Sur de la Florida

Floridanos participan en elecciones centradas en la gestión de Donald Trump

Los residentes de Florida acudían este martes en la mañana a las urnas para emitir su voto en las elecciones de medio mandato en un proceso que se desarrollaba con normalidad y que es visto como un referendo a la gestión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los centros de votación abrieron a las 7 a.m. y en algunos había gran afluencia de votantes a diferencia de otros comicios realizados en el pasado.

“Desde las 7 a.m. todos los centros de votación en el Condado de Miami-Dade están abiertos. Más de 544,000 votantes ya han emitido sus votos en esta elección a través de boletas por correo o de votación anticipada”, informó el condado.

Analistas dijeron que se espera una participación elevada en unas elecciones en las que están registrados para votar más de 13 millones de floridanos, de acuerdo con cifras del Departamento de Elecciones de Florida.


Media hora antes de que abrieran las urnas en el centro electoral ubicado en la biblioteca regional de West Dade, en el condado Miami-Dade, la línea tenía más de veinte personas.

Una de esas electoras era Ida Rahman, una abogada de 36 años, que se presentó temprano con sus dos niños pequeños a cuestas, y dijo que estaba decidida a emitir su voto para el candidato demócrata a la gobernación de Florida, Andrew Gillum.

También votó que sí a la Enmienda 4 para restaurar los derechos al sufragio de las personas convictas por delitos porque esperaba que “ayude a que Florida se vuelva azul”, en referencia al color del Partido Demócrata.


Los votantes en Florida elegirán un gobernador entre el demócrata Andrew Gillum y el republicano Ron DeSantis, y un senador federal entre el demócrata Bill Nelson y el republicano Rick Scott.

También elegirán a un legislador para la Cámara de Representantes, se pronunciarán sobre contiendas legislativas estatales y 12 enmiendas constitucionales, además de varias preguntas y contiendas locales en Miami-Dade.

Los republicanos en todo el país están decididos a mantener su mayoría en el Senado, pero los demócratas aspiran a imponerse en estas elecciones.

Candidatos emiten sus votos

El aspirante demócrata a la gobernación de Florida, Andrew Gillum, acudió a votar en una iglesia de Tallahassee con sus tres hijos pequeños y su esposa.

“Estoy muy contento por el privilegio de haber votado (…) Estamos muy contentos, esta ha sido una larga travesía, 21 meses recorriendo el estado de la Forida, hablando con todo el mundo que podíamos conocer, hablando con mucha gente, incluso con aquellos que piensan que las cosas podrían no salirme bien”, declaró a periodistas tras votar.

Mientras hablaba un nutrido grupo de personas lo aplaudían y coreaban a su favor.

Destacó que de ganar se concentraría en recuperar la economía para evitar que los floridanos se vean en la necesidad de tener 3 o 4 trabajos para cubrir sus gastos.

“Hoy en Florida, el 44 por ciento de la gente dice que no tiene lo suficiente para cubrir los gastos a final de mes. Hoy 36 de los 67 condados dicen que están económicamente peor que en el 2007”, detalló.

Gillum también dijo que una victoria suya y de otros candidatos demócratas enviaría un mensaje A Trump y Desantis de que las “políticas de odio, de división y de separación están llegando a un final, por lo menos en esta elección es lo que vamos a demostrar”.

La candidata demócrata, Donna Shalala, por un escaño al Congreso por el Distrito 27 de Florida, que incluye a Miami, votó en Coral Gables y destacó que estas elecciones son críticas para el país.

“Hay tanto en juego. Los asuntos reales que afectan a las personas en el día a día y nuestra posición en el mundo”, dijo.

Shalala, cuya contrincante es la periodista republicana María Elvira Salazar, dijo que ha visto una alta participación de los jóvenes durante el proceso de votación temprana, así como en la mañana de este martes.

“Eso es algo bueno para Estados Unidos”, dijo.

Hablan los electores

Tom Harrison, un técnico retirado de Metromover de 68 años, fue el segundo en la fila en la biblioteca regional de West Dade, en Miami, no porque tuviera que ir a ningún lado, sino porque estaba emocionado de emitir su boleta roja.

Harrison dijo que planeaba votar por los candidatos republicanos Rick Scott para el Senado de Estados Unidos y por Ron Desantis para gobernador y arguyó que básicamente se “trata de mantener las cosas como van. Me gusta la forma en que van”.

En cuanto a las enmiendas manifestó que planeaba descifrarlas en la boleta sobre la marcha, pero sabía que votaría contra el republicano Carlos Curbelo en su carrera en el Congreso.

“No me gusta ese chico en absoluto. No es un republicano en absoluto. Votó con Nancy Pelosi el 80 por ciento de las veces”, dijo.

En otro recinto electoral ubicado en la biblioteca de Coral Reef se registraron problemas menores con una máquina de votación.

Un funcionario de elecciones que declinó dar su nombre informó que una máquina comenzó a rechazar boletas y la línea telefónica que permite al precinto subir los resultados al final de la noche también se dañó, pero afirmó que ya estaban procediendo a realizar las reparaciones.

En Cayo Largo no había muchas personas haciendo fila y eso se debe probablemente a que el condado Monroe estableció un récord de votación anticipada este año.

Cuando la votación anticipada terminó el sábado, el 40 por ciento de los votantes registrados en los Cayos de Florida emitieron sus votos.

La mayoría de las personas en un centro electoral ubicado en una biblioteca prefirió mantener su voto en secreto, pero los que hablaron con el Miami Herald / FlKeysNews.com dijeron que votaron a republicanos.

“Republicano. Todo”, dijo Vickie, de 66 años, quien declinó suministrar su apellido.

Explicó que sentía la necesidad de votar por el Partido Republicano después de ver a los legisladores demócratas durante las audiencias sobre el nombramiento de Brett Michael Kavanaugh a la Corte Suprema de Justicia y a activistas progresistas enfrentar a los conservadores en restaurantes y otros lugares públicos.

Tiffany Moe, de 48 años, también votó por todos los candidatos republicanos.

Moe, una peluquera, dijo que no está muy entusiasmada con el gobernador Rick Scott, pero lo prefiere para el Senado en lugar del titular demócrata Bill Nelson, y también votó por Ron DeSantis para gobernador.

Algunos votantes como Austin, un agente de bienes raíces de 27 años que se negó a dar su apellido, dijeron que los problemas como el control de armas los impulsaron a acudir a las urnas.

El periodista David Goodhue de FlKeysNews.com contribuyó con esta información



Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios