Sur de la Florida

Máquinas para contar boletas en Palm Beach se recalientan y obligan el recuento de más de 170,000 votos

La carrera por el recuento de votos en el Condado Palm Beach está cada vez más caliente, literalmente. Las máquinas para contar las boletas —que ya tienen 10 años— se recalentaron y arrojaron cifras incorrectas, lo que obligó al condado a comenzar otra vez el recuento de unas 175,000 votaciones anticipadas, dijo el martes por la noche Susan Bucher, supervisora de Elecciones del Condado.

El departamento se llenó de mecánicos que buscaban reparar las máquinas. “Estamos muy contrariados por los problemas mecánicos que han causado una demora mayor en el recuento”, le dijo Bucher a los reporteros. “Se hizo evidente a través del enérgico ritmo del recuento que las máquinas comenzaron a sentir la presión”.

Las averías provocaron que se perdiera más de un día de trabajo. El lunes, Bucher dijo que su oficina no podría cumplir con la fecha límite de las 3 p.m. del jueves que impuso el estado.

El sábado, funcionarios estatales de elecciones dijeron que los 67 condados de la Florida tenían que contar los más ocho millones de boletas que se seleccionaron en el estado, ya que los resultados de tres importantes elecciones —para un escaño en el Senado, para el gobernador y para comisionado de Agricultura— habían quedado bajo el umbral de 0.5 puntos porcentuales que obliga al recuento obligatorio, según las leyes estatales.

El caso para solicitar una extensión de la fecha límite en el Condado Palm Beach pasó el martes a una corte federal, tras una moción que presentaron los abogados del secretario de Estado Ken Detzner. La jueza de Circuito del Condado Leon Karen Gievers dijo que garantizaría una extensión hasta el 20 de noviembre, después que concluyó que el condado no podría cumplir con la fecha límite con sus ocho máquinas.

Sin embargo, los abogados de Detzner presentaron la moción para trasladar el caso antes de que ella pidiese emitir una orden por escrito. El personal está trabajando en el recuento de boletas las 24 horas del día.

Si el condado no puede terminar el recuento a máquina, deberá entonces entregar su conteo inicial con una explicación del por qué no pudo cumplir con la fecha límite, de acuerdo con las leyes de la Florida que rigen el recuento. De igual modo, las leyes contemplan que las juntas de supervisión deben continuar y terminar el recuento a máquina.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios