Sur de la Florida

Peligran los cupones de alimentos y ayuda a embarazadas por el cierre del gobierno

El programa federal de asistencia nutricional suplementaria SNAP (cupones de alimentos) no tiene asignados fondos después de enero, por lo que muchos temen que en febrero sus tarjetas EBT no tendrán respaldo para comprar alimentos.
El programa federal de asistencia nutricional suplementaria SNAP (cupones de alimentos) no tiene asignados fondos después de enero, por lo que muchos temen que en febrero sus tarjetas EBT no tendrán respaldo para comprar alimentos. Bloomberg

Si el cierre parcial del gobierno se extiende hasta febrero podría afectar a las personas que reciben ayuda de programas federales como el de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) o del WIC para embarazadas, madres y niños.

Conocido popularmente como cupones de alimentos, aunque en la actualidad se distribuye mediante una tarjeta de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT), el SNAP se nutre de fondos federales y es administrado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Esta es una de las agencias federales afectadas durante el cierre parcial del gobierno. Solo un 12 por ciento de los empleados que trabajan para el programa SNAP continúan trabajando.

El Congreso no ha destinado fondos para el SNAP después de enero, por lo que muchas personas viven la incertidumbre de si en febrero sus tarjetas EBT les permitirán comprar alimentos y otros artículos de primera necesidad.

“Sin los cupones de alimentos no como, porque con eso es que yo vivo”, dijo a el Nuevo Herald Arístides Cisneros, un retirado de 69 años de La Pequeña Habana que complementa su pequeño retiro y la ayuda suplementaria que recibe con los cupones de alimentos.

Cisneros afirma que no tiene ahorros para comprar alimentos, que cada vez se encarecen más, y en la tarjeta EBT solo le quedan $17 para cubrir el resto del mes.

En Miami-Dade, 217,000 núcleos familiares reciben cupones de alimentos, y ante la ausencia de fondos se verían en una situación similar, según estadísticas del Censo.

En septiembre del 2018, el último mes del que hay estadísticas disponibles, más de 38 millones de estadounidenses recibieron cupones de alimentos a un costo de $5,800 millones. El fondo de emergencia asignado por el Congreso para SNAP, $3,000 millones, no cubriría todas las obligaciones de febrero, según The Washington Post.

El USDA no se ha pronunciado sobre esta información.


El programa federal de nutrición WIC, que ofrece ayuda con alimentos y leche a embarazadas, madres recientes y niños de hasta 5 años, está enfrentado la inestabilidad que genera el cierre parcial del gobierno. Ahora no está recibiendo ningún financiamiento federal y opera a nivel local y estatal con los fondos que quedan, informó el Departamento de Agricultura.

Una llamada a la oficina condal del WIC en Doral confirmó que están operando con normalidad gracias a los fondos estatales.

De enero a mayo del 2018, casi 7 millones de estadounidenses se beneficiaron del programa WIC, que hasta septiembre repartió $5,000 millones para cada estado.

El USDA informó que por ahora no se verán afectados los programas de Nutrición Infantil (CN) —que provee desayuno y almuerzo en las escuelas— el de Alimentación a Adultos y Niños con cuidados especiales y el de Leche Especial.

Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.

  Comentarios