Sur de la Florida

Hallan muerto a hombre de los Cayos de la Florida. Llevaba puesto equipo de buceo

La Guardia Costera de los Estados Unidos encontró el cuerpo de un hombre que había desaparecido cerca de Stock Island.
La Guardia Costera de los Estados Unidos encontró el cuerpo de un hombre que había desaparecido cerca de Stock Island. Guardia Costera de los Estados Unidos

Un hombre de 64 años se encontró muerto en aguas cercanas a Stock Island el sábado por la noche tras haber sido reportado como desaparecido durante más de 24 horas, dijeron las autoridades.

De acuerdo con la policía del Condado Monroe, el viernes por la mañana Raymond Fenton Robbins zarpó en su embarcación como solía hacer, pero no regresó antes del anochecer, algo que también hacía habitualmente. La Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) encontró su barco a alrededor de las 11 p.m. del viernes, pero Robbins no estaba a bordo.

Al otro día, la agencia, buzos de la policía y el Servicio Guardacostas salieron a buscar a Robbins. El sábado por la noche, la tripulación de un escampavías del Servicio Guardacostas halló el cadáver de Robbins en aguas cerca de Stock Island. Llevaba puesto un equipo de buceo.

Por el momento, las autoridades no han dado a conocer una causa de muerte. “Nos entristece profundamente cuando no podemos salvarle la vida a una persona después de haberla buscado sin descanso”, dijo el primer oficial Ryan Andzelik, portavoz del Servicio Guardacostas en una declaración a la prensa. “Siempre que salimos a buscar a alguien que desaparece en el mar, esperamos encontrarlo vivo para devolverlo sano y salvo a sus amigos y su familia”.

Aún están pendientes una autopsia y una investigación de lo ocurrido, dijo la policía. Robbins es la segunda persona que se descubre muerta en el agua a solo días de diferencia con otro hallazgo.

El miércoles por la noche, Blair Gallagher, de 49 años se encontró muerto en un bote anclado en Wisteria Island, una pequeña isla sin urbanizar cerca de Key West. Gallagher, que con anterioridad vivía en Carolina del Norte, fue declarado muerto donde se halló. No se sospecha que haya ocurrido nada extraño en su muerte, dijo la policía.

  Comentarios