Sur de la Florida

Llegó a Miami con miles de píldoras de calcio, y no para fortalecer los huesos. Terminó en la cárcel

TNS File

Los traficantes de drogas siguen buscando formas de camuflar sustancias ilícitas a través del Aeropuerto Internacional de Miami.

El 19 de julio pasado, Carlos Alberto Guevara Beltrán, de 30 años, llegó a una de las terminales del muy transitado aeropuerto del sur de la Florida en un vuelo de American Airlines procedente de Bogotá, Colombia.

Después de presentar sus documentos, Guevara fue requerido por agentes de Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para una revisión de su equipaje.

Durante la inspección, las autoridades le hallaron dentro de una de sus maleta dos frascos con cerca de 2,000 píldoras. Ambos estaban marcados con la etiqueta “Calcio”.

Los agentes de CBP decidieron verificar el contenido de las píldoras y hallaron que no se trataba de cápsulas de calcio, sino de oxicodona, un opioide que se utiliza para aliviar el dolor y que es catalogado en Estados Unidos como una sustancia controlada cuya posesión y distribución está restringida.


El análisis reveló que las píldoras contenían 495 gramos de oxicodona y Guevara admitió que las traía desde Colombia para distribuirlas en Estados Unidos.

El hombre ahora enfrenta dos cargos en una corte federal de Miami de importación y posesión de una sustancia controlada, por los que podría ser condenado hasta 20 años de cárcel.

Guevara salió de la cárcel bajo una fianza de $100,000 y se declaró culpable de ambos cargos en una audiencia del 28 de agosto, según documentos de la corte. Por ahora se desconoce la fecha de la audiencia en la que se fijará su sentencia.


Un caso similar ocurrió a principios de este año cuando un hombre viajó desde Bogotá a Miami con un supuesto suplemento nutricional que usan los atletas, marca NO-XPlode, que en realidad contenía 520 gramos de ketamina, una droga alucinógena conocida en las calles como “Special K” o “Kit Kat”.

Michael Angelo Rodríguez Forero se declaró culpable de importación de una sustancia controlada y posesión e intento de distribuir una sustancia controlada y fue condenado a tres años de libertad condicional.

Siga a Catalina Ruiz Parra en Twitter: @catalinaruiz.
  Comentarios