Sur de la Florida

¿Cansados de las largas filas de seguridad en el aeropuerto de Miami? Llegó el alivio

Los viajeros acostumbrados a las largas filas en el Aeropuerto Internacional de Miami mientras empleados de seguridad matan el tiempo en un punto de control de seguridad inexplicablemente cerrado quizás vean mejorar las cosas con un nuevo sistema de monitoreo diseñado para reducir el tiempo de espera.

El QueueAnalyzer, que según el fabricante SITA es una “tecnología de gestión inteligente de filas”, usa cámaras, sensores y algoritmos para evaluar la eficiencia de las filas. Los pasajeros podrán ver el tiempo de espera antes de llegar al aeropuerto y cuando arriben a la terminal, todo en una aplicación móvil, en una página digital y en pantallas en el aeropuerto. Por su parte, los directivos del aeropuerto contarán con pantallas para ver cómo avanzan las filas e identificar cuellos de botella.

Pero esta “tecnología inteligente” seguirá dependiendo de los humanos para tomar decisiones sobre cómo asignar personal en el lugar adecuado y cuándo abrir más puntos de control de seguridad.

La meta del sistema QueueAnalyzer es mejorar la pésima experiencia de los viajeros en el aeropuerto, hartos de que los muevan como ganado y malgastar el tiempo haciendo fila, antes que los inspeccionen como vacas. Sería una maravilla que el sistema se pudiera usar en el tediosamente ineficiente sistema de abordaje en vuelos sobrevendidos.

MIA 9717
Miles viajeros atestan el Aeropuerto Internacional de Miami el 7 de septiembre del 2017. C.M. GUERRERO. cmguerrero@elnuevoherald.com

El Condado Miami-Dade aprobó un contrato de $2.92 millones con SITA, con sede en Atlanta y Ginebra, Suiza, para instalar el sistema y cámaras digitales en 10 puntos de control de seguridad en el Aeropuerto Internacional de Miami. El sistema ayudará a los agentes de la Administración de Seguridad en el Transporte a prever y reaccionar a las filas largas con más personal.


“Esto permite una respuesta rápida a situaciones inesperadas, ayudando a las autoridades del aeropuerto y a la TSA a trabajar juntas para minimizar las afectaciones”, dijo Matthys Serfontein, vicepresidente de SITA. “El sistema también ofrece pronósticos para poder planear lo necesario para evitar demoras cuando sea posible”.

El QueueAnalyzer, que también mide el tráfico a pie en el aeropuerto sobre la base de la señal de los teléfonos móviles de los pasajeros, ha sido efectivo en el Aeropuerto Internacional de Orlando, donde 53 por ciento menos pasajeros pasan más de 15 en las filas de seguridad, según cifras de SITA.

“Los pasajeros quieren la información apropiada en el momento apropiado”, dijo Randy Pizzi, presidente de SITA. “Esto es un gran ejemplo de tecnología inteligente que ofrece una mejor experiencia a los pasajeros”.

El tiempo de espera en el MIA ha mejorado durante las operaciones normales. Información de la TSA correspondiente al 2018 indica que en las filas estándar, el 98 por ciento de los pasajeros esperó menos de 20 minutos, y 54 por ciento menos de 10 minutos. En las líneas PreCheck de la TSA, 98 por ciento esperó menos de cinco minutos y 2 por ciento esperó menos de 10 minutos.

Como parte de un proyecto general de modernización, el Aeropuerto Phoenix Sky Harbor instaló el sistema y recientemente fue clasificado el mejor aeropuerto de Estados Unidos por The Points Guy, que incluyó el cuarto lugar en la categoría de Tiempo de Espera (el tiempo que se pasa en las filas y el índice de demoras y cancelación de vuelos). El MIA mejoró al lugar 12 en la lista de 30 aeropuertos, pero en la categoría de Tiempo de Espera quedó en el lugar 23. El Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York quedó en el peor lugar en general y en las categorías de Tiempo de Espera y Accesibilidad. El Aeropuerto de Fort Lauderdale-Hollywood quedó en el lugar 26 general de la lista y en igual lugar en Tiempo de Espera.


El aeropuerto de Phoenix planea hacer otra actualización técnica: una aplicación móvil que le sigue la pista a las demoras y alerta a los gerentes de bar en el aeropuerto para que mantengan abiertas sus instalaciones para atender a los pasajeros de los vuelos que salen de noche tarde, según el Wall Street Journal. Eso abordará una de las principales preocupaciones de los pasajeros: la disponibilidad de bebidas alcohólicas antes de subir al avión, presumiblemente para controlar el estrés.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios