Sur de la Florida

Video del arresto de sacerdotes acusados de presunta práctica de sexo oral en un carro en Miami Beach

Telemundo 51 divulgó un video grabado por un testigo que presenció la escena de los sacerdotes practicándose sexo oral en Miami Beach.
Telemundo 51 divulgó un video grabado por un testigo que presenció la escena de los sacerdotes practicándose sexo oral en Miami Beach.

No para el escándalo de Edwin Giraldo-Cortez y Diego Berrío, los sacerdotes católicos que fueron encontrados presuntamente practicando sexo oral en la avenida Ocean Drive, en Miami Beach.

En la nocue del jueves fue revelado un video grabado por un testigo del momento en que una agente de la Policía de Miami Beach abordó un vehículo Volswagen negro, en el que fueron hallados ambos hombres en la tarde del pasado martes.

En la grabación, divulgada por Telemundo 51 y tomada desde un edificio cercano, quedó captado el momento en que la policía se acerca primero a la ventana del copiloto y luego toca la ventana del conductor.

En ese instante Giraldo-Cortez, de 30 años, estaba en el asiento del chofer y tenía sus genitales expuestos mientras Berrio le practicaba sexo oral, según el reporte de la Policía.

Los sacerdotes fueron arrestados y ese mismo día se presentaron ante una corte de fianzas de Miami, tras ser acusados de comportamiento lascivo.

Giraldo-Cortez, que pagó una fianza de $250, enfrenta además otro cargo por exposición indecente. La fianza de Berrío fue de $500.

Ambos fueron apartados de sus facultades como sacerdotes tras el arresto. Berrío, de 39 años, era parte de la Misión San Juan Diego en Arlington Heights, Illinois, mientras que Giraldo-Cortez pertenecía a la Diócesis de Soacha, Colombia, y ejerció en agosto como sacerdote externo en la parroquia Saint Aloysius, Chicago.

Según Telemundo, Giraldo tenía previsto regresar a Colombia el pasado miércoles.

La policía de Miami Beach arrestó a Diego Berrio y Edwin Giraldo-Cortez, un par de sacerdotes de una rectoría de Arlington Heights, IL, por su comportamiento obsceno y lascivo en Ocean Drive de South Beach el lunes por la tarde.

El cardenal de Chicago, Blase J. Cupich, publicó un comunicado en el que lamentó la “difícil noticia”, y señaló que la parroquia tiene la “responsabilidad de garantizar que aquellos que sirven sean aptos para el ministerio”.

Algunos feligreses de la Misión San Juan Diego expresaron su respaldo en Facebook a ambos sacerdotes, pero otros condenaron la conducta.

“Mis oraciones por ellos”, dijo Yami Martínez. Por su parte, Nancy Venegas comentó: “Que asco... Dios los perdone...”.

“Los escándalos sexuales se deben acabar ya. Que se arrepientan, que sean perdonados. Que no dañen a otros, a la iglesia y a sí mismos”, escribió Laura Palacio en el perfil en Facebook de la Diócesis de Soacha.

Hace solo tres semanas, el padre Diego Berrío ofició una misa que fue transmitida por Facebook por la Misión San Juan Diego en la que condenó las mentiras.

“Una persona que se alimenta de Jesucristo incluso siente tristeza cuando dice malas palabras, habla siempre con la verdad, jamás con las mentiras. Porque cuando dice mentiras se siente mal, pésimo, porque está faltándole al señor y siente que algo muy sagrado está perdiendo en su vida”, dijo durante una misa compartida en Facebook.

Siga a Catalina Ruiz Parra en Twitter: @catalinaruiz.
  Comentarios