Sur de la Florida

Juez ordena liberar registros públicos sobre colapso del puente de FIU

Un video muestra desde diferentes ángulos el colapso del puente peatonal de FIU

La Universidad Internacional de Florida (FIU) grabó desde tres ángulos diferentes el puente peatonal que colapsó sobre la Calle Ocho en marzo pasado y mató a seis personas. En el video pueden verse obreros trabajando sobre la estructura.
Up Next
La Universidad Internacional de Florida (FIU) grabó desde tres ángulos diferentes el puente peatonal que colapsó sobre la Calle Ocho en marzo pasado y mató a seis personas. En el video pueden verse obreros trabajando sobre la estructura.

El Departamento de Transporte de la Florida tiene que liberar documentos públicos que puedan arrojar luz sobre el fatal colapso del puente peatonal de la Universidad Internacional de la Florida, falló un juez el martes.

En su orden, Kevin Carroll, juez estatal del Condado Leon, dijo que los documentos las leyes de la Florida considera los documentos en cuestión registros públicos y no se pueden retener debido a la investigación federal sobre el colapso del puente peatonal de la Universidad Internacional de la Florida, ocurrido el 15 de marzo y en el que perecieron seis personas. No se sabe si el Departamento de Transporte de la Florida (FDOT) apelará el fallo.

El Miami Herald demandó al FDOT en mayo después que esa agencia estatal se negó a liberar los documentos relacionados con el colapso. Los documentos solicitados por el Herald pudieran ayudar a responder si las autoridades estudiaron la posibilidad de cerrar la concurrida Tamiami Trail, la vía que corre debajo de donde estaba el puente, después que se identificaron en la estructura grietas alarmantes, y si se estudió el cierre de la vía, si alguien lo vetó.

El mortal accidente ha estado rodeado de un velo de secreto del gobierno.

Sp_IMG_PUENTE_3_1_APDN1E95_L389089759.JPG
Vista aérea del puente peatonal de FIU cuyo desplome dejó seis muertos en marzo del 2018. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

El FDOT ha dicho que no liberará los registros debido a órdenes de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB), la agencia federal que investiga el colapso del puente. La NTSB y el FDOT no han liberado ningún documento con fecha posterior al 19 de febrero. FIU y la Ciudad de Sweetwater, que participaron en el proyecto, también se han negado a liberar los registros, citando las instrucciones de la NTSB.

Poco después del colapso del puente, el FDOT entregó a la NTSB los registros solicitados por el Herald. En el tribunal, abogados del FDOT dijeron que las autoridades federales impidieron publicar la información entregada a la NTSB, lo que de hecho infringió las leyes de registros públicos de la Florida. La NTSB no se sumó al caso, aunque abogados federales presentaron una “declaración de interés” en que dijeron que la liberación de los registros podía afectar su investigación.

Pero el juez Carroll rechazó esos argumentos en su fallo del martes.

El juez dijo que los documentos solicitados por el Herald eran registros públicos cuando las autoridades estatales los entregaron a la NTSB. Además, agregó que las normas federales citadas por el FDOT no se aplicaban a los registros sobre el puente.

“Dicho de manera simple, según las leyes de la Florida, queda claro que entregar un documento [que era un registro público cuando se creó] a una agencia investigadora no modifica su condición de registro público y debió haber estado disponible para estudiarlo”, escribió el juez Carroll.

Sp_HWY18MH009-investigative-update_Page_4_Image_0001
Una regla muestra la profundidad de una grieta en el puente colapsado de FIU. Esta foto fue tomada el 13 de marzo del 2018, dos días antes que el puente colapsara, con un saldo de seis muertos. Munilla Construction Management Imagen entregada por la NTSB

El FDOT “aparentemente tiene la postura de que... tan pronto como esos registros fueron obtenidos por la NTSB se convirtieron en ‘información de una investigación’ y no pueden revelarse”, expresa el fallo. “El tribunal no concuerda con eso”.

Carroll también citó un precedente reciente que se originó en otro caso sobre registros públicos en que participaron el Herald y otras organizaciones de noticias. En ese caso, un tribunal de apelaciones de la Florida falló que los videos de vigilancia de la masacre en la escuela secundaria de Parkland tenían que liberarse aunque se hubieran entregado anteriormente a los investigadores.

El martes, el FDOT dijo que estaba “revisando la decisión del juez en coordinación” con la NTSB. Christopher O’Neil, portavoz de la NTSN, dijo que la agencia estaba “conferenciando con el Departamento de Justicia sobre los próximos pasos a tomar”.

Una apelación demoraría la liberación de los registros. Según las leyes de la Florida, el FDOT tiene 48 horas para entregar los registros o presentar una apelación.

Scott Ponce, uno de los abogados del Herald, dijo que el fallo del juez muestra “que las normas federales sencillamente no indican lo que el departamento quiere que digan”.

“El juez también reconoció el hecho de que —como falló recientemente un tribunal de apelaciones en un caso relacionado con la secundaria Marjory Stoneman Douglas— un registro público no debe ocultarse sencillamente porque se entregue posteriormente a una agencia investigativa como parte de una pesquisa posterior”, dijo Ponce.

Barbara Petersen, presidenta de la Fundación de la Primera Enmienda, dijo que el fallo “fue una declaración muy positiva e importante” para la ley de registros públicos de la Florida.

“Es una afirmación muy fuerte de que una agencia estatal no puede evitar la liberación [de registros públicos] sencillamente entregándolos a otra agencia”, dijo Petersen.

El FDOT ha sugerido anteriormente que está dispuesto a liberar los registros pero que no puede hacerlo sin la aprobación de la NTSB mientras se mantenga en calidad de “parte cooperadora” en la investigación federal.

“El FDOT mantiene su opinión de que estos registros son públicos”, dijo el portavoz Tom Yu en un comunicado emitido en mayo.

La NTSB ha alegado que su investigación puede resultar “afectada” si se revela la información.

“Una vez que se revela la dirección y el foco de la investigación, la evidencia puede desaparecer y los testigos pueden cambiar sus versiones”, escribió la fiscalía federal de la región del norte de la Florida en un documento presentado a nombre de la NTSB. “Además, una vez que la información se libera prematuramente, los participantes en la investigación enfrentan una mayor presión pública para comentar y defenderse ante los medios de prensa”.

La decisión del juez Carroll también pudiera ayudar al Herald a obtener registros de FIU, que en lo fundamental manejó el proyecto del puente, así como de Sweetwater.

En su caso contra el FDOT, el Herald ha solicitado las minutas y otros registros de una reunión sostenida la mañana del colapso del puente, a la que asistieron funcionarios de FIU y el FDOT, además de los contratistas privados que construían el puente.

En la estructura se habían detectado grandes grietas, que pueden haber sido provocadas por una falla crítica en el diseño, la reunión se convocó para discutir esas grietas.

Al no tener a mano esos documentos, es imposible determinar con qué grado de seriedad los participantes tomaron las grietas como un peligro de seguridad y si alguien alegó que debía cerrarse el tramo de Tamiami Trail que pasa por debajo de donde estaba el puente.

La vía permaneció abierta y cinco conductores, así como un trabajador, perdieron la vida cuando el puente se desplomó horas después de la reunión.

Nicholas Nehamas: 305-376-3745, @NickNehamas
  Comentarios