El auge de compartir información en las redes sociales está haciendo que incluso niños de tan sólo dos años tengan un historial digital tan extenso en el internet que criminales ya podrían estar usando estos datos.
El auge de compartir información en las redes sociales está haciendo que incluso niños de tan sólo dos años tengan un historial digital tan extenso en el internet que criminales ya podrían estar usando estos datos. Paul Sakuma AP
El auge de compartir información en las redes sociales está haciendo que incluso niños de tan sólo dos años tengan un historial digital tan extenso en el internet que criminales ya podrían estar usando estos datos. Paul Sakuma AP