Sur de la Florida

Dueños de clínica en Hialeah se declaran culpables de venta ilegal de oxicodona

Tres personas, entre ellos los dueños de una clínica para el dolor en Hialeah, en el condado Miami-Dade, se declararon culpables de distribuir ilegalmente miles de píldoras de oxicodona, informó el martes la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

David Bosch, de 46 años, y Tania Sánchez, de 47, propietarios de East Medical Office Inc. y Odalys Abreu, de 45, quien reclutaba pacientes, realizaron prescripciones falsas e innecesarias de al menos 7,500 tabletas de oxicodona, precisó la Fiscalía.

Los tres se declararon el martes culpables de un cargo de “conspiración para distribuir sustancias controladas” ante el juez John O’Sullivan y serán sentenciados el próximo 7 de noviembre.

Ledif Acanda Machado, de 39 años, otro de los acusados, está prófugo.

Bosch y Sánchez pagaban a un médico 125 dólares por cada receta oxicodona que prescribiera sin que la medicina fuera necesaria.

Sánchez se encargó de la documentación médica fraudulenta para los supuestos pacientes, según la demanda.

Florida, donde han proliferado las “fábricas de pastillas”, como son llamadas estas fachadas para la distribución ilícita de medicinas, lideró en 2010 como el estado con mayor desvío de medicamentos recetados, lo que resultó en siete floridanos muriendo a diario, según la Fiscalía.

  Comentarios