer de negocios y productora cinematográfica Gina Sosa; la ex asesora académica de FIU Elizabeth Adadi, y la maestra María Peiro, también aspiran a la nominación republicana, aunque ninguno parece tener suficiente dinero para financiar una campaña al Congreso.

Salazar ha mantenido la delantera en encuestas publicadas por varias campañas.

“Su mayor debilidad [de Salazar] es que los republicanos están varados en temas antiguos que no abordan lo que piensan hoy los electores”, dijo Ulvert. “Va a haber una división clara entre los candidatos que salgan en cada primaria y los demócratas que han preparado el terreno para conectarse con los electores en los temas que les interesan, mientras que los republicanos están enviando un mensaje caduco que no tendrá consecuencias en las elecciones generales”.

Republicanos de nivel nacional también tendrán que gastar dinero para defender a los representantes titulares Carlos Curbelo y Mario Díaz-Balart, y docenas de otros titulares republicanos, lo que significa que quien salga ganando en la primaria republicana tendrá menos recursos externos que el demócrata.

Distrito 26 de la Florida

TambiéMarian hay una primaria republicana y demócrata para el escaño de Curbelo, cuyo distrito abarca desde el oeste de Dade hasta Cayo Hueso. Se espera que Curbelo y la demócrata Debbie Mucarsel-Powell ganen sus primarias respectivas. La retadora de Curbelo, Souraya Faas, se presenta con frecuencia en la televisión controlada por Rusia para alabar al presidente ruso Vladimir Putin y al gobernante sirio Bashar Assad, mientras que el retador de Mucarsel-Powell, Demetries Grimes, un oficial retirado de la Marina, recientemente se presentó a un debate en el distrito congresual equivocado.

Distrito 25 de la Florida

Díaz-Balart y la retadora demócrata Mary Barzee Flores no tienen retadores en la primaria.

Distrito 24 de la Florida

La titular de este distrito, la representante demócrata Frederica Wilson, enfrenta al candidato perenne Ricardo De La Fuente, quien vive en California. No se espera que la primaria sea competitiva.

Alex Daugherty, 202-383-6049, @alextdaugherty
  Comentarios