Sur de la Florida

Denuncian ‘inmoral’ deportación de activistas nicaragüenses que solicitan asilo político en EEUU

Activistas centroamericanos ofrecen una conferencia de prensa en Miami el 3 de enero de 2019. De izquierda a derecha: Johana Almendares, vocera de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán,. Benjamín De Yurre de la Coalición Hispana; Pedro García, vicepresidente Fundación Salvadoreña de la Florida; Francisco Portillo, presidente de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán; Roger Castaño, representante de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua en Miami; Diana Albite, abogada de Inmigración y César Lacayo, activista nicaragüense.
Activistas centroamericanos ofrecen una conferencia de prensa en Miami el 3 de enero de 2019. De izquierda a derecha: Johana Almendares, vocera de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán,. Benjamín De Yurre de la Coalición Hispana; Pedro García, vicepresidente Fundación Salvadoreña de la Florida; Francisco Portillo, presidente de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán; Roger Castaño, representante de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua en Miami; Diana Albite, abogada de Inmigración y César Lacayo, activista nicaragüense. jiglesias@elnuevoherald.com

El gobierno de EEUU está deportando a los nicaragüenses que solicitan asilo político tras huir de la represión y persecución del régimen de Daniel Ortega, acusado de cometer crímenes de lesa humanidad para reprimir las protestas en su contra, denunciaron este jueves en Miami activistas centroamericanos.

Al menos 20 nicaragüenses fueron deportados el miércoles en la noche, según informaron familiares de varios de ellos a Roger Castaño, representante de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua en Miami.

Castaño detalló que sus compatriotas se encontraban en el Broward Transitional Center de Inmigración y Aduanas (ICE) en Pompano Beach, en el Condado Broward. Entre los deportados está el activista David Gómez, de Estelí, en el norte de Nicaragua, quien ha participado en varias manifestaciones contra el gobierno de Ortega.

“Están deportando a nuestros hermanos que están solicitando asilo político y creemos que es inaudito esto debido a que el mismo presidente Donald Trump ha dicho que Nicaragua es un peligro para la seguridad interna de EEUU puesto que hay una dictadura criminal”, dijo el activista nicaragüense.


El Nuevo Herald trató de comunicarse con el portavoz del ICE en Miami, pero no fue posible porque está fuera de la oficina por el cierre parcial del gobierno federal.

Hay informes de personas que tienen pruebas de que participaron en la “rebelión cívica del pueblo nicaragüense que son buscados por la Policía y los órganos de represión del sandinismo y sin embargo, fueron deportados ayer [miércoles]”, dijo Castaño en una conferencia de prensa en Miami.

Los deportados habían llegado a Estados Unidos en los últimos meses para pedir asilo político. “Algunos viajaron en avión y otros entraron por la frontera”, precisó Castaño.

“Deportar a estos nicaragüenses significa enviarlos a la muerte, a la represión. Creemos que es inmoral y por eso le pedimos a nuestros representantes, a nuestros senadores, que paren las deportaciones”, dijo el activista.

Castaño dijo que algunas de las personas que son deportadas a Nicaragua terminan desaparecidas por el régimen sandinista o son sometidas a represión.

“Hace un mes deportaron a cinco hermanos nicaragüenses de los cuales de tres no se sabe el paradero. La misma CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) informó también de esta situación”, indicó.

El activista denunció que hay “muchos detenidos en las cárceles de Inmigración y los jueces están tomando medidas bien radicales, al igual que con los hermanos venezolanos, por eso hacemos un llamado a nuestros congresistas y al gobierno para que, por favor, tengan conciencia de que en Nicaragua se están violando diariamente los derechos humanos, que hay cientos de presos políticos torturados, hay asesinados”.

A ese llamado se unieron los activistas Francisco Portillo, presidente de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán; Pedro García, vicepresidente de la Fundación Salvadoreña de la Florida; César Lacayo, activista nicaragüense y Benjamín De Yurre, de la Coalición Hispana.

TPS vs. Asilo político

Castaño también dijo que ante lo complicado y difícil que es solicitar un asilo político, los activistas están analizando la posibilidad de solicitar a la administración de Trump que conceda un Estatus de Protección Temporal (TPS) a los nicaragüenses que están saliendo ahora de su país en “grandes cantidades”, despavoridos por la brutal represión que aplica Ortega contra la disidencia.

Trump anunció este año la eliminación del TPS para Nicaragua, El Salvador, Haití y Sudán, pero varias organizaciones presentaron una demanda y un juez de California emitió una orden preliminar para que esa decisión entre en vigencia hasta que se resuelva la acción judicial interpuesta.


Más de 4,000 nicaragüenses en Estados Unidos gozan de ese beneficio y, debido al fallo del juez, tendrán una extensión automática del TPS hasta el 2 de abril próximo. Los salvadoreños tendrán una extensión hasta el 9 de septiembre.

“Las personas que ya tenían TPS e hicieron su reinscripción en el período que correspondía automáticamente, tienen [la extensión]”, explicó la abogada de inmigración Diana Albite en la rueda de prensa.

Portillo, a su vez, dijo que posiblemente el Departamento de Seguridad Nacional informará un mes antes del plazo del 2 de abril si se extiende por otro período.

García, por su parte, informó que cerca de 300,000 salvadoreños a nivel nacional están beneficiados con el TPS.

Los activistas también anunciaron que planean una manifestación frente a la Casa Blanca para que se mantenga el TPS a los nicaragüenses y se le conceda a los venezolanos debido a que están bajo “dictaduras”.

“Yo creo que también está plenamente justificado para el caso de los venezolanos, hay que tratar de regularizar la permanencia de ellos en los Estados Unidos hasta que termine lo que es el sangriento régimen, oprobioso, que existe en Venezuela en estos momentos”, dijo De Yurre.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

Periodista y editora con especialización en América Latina, judicial, negocios y temas locales relacionados con la comunidad latinoamericana. Gran parte de su carrera la desarrolló en agencias internacionales de noticias. Su trabajo de investigación “Emigrar a la muerte: Venezolanas asesinadas en Latinoamérica” recibió los premios 2019 FSNE y SPJ Sunshine State.
  Comentarios