Sur de la Florida

Mujer dijo que empuñó un fusil para ahuyentar a unos intrusos. Pero la historia no termina aquí

Lelena Sue Moses.
Lelena Sue Moses.

La mujer le dijo a los agentes de la Policía del Condado Monroe que se apoderó del fusil para asustar a los intrusos que “husmeaban por los alrededores” de su casa flotante.

Pero los hombres que piloteaban los barcos le dijeron a la Policía algo diferente.

Lelena Sue Moses, de 51 años, terminó siendo acusada de agresión con agravantes con un arma mortal sin intención de matar, según documentos judiciales.

El extraño incidente comenzó poco después de las 3 a.m. del martes en aguas de Blimp Road cerca de Cudjoe Key.

Alguien a bordo de un barco llamó a la Policía para reportar que se habían hecho disparos desde otro barco. Apenas un minuto después, otra persona llamó, dijo la Policía. “La segunda llamada la hizo alguien que solo se identificó como Moses, quien le dijo a la Policía que ella y su esposo estaban en su casa flotante anclada cerca de Blimp Road.

“Moses le dijo a un portavoz de la Policía de Monroe que ella y su esposo estaban armados y que su esposo hizo dos disparos de advertencia a dos botes que los estaban molestando”. Moses le declaró a un agente que “los dos barcos se acercaron mucho a su casa flotante”.

La mujer agregó que se sintió amenazada y “le dijo a su esposo que la alumbrara con un foco para que la vieran con el fusil”, según el reporte policial.

Fue su esposo, dijo la mujer, quien luego hizo dos disparos al aire con una pistola de 9mm. Poco después, la Policía se unió a agentes de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) para investigar lo ocurrido.

Los dueños de los barcos le dijeron a los investigadores que “nunca vieron al esposo de Moses disparar, pero sí la vieron a ella con un fusil AR en las manos”.

Ninguno de los capitanes de barco entendió por qué se hicieron los disparos ni tampoco por qué Moses los consideró una “amenaza”, dijo la Policía.

El viernes, los investigadores encontraron a Moses y a su esposo en su casa flotante en Big Pine Key. La mujer salió en libertad el sábado con una fianza de $5,000, de acuerdo con documentos judiciales.

  Comentarios