Sur de la Florida

Batalla entre Scott y Nelson por escaño en el Senado podría ir a recuento

Quizás.

Solamente 34,435 votos separaban al gobernador Rick Scott y al senador demócrata Bill Nelson el miércoles por la mañana, una diferencia de 0.42 puntos porcentuales.

Ese número queda dentro del margen que podría obligar a que se haga un recuento, pero no es nada automático. Si los dos candidatos quedan separados por la mitad de un punto porcentual o menos, las leyes estatales permiten que se haga un recuento a máquina de los resultados.

Solo el secretario de Estado Ken Detzner —que fue nombrado por Scott— puede solicitar un recuento. Si un recuento a máquina termina con los dos candidatos separados por un cuarto de un punto porcentual o menos, entonces se realizaría un recuento manual.

Contar manualmente las boletas lleva mucho tiempo. Si los resultados son tan parejos, entonces cada voto posible se convierte en más crucial, entre ellos las boletas en el extranjero y las de los militares, las boletas provisionales y la votación por correo que tienen defectos como firmas desaparecidas o que no coinciden.


Scott cantó victoria poco antes de la medianoche del martes, rodeado de cantos y consignas y con la mayoría de los colegios electorales ya contados y una cómoda ventaja de 60,000 votos.

Sin embargo, la Associated Press no había dado por terminada la contienda el miércoles por la mañana. La confusión en el cuartel general de Nelson dejó a los reporteros y a un puñado de partidarios con la creencia de que el senador había aceptado su derrota.

Aproximadamente a las 12:15, un miembro de su campaña tomó un micrófono y dijo: “Estos no son obviamente los resultados por los que ha luchado la campaña del senador Nelson. El senador hará una declaración detallada mañana para agradecer a todos los que lo apoyaron en su causa”. Sin embargo, poco después de la 1 a.m. del miércoles, la campaña dio a conocer un parte de prensa donde decía que Nelson esperaría que se contaran todas las boletas.


Los votos adicionales al parecer vinieron del Condado Broward, donde se reportaron dificultades para enviar los resultados. Cualquiera que sea el resultado, es un final ideal para una contienda que ha estado reñida desde que la primera encuesta se hizo a principios de febrero.

Nelson le ganaría a Scott por un punto, dijo entonces el sondeo de opinión. Un empate estadístico. En los nueve meses que han pasado, Nelson y Scott hicieron campaña sobre el cuidado de la salud y la inmigración, la marea roja y el alga azulverdosa, los hackers rusos y la recuperación de Puerto Rico, los votos que perdió Nelson en el Senado y las inversiones entrelazadas de Scott, una gorra de la Marina de Guerra y un traje vacío.


Hubo un debate. Hubo un huracán. Hubo un debate sobre cuándo debatir después del huracán. Scott hizo campaña con el presidente Donald Trump.

Nelson hizo campaña con el ex presidente Barack Obama. Mucho más de $100 millones se han gastado, sobre todo en anuncios de televisión.

Después de todo eso, cerca de la mitad de uno por ciento de 8.1 millones de votos los separan a los dos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios