Sur de la Florida

Victoria sin precedentes para menores encarcelados: no más confinamiento solitario

Un prisionero en confinamiento solitario en la cárcel Val Verde en Del Rio, Texas.
Un prisionero en confinamiento solitario en la cárcel Val Verde en Del Rio, Texas. MCT

Varios menores de Florida fueron sometidos a confinamiento solitario durante extensos periodos, lo que agravó la discapacidad mental que sufrían algunos y les causó alucinaciones visuales y auditivas, además de depresión severa, de acuerdo con una demanda colectiva que terminó en un acuerdo sin precedente para los prisioneros juveniles.

Esa situación no volverá a ocurrir en la cárcel de Palm Beach, en el sur de la Florida, luego de que se lograra un acuerdo con el Departamento de Policía de ese condado, según el Human Rights Defense Center (HRDC), una de las partes que interpuso la acción judicial en una corte federal el 21 de junio pasado.

“En una victoria sin precedentes para los jóvenes encarcelados en Florida, el Departamento de Policía del condado Palm Beach acordó poner fin de manera efectiva el aislamiento en sus instalaciones de la cárcel”, dijo esta semana el HRDC.

Los demandantes, a los que ninguno se les había condenado todavía por un delito, también les negaron servicios educativos mientras estaban en confinamiento. Solo recibían paquetes de trabajo escolar por debajo de las puertas de sus celdas o tenían conversaciones breves con un maestro fuera de la celda.

El acuerdo es considerado como el primero de su clase en Florida, que pone fin a la “práctica sistemática de mantener a jóvenes acusados como adultos en confinamiento solitario y asegura los servicios educativos”.

A los menores con discapacidades también les negaron acceso a otros servicios e instalaciones necesarias para atender sus necesidades educativas, según la acción judicial presentada por el Human Rights Defense Center (HRDC), la Legal Aid Society de Palm Beach y la firma de abogados Cohen Milstein Sellers & Toll, PLLC.

Ahora el Departamento de Policía y la Junta Escolar del condado se asegurarán de que todos los jóvenes tengan acceso a los servicios educativos apropiados, reciban educación fuera de sus celdas y se implementen políticas de manejo de la conducta de los menores en lugar de mantenerlos en régimen de aislamiento.

Semanas, meses y hasta un año en solitario

De acuerdo con los demandantes, los menores eran retenidos dentro de celdas pequeñas por más de 23 horas al día durante semanas, meses y, en algunos casos, durante un año.

El abogado de los demandantes cree que el acuerdo sirve para subrayar la naturaleza inconstitucional del confinamiento solitario de menores y tendrá enormes efectos en la forma en que tales prácticas están siendo empleadas por otras jurisdicciones en Florida y en todo el país.

“La ociosidad extrema, la privación sensorial y la falta de interacción humana perpetuada por estas políticas de confinamiento solitario llevan al sufrimiento físico y al daño psicológico grave, especialmente de los menores”, dijo Sabarish Neelakanta, director de Litigios del HRDC, con sede en Lake Worth, Florida.

Para el abogado el acuerdo confirma que existen “alternativas seguras y sensatas al aislamiento, y sirve como marco para la reforma”.

Las Naciones Unidas han determinado que más de 15 días de aislamiento constituye una forma de tortura, según el HRDC.

Melissa Duncan, abogada de Legal Aid Society de Palm Beach, expresó estar complacida de que la Policía y la Junta Escolar estén dispuestos a implementar las medidas necesarias para hacer frente a las “condiciones perjudiciales del aislamiento y la falta de acceso a la educación adecuada”.

Para Theodore J. Leopold, abogado de los demandantes de la firma Cohen Milstein Sellers & Toll, el acuerdo va más allá de simplemente poner fin al aislamiento juvenil porque “aborda los muchos problemas que conlleva, incluyendo la denegación de la educación y el daño irrevocable que las incontables horas solo pueden generar a una persona joven”.

Los términos del acuerdo

  • Se permitirá a todos los presos a participar en la escolarización y la programación juvenil fuera de sus celdas.

  • Todos los menores tendrán acceso a recreación diaria y duchas.

  • El Departamento de Policía implementará una política alternativa de manejo de comportamiento para minimizar o eliminar el uso de cualquier tipo de alojamiento segregado y ampliar las instalaciones disponibles para los jóvenes para la escolarización o la programación juvenil.

  • Se requerirá que la Junta Escolar tenga una reunión del Equipo Escolar o una reunión del Plan de Educación Individual para cada joven, así como reuniones trimestrales subsiguientes para cada menor. Estas reuniones abordarán cualquier desafío al aprendizaje de los jóvenes y darán como resultado un plan de servicios de intervención para mejorar el progreso educativo.

  • Tanto la Oficina del Sheriff como el Distrito Escolar participarán en reuniones semanales para garantizar que los jóvenes reciban atención de salud mental adecuada y acceso a la educación y a la programación juvenil.

  • El Departamento de Policía y el Distrito Escolar coinciden en que el Acuerdo de Conciliación incluirá visitas al sitio, entrevistas y revisiones de registros relacionados con informes disciplinarios, quejas, servicios de salud mental y servicios educativos.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios