Sur de la Florida

Acusan a propietario de estudio de Jui Jitsu de Broward de abusar de tres adolescentes

Joao Da Silva, propietario de Raiva Brazilian Jiu Jitsu, localizado en el 8234 State Road 84, fue arrestado por la Policía de Davie el martes.
Joao Da Silva, propietario de Raiva Brazilian Jiu Jitsu, localizado en el 8234 State Road 84, fue arrestado por la Policía de Davie el martes. Cortesía CBS4

La policía arrestó el martes al dueño de un estudio de Jiu-Jitsu del Condado Broward y lo acusó de abuso lascivo después que, según los detectives, le tocó los senos a por lo menos tres adolescentes que asistían a las clases.

Joao Da Silva, propietario de Raiva Brazilian Jiu Jitsu, localizado en el 8234 State Road 84, fue llevado esposado al Departamento de Policía de Davie el martes por la tarde.

Da Silva, de 34 años, mantuvo la cabeza baja y no quiso hablar con los reporteros. De acuerdo con el reporte del arresto de Da Silva, la policía fue notificada en junio de los presuntos abusos.

“En los últimos tres años tres víctimas cuyas edades son 17, 15 y 13 años, respectivamente, sufrieron ataques lascivos por parte de un maestro Jiu Jitsu brasileño”, escribió un detective en el informe policial. La detective de Davie Vivian Gallinal le dijo a la prensa que Da Silva “tocó de forma inapropiada a las menores”. “No fue algo accidental ni durante las clases”, dijo Gallinal.

El incidente que tuvo que ver con la chica de 17 años, dijo Gallinal, ocurrió en Hollywood. Los otros dos sucedieron en Davie.

La chica de 13 años le declaró a los detectives que llevaba asistiendo a la escuela desde hacía tres años. Dijo que Da Silva “le tocó los senos… por debajo del sostén, y le tocó directamente la piel”. La jovencita dijo que Da Silva hizo esto unas tres veces a la semana desde que ella tenía 10 años.

“La adolescente # 1 declaró que los pezones le dolieron el resto del día tras uno de los incidentes”, escribió la detective.

Por su parte, la muchacha de 15 años debió enfrentar una historia similar. La adolescente le dijo a los detectives que asistía al estudio desde hacía tres años y estaba en la misma clase. Le declaró a la policía que dos semanas atrás Da Silva “le tocó los senos por debajo del sostén”. “Movió la mano y manipuló los dedos”, escribió Gallinal.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga algún tipo de información sobre el caso que llame a Crime Stoppers del Condado Broward al 954-493-TIPS (8477).

CBS4, asociado noticioso del Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

  Comentarios