Sur de la Florida

Cuatro tiburones pronosticarán los resultados de las elecciones en Florida

Un tiburón Mako.
Un tiburón Mako. Nova Southeastern University.

Cuatro tiburones de la especie Mako pronosticarán quién será el próximo gobernador de Florida y el nuevo senador por el estado en el Congreso de EEUU en las elecciones de noviembre próximo, emulando a otros animales utilizados en diversos países como oráculos.

Los investigadores del Instituto de Investigación Guy Harvey (GHRI) de Nova Southeastern University (NSU) de Florida anunciaron este martes que los escualos de lo que llamaron una “Shark Race” para la gobernación se llaman “Tiburón DeSantis” en representación del candidato republicano Ron DeSantis y “Tiburón Gillum” por el demócrata Andrew Gillum.

Un turista pasó el susto de su vida en Marathon, en los Cayos de la Florida, cuando un tiburón nodriza lo mordió en el estómago el 2 de septiembre del 2017 y se negó a soltarlo por más de media hora.

En la “Shark Race” para el senado los pronosticadores serán “Tiburón Nelson” por el candidato demócrata Bill Nelson y “Tiburón Scott” por el republicano Rick Scott.

“Una vez más nos dirigimos a nuestros tiburones por su sabiduría y experiencia. Los tiburones hicieron un buen trabajo hace dos años, así que veamos cómo lo hacen este año”, dijo Richard Dodge, decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanografía Halmos de NSU, que alberga el GHRI .

Los tiburones pronosticaron correctamente quién sería el presidente de Estados Unidos en la “Shark Race” para la Casa Blanca en el 2016 .

“Lo que hace que este proyecto sea excelente es que los votantes, de hecho, cualquiera en todo el mundo, pueden seguir en línea en tiempo real a los tiburones etiquetados, dijeron los investigadores.

Este sitio web de edición especial permite a los visitantes ver a dónde han viajado los escualos, a qué distancia han viajado y más.

Las reglas de la carrera son muy simples: cada tiburón tiene una etiqueta de satélite pegada a su aleta dorsal (similar a un pendiente). Estas etiquetas mandan una señal a un satélite cada vez que las aletas se ven en la superficie del océano, lo que permite a los investigadores seguir a los tiburones en el océano Atlántico.

La carrera de tiburones comenzó el 16 de octubre y finalizará el 3 de noviembre. Los investigadores determinarán qué tiburón en cada carrera registró la mayor cantidad de millas, y esos tiburones serán los “ganadores” y, por lo tanto, predecirán quién se instalará en la mansión del Gobernador de la Florida y quién irá al Senado federal.


Las personas también pueden compartir el desarrollo de la carrera en las redes sociales mediante la etiqueta #makoprediction.

Siguiendo los pasos de sus compañeros del 2016, estos tiburones son los últimos pronosticadores de animales para analizar un tema de importancia estatal y nacional, según los investigadores del GHRI.

Se unen a las filas de Punxsutawney Phil, la famosa marmota que informa anualmente cuánto durará el invierno y el pulpo Paul, el sabio del fútbol que, en 2010, predijo el ganador de la Copa del Mundo.


Si bien esta es una forma divertida y alegre de ver las elecciones, la investigación detrás de este proyecto es muy seria.

Dodge dijo que los investigadores del GHRI de la NSU han estado marcando y estudiando varias especies de tiburones durante muchos años con el objetivo de recopilar la mayor cantidad de datos posibles para que los responsables de la toma de decisiones los ayuden a proteger a estos escualos para las generaciones venideras.

Además, el Centro de Investigación Save Our Seas Shark de NSU y los científicos del GHRI están llevando a cabo investigaciones avanzadas sobre el genoma del ADN de los tiburones para comprender sus extraordinarios sistemas inmunológicos, incluida la rápida curación de heridas y la aparente mayor resistencia a algunos tipos de cáncer.

El objetivo es que algún día estos descubrimientos puedan tener aplicaciones para mejorar la medicina en humanos.


Si bien esta campaña de rastreo de tiburones suena relativamente fácil, no lo es. Hay algunas variables que pueden entrar en juego.

Primero, no hay forma de garantizar que los tiburones marcados registrarán una cantidad significativa de millas. Mientras fueron capturados, etiquetados y liberados en la misma vecindad, los tiburones, como los humanos, tienden a seguir su propio camino.

“Algunos tiburones han recorrido muchos kilómetros, aventurándonos en aguas internacionales, mientras que otros han abrazado la costa”, dijo Mahmood Shivji, Ph.D., director del GHRI.

Algo más que puede afectar este proyecto: los tiburones no tienen ninguna protección especial solo porque han sido etiquetados por investigadores de NSU, están expuestos a los peligros de su hábitat natural.

“Hemos perdido más del 30 por ciento de los tiburones que hemos marcado desde que comenzamos. Ilustra lo que estos animales enfrentan en la naturaleza. De hecho, nuestros estudios de rastreo han demostrado que los tiburones Mako en el Atlántico norte occidental están siendo sobreexplotados”, dijo el científico.

Y si eso no fue suficiente para preocuparse, Shivji dijo que también existe la posibilidad de que una etiqueta de satélite simplemente deje de funcionar y pierdan contacto con uno o más de los tiburones.

“Esperemos que ninguna de estas cosas suceda, y los cuatro tiburones marcados llegarán al final de las carreras intermedias y más allá, y seguirán proporcionando a los científicos de NSU datos vitales para su investigación”, destacó.

Shivji indicó que en todo el mundo se está matando a los tiburones en números inimaginables, según algunas estimaciones hasta 100 millones de tiburones por año.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios