Sur de la Florida

¿Cómo funcionan los recuentos? ¿Qué ocurre y qué tiempo se demoran?

Carolina Cano, de 31 años, residente de Sunset, muestra su calcomanía después de emitir su voto en su precinto de la Escuela Primaria Snapper Creek el martes 6 de noviembre de 2018.
Carolina Cano, de 31 años, residente de Sunset, muestra su calcomanía después de emitir su voto en su precinto de la Escuela Primaria Snapper Creek el martes 6 de noviembre de 2018. mocner@miamiherald.com

Los estrechísimos márgenes en las contiendas por la gobernación de Florida, por un escaño en el Senado, el cargo de comisionado de Agricultura y algunas otras batallas locales se han acercado todavía más en las últimas horas, y el estado se está preparando para llevar a cabo los recuentos.

El margen en la pelea por ser gobernador está cerca del umbral para un recuento. Los resultados estatales no oficiales tienen que reportarse a las oficinas de elecciones antes de que un recuento se pueda ordenar de forma oficial.

Según el portal de las oficinas de elecciones, hasta el mediodía del jueves el Condado Broward no había terminado de hacer su recuento de boletas enviadas por correo ni las de la votación anticipada.

Tampoco el Condado Palm Beach había terminado de revisar las boletas enviadas por correo.

A continuación, el calendario de cómo funciona el proceso:

Sábado 19 de noviembre: Los conteos no oficiales de los condados deberán estar listos antes del mediodía. Si el margen en una contienda estatal es menor del 0.5 por ciento, el secretario de Estado, Ken Detzner, deberá ordenar un recuento a máquina. El candidato perdedor puede negarse a un recuento, pero Nicole “Nikki” Fried, la candidata demócrata para comisionada de Agricultura, y Bill Nelson, candidato demócrata para el Senado dijeron que no planean hacerlo.

Jueves 15 de noviembre: Si se ordena un recuento a máquina, la segunda ronda deberá llevarse a cabo a las 3 p.m. Un recuento a máquina significa que las boletas dañadas están duplicadas, y el número total de votos según las máquinas se compara con el número de votos que el condado reportó en un inicio.

Si los números coinciden, entonces la votación se reportó de forma precisa ante los ojos del Condado. Y si el margen es mayor del 0.25 por ciento, los resultados se considerarían oficiales.

Si el umbral después de esta segunda ronda es menor de 0.25 por ciento, entonces el estado puede ordenar un recuento manual para las batallas federal y estatal. Para el resto de las contiendas, son las juntas del condado los responsables de ordenar un recuento.

Un recuento manual quiere decir que las juntas cuentan cada voto a mano. Una votación en exceso quiere decir que el votante seleccionó más candidatos de los que debía en su boleta. Una votación por defecto quiere decir que el votante seleccionó menos elecciones en la boleta.

Este proceso puede demorarse días. Al igual que el recuento a máquina, el candidato perdedor puede pedir que se cancele. Por otra parte, el recuento puede cancelarse si el número de votación en exceso y en defecto es menor que el número de votos que se necesitan para los resultados de la elección.

16 de noviembre: Las boletas en el extranjero y en las bases y campamentos militares, que por lo general votan a favor de los republicanos, deberán contarse. Las boletas deben tener el sello de correo, y deberán estar firmadas y fechadas antes del 6 de noviembre.

18 de noviembre: Los resultados oficiales deben estar listos antes del mediodía.

20 de noviembre: Los resultados oficiales de los condados que están certificados por el estado.

  Comentarios