Sur de la Florida

Ex empleado de la ciudad de Miami olvidó enviar crucial correo electrónico. Pero lo que hizo después fue un delito

El ex Director de Desarrollo de la Autoridad de Estacionamiento de Miami, Rolando Tápanes, escucha la queja de un residente en una sesión de preguntas y respuestas en 2012.
El ex Director de Desarrollo de la Autoridad de Estacionamiento de Miami, Rolando Tápanes, escucha la queja de un residente en una sesión de preguntas y respuestas en 2012. Miami Herald

Rolando Tápanes, ex administrator de la Autoridad de Estacionamientos de Miami se equivocó cuando no envió un importante correo electrónico. Sin embargo, eso no fue lo que lo metió en problemas con la ley.

Su delito fue tratar de ocultar su rastro al crear un correo electrónico con fechas pasadas.

Según los fiscales del caso, Tápanes, de 51 años, cometió un delito grave de conducta impropia oficial cuando en 2016 le indicó a su personal tecnológico que alterara la fecha de un correo electrónico crucial que formaba parte de un proyecto de construcción.

Esta semana, Tápanes aceptó un acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía, aceptó cumplir dos años de libertad condicional y devolver $50,000.

Bajo las leyes de la Florida, los correos electrónicos de la ciudad son archivos públicos y cualquier intento de ocultarlos, alterarlos o esconderlos se considera algo ilegal. “Mi cliente aprendió una lección de una forma muy dura”, dijo Michael Band, abogado de Tápanes. “Terminó reconociendo su participación, su culpa y ahora quiere seguir adelante con su vida”.

La Autoridad de Estacionamientos de Miami es una agencia del gobierno que administra y cobra pagos de los estacionamientos municipales que hay por toda la ciudad. Tápanes era el director de planificación de la agencia.

Hace dos años, la Autoridad de Estacionamientos seleccionó a un urbanista para que construyera un edificio en una propiedad que pertenece a la agencia. Se suponía que Tápanes debía mandar una importante notificación por correo electrónico al perdedor, el urbanista Moishe Mana, pero no lo hizo.

La compañía de Mana después demandó a la ciudad, tras argumentar que la competencia por la edificación del proyecto estuvo amañada.

Fue durante ese litigio que las autoridades descubrieron que Tápanes le dio órdenes a un empleado de alterar la fecha de sus correos electrónicos.

Un análisis forense de los correos electrónicos reveló el complot. Tápanes también mintió cuando se le interrogó como parte de la demanda civil, aunque después dijo la verdad.

El Grupo Especial Anticorrupción Pública del Condado Miami-Dade, sin embargo, inició una investigación después que el Miami Herald publicó un artículo sobre la renuncia de Tápanes en agosto de 2016.

Tápanes ha estado desempleado desde que dimitió, de acuerdo con su abogado. Si Tápanes completa su perído de libertad condicional, podrá ser elegible a que sus antecedentes se sellen.

  Comentarios