Sur de la Florida

Encuesta: María Elvira Salazar aventaja ligeramente a Donna Shalala

Donna Shalala, María Elvira Salazar.
Donna Shalala, María Elvira Salazar. Archivo

Donna Shalala parece estar en problemas.

Shalala, la demócrata postulada por un distrito legislativo que el presidente Donald Trump perdió por casi 20 puntos en el 2016, va por detrás de la periodista republicana de televisión María Elvira Salazar por 2 puntos porcentuales en una encuesta de Mason Dixon-Telemundo. El margen de error de la encuesta independiente es 4 puntos porcentuales e incluyó a un candidato independiente que apoya a Trump y que pudo restarle votos a Salazar.

El historial particular de Salazar’ como periodista en un partido dominado por Trump y su atractivo entre electores de habla hispana y mayores ha permitido al Partido Republicano mantenerse en la batalla. Una de las candidatas con más experiencia, ganó una primaria demócrata competitiva por menos de 5 puntos porcentuales y ha enfrentado críticas de demócratas liberales y republicanos por igual por el tiempo que presidió la Universidad de Miami, cuando personal de limpieza de los recintos se declararon en huelga por los bajos salarios y la universidad adquirió el Cedars Medical Center.

“Las cifras lucen muy bien, excelente”, dijo José Luis Castillo, gerente de la campaña de Salazar. “Ella está centrada en la creación de empleos, los servicios médicos, el medioambiente y la educación. Esas cifras reflejan que su mensaje, sus ideas y su visión siguen llegando a los electores del Distrito 27”.

La encuesta entre 625 electores inscritos se realizó entre el 1 y el 6 de octubre, antes que Shalala comenzara a trasmitir un anuncio de televisión que intenta vincular a su contrincante republicana con Trump. El 43 por ciento de los que respondieron la encuesta aprueban la gestión de Trump, mientras que 46 por ciento la desaprueba, según la encuesta. Según el muestreo, 42 por ciento de los electores apoya a Shalala mientras el 44 por ciento apoya a Salazar, y el 13 por ciento se mostró indeciso.

“En nuestra opinión, la encuesta de Mason-Dixon es una excepción”, dijo Mike Hernández, portavoz de Shalala. “Eso no encaja en nuestras encuestas internas en términos tanto de cuál será el electorado o la intención de los electores”.

La campaña de Shalala señaló que el índice de aprobación de Trump en el distrito cubierto por la encuesta es mucho más elevado que lo esperado y que una encuesta de Mason Dixon del 2012 patrocinada por el Miami Herald mostró a Barack Obama ganando Miami-Dade por 9 puntos, cuando en realidad terminó ganando el condado por 24 puntos.

“Para nuestra campaña es difícil aceptar que este es el único distrito legislativo del país en que la popularidad de Trump ha aumentado significativamente”, dijo Hernández.

La candidata independiente Mayra Joli recibió un apoyo de solamente 1 por ciento en la encuesta, algo que vale la pena señalar porque se ha presentado como candidata partidaria de Trump en una carrera en que la candidata republicana está tratando de presentarse como independiente del presidente.

A medida que aumentan las evidencias de que la carrera se hace más cerrada —y que Shalala es la que se queda atrás— la campaña de la demócrata ha tratado de presentar la elección como una opción de calificaciones, y que Shalala tiene muchas calificaciones.

Pero en lo que pudiera ser su primera y posiblemente única posibilidad de diferenciarse, Shalala parece haber hecho poco para presionar a Salazar.

Las tres candidatas se enfrentaron por primera vez el miércoles por la noche en debate grabado que se trasmitirá el sábado a la 1 de la tarde por Telemundo 51. La estación entregó el jueves la transcripción del debate.

Después de pasar toda su carrera en los medios en español y frente a las cámaras, Salazar pareció comportarse en el debate, que duró una hora, como si estuviera en su casa. La candidata republicana defendió un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, criticó las fallas del Obamacare (en el distrito con más beneficiarios inscritos en todo el país) y alabó la economía, todo ello entre críticas al historial de Shalala.

Cuando Shalala criticó los aplausos de Salazar a la economía pidiendo sueldos más elevados y mencionando los problemas que enfrentan los empleados sindicalizados en el Aeropuerto Internacional de Miami, Salazar trajo a colación la huelga de hambre del personal de limpieza para pedir aumentos de sueldo a un contratista universitario, cuando Shalala presidía la Universidad de Miami. Y en materia de calificaciones, Salazar tomó la ofensiva destacando el papel de Shalala en la compra del Cedars Medical Center por parte de UM, una decisión criticada por su alto costo y la consecuencia de colocar a la universidad en una posición de competencia con el Hospital Jackson Memorial, que es público..

“De manera que ese tipo de liderazgo, ese tipo de iniciativa, no es lo que necesitamos para que nos represente en Washington”, dijo Salazar, quien presionó sutilmente sobre el hecho de que Shalala dormía en la mansión de la presidencia de UM y tenía cuatro camas para su perra, Sweetie, mientras el personal de limpieza estaba en huelga de hambre.

Shalala, cuyas palabras se interpretarán para los que vean el programa en español, insistió en que tanto el hospital de UM como el Jackson están en buenas condiciones, y que el sindicato detrás de la huelga de hambre del personal de limpieza apoya su campaña. Pero para ese punto, Shalala era la que estaba defendiendo sus calificaciones, no Salazar.

Es posible que la presencia de Joli afectara la capacidad de riposta de Shalala. Pero la candidata demócrata pareció tratar el debate como si fuera la favorita, aunque no lo sea. En ningún momento cedió ante Salazar ni intentó sorprenderla, e hizo poco por tratar de compararse con su oponente republicana o socavar la plataforma de la ex periodista. En un momento, Shalala se refirió a sí misma en tercera persona.

“Tengo raíces profundas en esta comunidad y adoro Miami. Pero lo que define a Miami es su gente. He educado a miles de estudiantes de esta comunidad”, dijo. “Y cada uno de esos alumnos puede decirle que Donna Shalala se preocupa por ellos”.

No está claro si Shalala y Salazar sostendrán un debate en inglés, o siquiera si volverán a debatir. La semana pasada las dos campañas tuvieron desacuerdos sobre la fecha del debate y la campaña de Salazar ha aceptado un debate en inglés para el 28 de octubre, después del comienzo de la votación adelantada.

La campaña de Shalala, que anunció que ha recaudado más de $1 millón en el último trimestre, muy probablemente mantendrá un ritmo de recaudación capaz de sustentar una campaña de publicidad en televisión hasta el 6 de noviembre. Hillary Clinton, quien es amiga estrecha de Shalala, participará en una actividad de recaudación de fondos para la candidata demócrata en Miami el 24 de octubre.

La campaña de Salazar no ha dado a conocer cifras de recaudación de fondos, pero indicó que la entrada de fondos ha sido “constante y va en aumento”.

El senador demócrata Bill Nelson también tiene una ventaja de 4 puntos porcentuales sobre el gobernador Rick Scott en la carrera por el escaño de Nelson en el Senado federal, mientras que el candidato demócrata a la gobernación de la Florida, Andrew Gillum, tiene una ventaja de 4 puntos porcentuales sobre el republicano Ron DeSantis. Los resultados de la encuesta corresponden solamente al Distrito 27 del Congreso, que abarca partes de Miami Beach, Kendall, el downtown de Miami y La Pequeña Habana, un distrito que tiene una mayor inclinación demócrata que el estado como un todo.

Alex Daugherty, @alextdaugherty, 202-383-6049
  Comentarios