Sur de la Florida

La mujer quería terminar la relación. La novia rechazada la amenazó con un hacha

Jeanette Alexandra Suárez.
Jeanette Alexandra Suárez.

La Policía arrestó a una mujer de 25 años de los Cayos, después que según dijo un portavoz del departamento, golpeó en la cara a su ex novia, luego se apoderó de un hacha de 12 pulgadas de largo y la amenazó con atacarla.

Jeanette Alexandra Suárez, vecina de Marathon, solo dañó una cañería del alcantarillado y la luz posterior de la furgoneta de su ex pareja, apuntó la Policía. Sin embargo, terminó siendo acusada de un cargo de agresión con agravantes con un arma mortal —un delito grave—, además de daños delictivos a la propiedad y de agresión, ambos cargos delitos menores.

Las mujeres tenían una relación sentimental desde hacía tres meses y vivían juntas, según el reporte del arresto.

Suárez se enfureció tanto de que su novia —que se preparaba para ir a trabajar— quisiera terminar el romance, que se tornó violenta y comenzó a gritar, destruyendo cosas en la cocina y luego lanzándole utensilios a la mujer, dijo la Policía.

La novia no perdió mucho tiempo y llamó a la Policía y entonces Suárez le pegó por haber hecho la llamada.

Poco después, Suárez le dijo a la Policía que no quería que sus dos hijos, que estaban en la casa en el momento de la pelea, tuvieran “que lidiar con el problema”, escribió uno de los agentes que estuvieron en la vivienda.

Cuando su novia hablaba por teléfono con un operador del 911 afuera de la casa, Suárez entró a la casa y salió blandiendo el hacha.

Los patrulleros tuvieron que sacar a Suárez de encima de la mujer cuando el miércoles, a alrededor de las 9:45 a.m., llegaron a la casa, ubicada en la calle 42. Suárez amenazaba con golpear con el hacha a su novia de 46 años, que se encontraba a unos dos o tres pies de distancia, le dijo la mujer a los patrulleros.

La mujer declaró posterioremente que Suárez no se le acercó con el hacha.

Suárez fue llevada al Centro de Detención de Stock Island donde el miércoles por la noche permanecía sin derecho a fianza. Las dos mujeres se negaron a recibir tratamiento médico.

La Policía llamó al Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF), que inició una investigación sobre lo ocurrido.

  Comentarios