Sur de la Florida

Pasajera de Uber vive pesadilla en Florida. Saltó por la ventana para salvarse

FILE- In this June 6, 2018, file photo Uber driver Joshua Oh drives in Honolulu. Uber has created a feature on its app to reach out to passengers and drivers if it detects an accident or unplanned stop. Drivers will also have access to a hands-free feature to pick up passengers without touching their phones, and they will no longer see data detailing where they retrieved passengers in the past. (AP Photo/Caleb Jones, File)
FILE- In this June 6, 2018, file photo Uber driver Joshua Oh drives in Honolulu. Uber has created a feature on its app to reach out to passengers and drivers if it detects an accident or unplanned stop. Drivers will also have access to a hands-free feature to pick up passengers without touching their phones, and they will no longer see data detailing where they retrieved passengers in the past. (AP Photo/Caleb Jones, File) AP

A quién no se le ha ocurrido pensar en lo peor cuando toma un Uber en la madrugada, especialmente a las mujeres que viajan solas.

Y normalmente no pasa nada, sino que el pasajero recibe un servicio bueno, cortés y económico.


Pero las pesadillas sí pasan de vez en cuando, y cuando suceden, son aterradoras, como da testimonio Brooke Adkins, una usuaria de Uber de 19 años que fue secuestrada por su conductora en la capital de Florida, Tallahassee, informó la Policía.

“Esta noche me di cuenta de que ser secuestrado por un conductor de Uber es 100% real”, escribió Adkins al publicar fotos de sus heridas en las redes sociales.

Habían transcurrido casi 25 minutos después de la hora en que supuestamente la adolescente debía bajar del vehículo del servicio de transporte compartido. Había salido de juerga esa noche con las amigas y la estudiante universitaria estaba lista para regresar a casa pasadas las 3 a.m., según las autoridades.


En el camino le pidió a la conductora Destiny Green que la dejara en otro complejo de apartamentos cercano a su recinto universitario, la Universidad Estatal de Florida. A medida que se acercaban, dijo Adkins, la conductora comenzó a hacerle pedidos “extraños”, recoge en una crónica Tampa Bay Times.

De acuerdo con el acta judicial citada por este medio, pasajera y chofer manejaron por la zona escuchando música. Un agente policial del centro de estudios hizo que el vehículo parara para una inspección, pero le permitió seguir su camino.

Incómoda ante la situación, en cada parada de semáforo la usuaria de Uber le pidió que la dejara bajar, sin embargo, Green bloqueó las puertas, diciéndole que no podía salir hasta que la llevara al hospital, narró la víctima a la Policía de Tallahassee.

Pero la adolescente nunca había pedido que la llevara a un hospital. Ahora temía por su vida y estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por salvarse.


Bajó la ventanilla y dejó presionado el botón para evitar que su secuestradora la cerrara. Pese a que el vehículo estaba en movimiento, sorprendentemente saltó al pavimento y corrió al estacionamiento de una farmacia donde permaneció acompañada hasta que llegaran los agentes, apunta el acta judicial.

La joven universitaria sufrió heridas leves y quedó ensangrentada en las rodillas, los pies y las manos.


Un vocero de Uber dijo a BuzzFeed News que el hecho es “preocupante” e indicó que el acceso de la conductora a la aplicación ha sido eliminado, con lo cual no ya puede prestar los servicios de la compañía.

Green, de 30 años, fue arrestada esta semana e imputada por secuestro para cometer un delito grave y detención ilegal. Se encuentra en la Cárcel del Condado Leon, donde su fianza se cifró en $7,500, informó el canal WTXL, afiliado a la cadena ABC.

“Estoy tan agradecida de haber salido bien, pero saltar por la ventanilla de un auto en movimiento y correr en busca de ayuda tiene que ser lo más aterrador que he pasado. Quiero que las chicas se den cuenta de que esto sucede y de que estén a salvo, siempre”, agregó la víctima en su cuenta de Twitter.

Siga a Daniel Shoer Roth en Facebook y en Twitter @DanielShoerRoth.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios