Sur de la Florida

Masiva votación en Florida. Estos son los resultados

Los residentes de Florida acudieron masivamente a las urnas este martes para votar en las elecciones de medio mandato. La participación en Miami-Dade superó el 55 por ciento en la tarde del martes, lo que constituye un récord para este Condado en una elección de este tipo.

El escaño al Senado por Florida en manos del veterano senador Bill Nelson está pendiente de un posible recuento si el margen frente al republicano Rick Scott se mantiene a menos de medio punto.

El candidato a gobernador de Florida, Ron DeSantis, con más del 49 por ciento ganó la contienda frente a su oponente demócrata, Andrew Gillum por un estrechísimo margen.

Como representante para el Distrito 23 Debbie Wasserman Schultz, demócrata, triunfó en el Distrito 23 con el más del 58 por ciento de los votos.

La también demócrata Donna Shalala ganó el Distrito 27, un baluarte republicano en manos de Ileana Ros-Lehtinen, con el 51 por ciento de los votos frente a la republicana María Elvira Salazar.

El republicano Mario Díaz-Balart triunfó en el Distrito 25 con holgada ventaja de más del 60 por ciento de los votos, mientras que Carlos Curbelo, de origen cubano y republicano, perdió frente a Debbie Mucarsel-Powell, quien se llevó más de la mitad de las boletas.

Más de 13 millones de floridanos se registraron para votar, de acuerdo con cifras del Departamento de Elecciones de Florida.

La Enmienda 1, relacionada con el aumento de la exención del impuesto a la propiedad (Homestead Property Tax Exemption) no fue aprobada por los votantes de Florida en los comicios del 6 de noviembre.

La Enmienda 2, que tiene que ver con las limitaciones a las evaluaciones de impuestos a la propiedad, fue aprobada por los electores este martes. Los floridanos también aprobaron la Enmienda 3, que les da a los votantes “el derecho exclusivo de decidir la expansión de los juegos de casino en la Florida”. También aprobaron la Enmienda 4, que permite la restauración de los derechos de voto de los ex convictos. Los floridanos también aprobaron la Enmienda 5, que establece un voto de dos tercios para imponer, autorizar o aumentar los impuestos o tarifas estatales.

La Enmienda 6, que vincula tres propuestas que crean una declaración de derechos para las víctimas de delitos y establecen nuevos requisitos para los jueces, también fue aprobada este martes.

En cuanto al Cabildeo y abuso de cargos por parte de funcionarios públicos, los votantes de Florida dijeron “sí” a la Enmienda 12, también prohibieron la perforación de petróleo y gas en altamar y los cigarrillos electrónicos aprobando la Enmienda 9.

Los votantes de Miami-Dade aprobaron en las elecciones del martes un referéndum para aumentar los impuestos a la propiedad con el fin de mejorar los salarios de los maestros y garantizar más seguridad en las escuelas.

Los votantes de la ciudad de Miami dieron luz verde también al proyecto del Miami Freedom Park, impulsado por el ex futbolista David Beckham y el empresario local Jorge Mas Santos.

Mientras tanto, Francis Suárez no será el “primer alcalde fuerte” de la ciudad.

El pinareño Pete Cabrera, de 60 años, fue reelecto el martes como concejal de Doral al imponerse en las urnas con el 51.54 por ciento de los votos.

Unas 550,000 personas votaron temprano o votaron por correo cuando se iniciaron las votaciones el martes.

La última elección de gobernador, cuando el titular Rick Scott venció a Charlie Crist en 2014, tuvo una participación del 41 por ciento en Miami-Dade.

Los centros de votación abrieron a las 7 a.m. y en algunos había gran afluencia de votantes, a diferencia de otros comicios realizados en el pasado. El lunes en la mañana la participación fue de 5,094,645, lo que representó el 38.4 por ciento del electorado que había emitido su voto mediante la votación anticipada.

En horas de la tarde la jubilada María Elena Álvarez, quien votó por Hillary Clinton y Barack Obama en elecciones anteriores, cambió su afiliación partidista este año y votó por Ron DeSantis en la contienda por el gobernador de Florida.

“Soy cubana y veo muchas inclinaciones rosadas y rojas”, dijo, refiriéndose al socialismo.

“En Estados Unidos no jugamos con ese tipo de cosas. Necesitamos preservar Estados Unidos”, agregó después de dejar el lugar de votación en Miami Beach Senior High.

Alex Lapitis, un estudiante de microbiología de 21 años de la Universidad de Miami, votó por primera vez este martes. “Quería votar la última vez, pero no sabía cómo inscribirme para votar. Nadie me lo dijo y me confundí mucho ”, dijo. Esta vez, las redes sociales lo ayudaron.

“Hubo muchos sitios web diferentes que enumeraron todas las enmiendas por lo que se me facilitó la comprensión de la redacción de todas las enmiendas”, añadió.

Andrea Canaves votó en Coral Gables High School. “Me alegro de haber hecho mi investigación sobre la boleta porque fue muy larga y complicada, especialmente si el inglés no es su primer idioma. Es como hablar con un abogado”, dijo. “Necesitan que las preguntas de la boleta sean más sencillas y fáciles de entender en lugar de dificultar las cosas para el votante”.

Canaves, una demócrata, votó por Bill Nelson, Andrew Gillum y Donna Shalala.

Más de la mitad de las personas que se presentaron en la Biblioteca de Kendale Lakes para votar han sido rechazadas y se les ha pedido que vayan a otros precintos, dejando a los votantes frustrados. Dentro del lugar de votación solo hay dos máquinas que leen la dirección del votante y entregan un recibo con la dirección de su lugar de votación correcto, lo que ralentiza las cosas. A las cinco de la tarde había alrededor de 60 personas en fila para votar.

Damarys Camejo y su madre, Rosa Rodríguez, esperaron una hora en fila para votar en la Biblioteca de Kendale Lakes pero fueron rechazadas y enviadas a votar a una escuela primaria cercana. “No vamos a votar. No vamos a votar. No después de esperar en línea aquí durante una hora”, dijo Camejo.

Una electora que votó temprano en la mañana del martes fue Ida Rahman, una abogada de 36 años que se presentó con sus dos niños pequeños a cuestas y dijo que estaba decidida a emitir su voto por el candidato demócrata a la gobernación de Florida, Andrew Gillum.

También votó que sí por la Enmienda 4 para restaurar los derechos al sufragio de las personas convictas por delitos porque esperaba que “ayude a que Florida se vuelva azul”, dijo en referencia al color del Partido Demócrata.

Los votantes en Florida elegirán un gobernador entre el demócrata Andrew Gillum y el republicano Ron DeSantis, y un senador federal entre el demócrata Bill Nelson y el republicano Rick Scott.

También elegirán un legislador para la Cámara de Representantes, se pronunciarán sobre contiendas legislativas y 12 enmiendas constitucionales estatales, además de varias preguntas y contiendas del Condado Miami-Dade.

Los republicanos en todo el país están decididos a mantener su mayoría en el Senado, pero los demócratas aspiran a imponerse en estas elecciones.

Tom Harrison, un técnico retirado del Metromover de 68 años, fue el segundo en votar en la fila en la biblioteca regional de West Dade, en Miami, no porque tuviera que ir a ningún lado, sino porque estaba emocionado de emitir su boleta roja.

Harrison dijo que planeaba votar por los candidatos republicanos Rick Scott para el Senado de Estados Unidos y por Ron Desantis para gobernador de Florida y arguyó que básicamente se “trata de mantener las cosas como van. Me gusta la forma en que van”.

En otro recinto electoral ubicado en la biblioteca de Coral Reef se registraron problemas menores con una máquina de votación.

Un funcionario de elecciones que declinó dar su nombre informó que una máquina comenzó a rechazar boletas y la línea telefónica que permite al precinto subir los resultados al final de la noche también se dañó, pero afirmó que ya estaban procediendo a realizar las reparaciones.

Otro elector, Oli Larrauri, de 42 años, salió del recinto electoral con un voto dividido.

Laurri, un republicano cuyos padres son exiliados cubanos, votó por casi todos los candidatos de su partido a excepción del puesto para el Senado. En esa contienda sufragó por el demócrata Bill Nelson, quien busca la reelección frente al republicano Rick Scott.

“No soy un gran fanático de Rick Scott. No me gusta todo lo relacionado con el tema del agua cuando se trata del Lago Okeechobee. Esa es una gran preocupación para mí”, dijo el hombre que votó por Trump en 2016.

Pero sí apoya los recortes de impuestos del Partido Republicano y las opiniones de Trump sobre la inmigración.

“Siendo un niño de inmigrantes, soy proinmigración, pero me gusta la inmigración legal”, dijo Laurrari, quien votó en el Centro Watsco de la Universidad de Miami.

En Cayo Largo no había muchas personas haciendo fila en la mañana, y eso se debe probablemente a que el Condado Monroe estableció un récord de votación anticipada este año.

Cuando la votación anticipada terminó el sábado, el 40 por ciento de los votantes registrados en los Cayos de Florida habían emitido sus votos.

La mayoría de las personas en un centro electoral ubicado en una biblioteca prefirió mantener su voto en secreto, pero los que hablaron con el Miami Herald / FlKeysNews.com dijeron que votaron por republicanos.

“Republicano. Todo”, dijo Vickie, de 66 años, quien declinó suministrar su apellido.

Explicó que sentía la necesidad de votar por el Partido Republicano después de ver a los legisladores demócratas durante las audiencias sobre el nombramiento de Brett Michael Kavanaugh a la Corte Suprema de Justicia y a activistas progresistas enfrentar a los conservadores en restaurantes y otros lugares públicos.

Tiffany Moe, de 48 años, también votó por todos los candidatos republicanos.

Moe, una peluquera, dijo que no está muy entusiasmada con el gobernador Rick Scott, pero lo prefiere para el Senado en lugar del titular demócrata Bill Nelson, y también votó por Ron DeSantis para gobernador.

Austin, un agente de bienes raíces de 27 años que se negó a dar su apellido, dijo que los problemas como el control de armas lo impulsó a acudir a las urnas.

Los periodistas David Goodhue de FlKeysNews.com y Melina Asnani y Douglas Hanks del Miami Herald contribuyeron con esta información
Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog



  Comentarios