Sur de la Florida

Un problema de $3,000 millones: el aumento del nivel del mar afecta los tanques sépticos en Miami-Dade

Un vecindario de Miami-Dade que depende de los tanques sépticos se inundó durante una marea extraordinaria en el 2016. Un nuevo informe del Condado muestra que la mitad de los tanques sépticos en en Miami-Dade se descomponen todos los años, un problema que el aumento del nivel del mar empeorará.
Un vecindario de Miami-Dade que depende de los tanques sépticos se inundó durante una marea extraordinaria en el 2016. Un nuevo informe del Condado muestra que la mitad de los tanques sépticos en en Miami-Dade se descomponen todos los años, un problema que el aumento del nivel del mar empeorará. Miami-Dade County

En Miami-Dade ha decenas de miles de viviendas con tanques sépticos, y un nuevo informe revela que la mayoría ya están funcionando mal, la odorífera y poco saludable evidencia que muchas veces termina derramándose en los jardines y hasta dentro de las viviendas. Es un problema que el cambio climático ha empeorado y cuya solución cuesta miles de millones de dólares.

A medida que el aumento del nivel del mar afecta más al sur de la Florida, el estudio del Condado Miami-Dade muestra que miles de viviendas más pudieran estar en peligro, y pronto. Para el 2040, 64 por ciento de los tanques sépticos en el condado (más de 67,000) pudieran tener problemas todos los años, afectando no sólo a las personas que los usan para el tratamiento de aguas negras, sino el abastecimiento de agua potable de la región y la salud de los que tiene que caminar por aguas derramadas.

“En un condado desarrollado es un problema enorme que en el 2019 tenga la mitad de los tanques sépticos que no funcionan parte del año”, dijo Rachel Silverstein, directora ejecutiva de Miami Waterkeeper, grupo ambientalista del sur de la Florida. “Eso no es aceptable”.

Los tanques sépticos requieren una capa de tierra por debajo para el filtrado final, que devuelve las aguas negras al manto acuífero. Las normas antiguas requerían una capa de un pie de profundidad de tierra, pero las nuevas regulaciones contemplan el doble. En el sur de la Florida no hay mucha tierra entre las viviendas sobre la superficie y el manto freático subterráneo.

“Todas esas normas se basaban en la premisa de que la elevación del agua subterránea iba a ser estale a lo largo del tiempo, algo que ahora sabemos que no es así”, dijo Doug Yoder, subdirector del Departamento de Acueducto y Alcantarillado de Miami-Dade. “Estamos en una situación en que el nivel del mar ha aumentado y seguirá aumentando”.

septic.JPG
Gráfico que explica la relación entre el nivel del agua subterránea y la efectividad de los tanque sépticos. Miami-Dade County

El aumento del nivel del mar ha hecho que el nivel de las aguas subterráneas suba, ocupando un espacio vital y afectando terrenos secos. Así las cosas, las aguas negras no se filtran debidamente en esa tierra húmeda. En algunos casos, las aguas negras salen a la superficie y causan contaminación.

Las mareas altas y las lluvias fuertes pueden propagar aguas con heces fecales a muchas partes, incluidas las aguas de la llamada marea reina —como indicó un estudio del 2016 de la Universidad Internacional de la Florida y la NOAA— y quizás hasta el abasto de agua potable de la región.

En Miami-Dade hay unas 108,000 propiedades que usan tanques sépticos, de las cuales 105,000 son residenciales. La gran mayoría (más de 65,000) de los sistemas sépticos están en zonas no incorporadas de Miami-Dade.

Las municipalidades de Miami Gardens, North Miami Beach, Palmetto Bay y Pinecrest tienen la mayoría de los tanques sépticos, unos 5,000 cada una.

En algunas de esas ciudades los tanques sépticos no funcionarán debidamente parte del año en los próximos 10 años, como North Miami Beach, que tiene 2,780 viviendas con tanques sépticos con problemas periódicos en este momento. Se espera que para el 2030 la cifra aumente a 3,751.

El informe no pronosticó la situación más allá del 2040, cuando se espera un aumento del nivel del mar de 15 pulgadas en la región, cifra que se predice que aumente exponencialmente a lo largo de los decenios siguientes.

septic2.JPG
Más de la mitad de los 105,000 tanques sépticos residenciales en Miami-Dade tienen problemas todos los años. Miami-Dade County

“La mejor respuesta es ampliar el sistema de alcantarillado, pero obviamente es un asunto de infraestructura que requiere planeación y tiempo”, dijo Katherine Hageman, directora del programa de resiliencia de Miami-Dade.

“Y dinero”, agregó James Murley, jefe de Resiliencia del Condado.

Sacar todos los tanques sépticos e instalar tubos para conectar las viviendas al sistema de alcantarillado del condado no será barato. El cálculo más reciente es de $3,300 millones.

“¿Quién tiene ese dinero?”, preguntó la comisionada Rebeca Sosa, quien solicitó el estudio. “Tenemos que tomar medidas lo más pronto posible. Tenemos que conseguir toda la asistencia posible del gobierno federal, del gobierno estatal”.

Esos $3,300 millones no incluyen a las propiedades comerciales, cuyo costo se calcula en $230 millones, dijo Yoder. El bono de deuda de Miami-Dade incluye $126 millones para ampliar los servicios de alcantarillado a empresas. Yoder dijo que ya se están preparando los planes.

Por ahora, cualquiera que quiera conectar su vivienda al sistema de alcantarillado de Miami-Dade tiene qu epagarlo de su bolsillo. El informe indica que el costo promedio de la conexión es $15,000, pero Yoder estimó que en áreas donde hay muchos tanques sépticos como Pinecrest, pudiera costar $50,000.

La mayoría de las personas no pueden darse ese lujo, dijo Haggman, razón por la que Miami-Dade estudia formas de asistir a los vecinos.

“Tenemos opciones, pero creo que hay que hablar de eso”, dijo.

Además de tomar dinero prestado con otra emisión de deuda, el informe señaló que las mejores opciones del condado serían cobrar una cuota por vivienda o establecer distritos fiscales especiales y distribuir el costo en vecindarios enteros.

Silverstein dijo que las conclusiones del informe provocan gran preocupación sobre las consecuencias del mal funcionamiento de los tanques sépticos no dentro de 20 años, sino ahora mismo.

“Queda claro que el Condado enfrenta un problema grave. Los tanques sépticos ya están comprometidos y la situación empeorará con el aumento del nivel del mar, así que hay que tomar medidas rápidas para abordar esto”, agregó Silverstein.

La redactora Jenny Staletovich, del Miami Herald, contribuyó a este artículo.

  Comentarios