Sur de la Florida

Dos jugadores de football de FIU resultan baleados en Opa-locka

Anthony Jones y Mershawn Miller.
Anthony Jones y Mershawn Miller.

Dos jugadores de football de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) que visitaban a un amigo en Opa-locka fueron baleados y heridos el jueves por la tarde en lo que, según dijo la policía, fue un ataque a tiros desde un automóvil en marcha.

Los futbolistas, el destacado running back Anthony Jones y el prometedor novato defensa ofensivo Mershawn Miller, fueron llevados al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial. Jones debió ser aerotransportado tras recibir dos balazos en la cara y en la espalda, pero las heridas que sufrió no parecen amenazarle la vida, dijo James Dobson, jefe de la policía de Opa-locka.

Por su parte, Miller fue trasladado en ambulancia después que resultó herido en un brazo. Desde entonces, ya fue dado de alta del hospital. El tiroteo tuvo lugar aproximadamente a las 2:30 p.m., afuera de una casa ubicada en el 2400 NW 140 Street. “Alguien pasó en un auto y les disparó desde el vehículo”, dijo Dobson.

Dobson señaló que la policía está buscando un Nissan Sentra, nuevo modelo, de color gris, de cuatro puertas y sin placas. Luego Dobson agregó que, ya entrada la tarde, los detectives presentes en el hospital no habían podido hablar con las víctimas. Los dos jugadores estaban estables y conscientes, dijo Dobson.

Luego añadió que la policía también habló con vecinos del área y están buscando cualquier video de vigilancia que quizás captó algún momento del incidente. Un hombre en una silla de ruedas, que dijo ser el dueño de la casa de color azul claro donde ocurrió el ataque a tiros, declaró que ambos jugadores habían ido a visitar a su hijo.

El hombre dijo que las balas perforaron una pared de la casa y alcanzaron a un refrigerador que estaba dentro de la vivienda. Familiares de las dos víctimas dijeron que un grupo de unas cinco personas estaba afuera conversando, entre ellos el hijo del dueño de la casa, cuando el auto pasó disparando.

Al atardecer, se pudo ver a una mujer limpiando con una escoba los restos de la sangre que quedaron a la entrada de la casa y la cochera. Dos autos patrulleros de la policía de Opa-locka estuvierom un tiempo estacionados al frente de la vivienda.

En determinado momento durante la tarde, un detective con guantes oscuros quitó la tela metálica de una ventana donde una bala se incrustó en el marco. Una pequeña multitud de curiosos se congregó afuera de la casa, pero nadie habló de la balacera. Inmediatamente después del incidente, directivos de FIU dieron a conocer una breve declaración, donde dijeron que sus pensamientos y oraciones estaban con las familias.

La noticia enfureció a muchas personas a varios niveles del mundo deportivo del sur de la Florida. Ken LaVicka, narrador de radio del equipo de football de la Universidad Atlántica de la Florida (FAU), rival de FIU en el Condado Palm Beach, escribió en Twitter: “Constantemente los dos equipos nos atacamos e insultamos, pero esta noche nuestros corazones están junto a la familia de FIU. Se trata de un acto de violencia sin sentido, innecesario. Estúpido”.

Jones, que perdió la campaña de 2017 con una lesión en la rodilla, logró 88 yardas y anotó dos touchdowns en la derrota ante Indiana con que los Panthers inauguraron la temporada el sábado por la noche. “Estoy contento de estar de regreso con los muchachos”, dijo después del partido. “Los quiero a todos”.

Jones logró 805 yardas en 164 intentos en sus primeras dos temporadas con FIU después de una temporada en que integró el equipo Todos Estrellas estatal de la secundaria Central de Miami que ocupó un lugar importante a nivel nacional. Obtener los servicios de Jones, un jugador muy apreciado a nivel de secundarias nacionales, se consideró entonces un logro para los Panthers.

Jones y el ex jugador estrella de Florida State Dalvin Cook, que en la actualidad pertenece a los Minnesota Vikings, crecieron juntos. Aunque Cook es mayor que Jones y estuvo en Central antes que Jones, es el sobrino de Jones. Miller, recluta con calificación de tres estrellas de Central que no jugó la temporada pasada, participó en su primer juego el sábado.

  Comentarios