Sur de la Florida

Juez le da a miles de votantes con boletas rechazadas tiempo para arreglar los problemas con las firmas

Un juez federal le ordenó a los supervisores de elecciones de los 67 condados de la Florida que entreguen las miles de boletas que fueron rechazadas por tener firmas de votantes que no coincidían con las que tiene archivadas el estado. Los supervisores de elecciones tienen dos días más para solucionar el problema.

El jueves por la mañana, el juez Mark Walker determinó que las oficinas de elecciones aplicaron en de forma inconstitucional la ley que señala los métodos para “solucionar” el problema de las firmas de las boletas de ausente y las boletas provisionales.

Más de 3,700 de dichas boletas se rechazaron este año después que las juntas de supervisión encontraron que la firma de una boleta provisional no coincidía con la que el votante tenía archivada el estado. La semana pasada, la campaña del senador Bill Nelson presentó una demanda para invalidar el proceso de rechazo a las firmas.

En una orden de 34 páginas, Walker, garantizó un mandato temporal a la campaña de Nelson y emitió una orden dirigida a los supervisores de elecciones de todo el estado donde decía que los votantes con firmas que no coincidían tenían hasta las 5 p.m. del sábado para solucionar el problema.

Con anterioridad, los votantes tenían hasta un día antes de las elecciones para arreglar el problema con las firmas. No se sabe a ciencia cierta si la orden de Walker afectará o no la fecha límite de las 3 p.m. del jueves para que los supervisores de elecciones entreguen los resultados de los recuentos de la batalla por un escaño en el Senado entre Nelson y el gobernador Rick Scott, la contienda por el puesto de gobernador, el comisionado de Agricultura y cualquier otro enfrentamiento que exige un recuento de las boletas.

Tampoco se sabe con certeza exactamente cuántas boletas se rechazaron por firmas que no coincidían, dado que el estado obtuvo totales de solo 45 de los 67 condados que tiene la Florida durante una audiencia que se celebró el miércoles en la sala que preside Walker en Tallahassee.

De cualquier modo, Nelson va detrás de Scott por más de 12,500 votos y es casi seguro que no podrá superar esta diferencia basándose en las boletas que se hicieron válidas mediante la decisión de Walker.

Sin embargo, Walker declaró que está listo para escuchar demandas donde se cuestiona el proceso que lleva a cabo el estado para contar los votos de más y los votos de menos. y busca extender la fecha límite para que los supervisores de elecciones puedan entregar la totalidad de sus recuentos.

La campaña de Nelson espera igualmente ganar terreno mediante el conteo de miles de votos en exceso y votos de menos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios