Sur de la Florida

Se quejan de policía tras conocerse video donde usa término racista para dirigirse a padre negro

Altercado por video con tintes de racismo

El video del agente de BSO llamando a un padre negro "chico" en medio de lenguaje grosero provoca una queja.
Up Next
El video del agente de BSO llamando a un padre negro "chico" en medio de lenguaje grosero provoca una queja.

Un agente de la Policía del Condado Broward (BSO), que tiene un amplio historial de arrestos indebidos y arbitrarios, causó que la Oficina del Defensor de Oficio de Broward presentara una queja contra él, tras ver el video de un incidente en particular ocurrido en el 25 de julio de 2017.

En el video —dado a conocer el mes pasado y tomado con la cámara que el agente llevaba instalada en su uniforme— se puede ver al agente James Cady cuando confronta a Allen Floyd, un padre afroamericano que cargaba tranquilamente a su pequeño hijo. Cady le grita furiosamente obscenidades y lo llama “niño”. Segundos más tarde, lo agarra con fuerza por la garganta.

En Estados Unidos, el término “niño” ha sido históricamente interpretado como una exprsión racista cuando va dirigido a un hombre negro adulto.

La policía no estaba investigando a Floyd por ningún delito. Por su parte, Floyd no se comportaba de forma beligerante con el agente.

El defensor de oficio Howard Finkelstein dejó esto bien claro en una carta con fecha 30 de enero que envió a Gregory Tony, quien recientemente fue nombrado jefe de policía de Broward.

“El asalto verbal del agente Cady junto con él asfixiando a un espectador que de otra manera colaboraba, solo puede ser calificado de contacto ilegal”, escribió Finkelstein. “Además, el uso del término ‘niño’ por el agente Cady es ofensivo, condescendiente y degradante. Lleva connotaciones raciales cuando se usa para dirigirse a un hombre negro adulto“.

En el reporte oficial del incidente ni siquiera divulga la presencia de Cady ese día, pero, según puede verse en el video, el agente desempeñó un papel importante.

En la respuesta a la carta, Tony dijo: “Gracias por informarme sobre lo sucedido en julio de 2017. Un registro en nuestro sistema indica que no hubo ninguna queja sobre el agente Cady antes de recibir su carta. Nuestra División de Asuntos Internos le dará una respuesta al concluir una investigación del hecho”.

La Oficina del Defensor de Oficio de Broward descubrió el video cuando se preparaba para defender a Johnnymae Dardy, según el Sun Sentinel. De acuerdo con un documento de causa probable de la agente del BSO Debbra Bridgman, Dardy estaba cuidando el bebé de Floyd en el motel Red Carpet, en Dania Beach, donde ella era huésped. El Sun Sentinel dijo que el BSO fue llamado al motel debido a problemas que había ocasionado Dardy.


En el video aparece Cady preguntandole a Floyd, que tiene cargado a su hijo y está sentado en el bordillo de la acera, si tiene una habitación separada en el motel. Después, Cady le pide tres veces a Floyd su identificación. Floyd le muestra a Cady fotografías en su teléfono celular, al parecer para enseñarle que es el padre del niño, un gesto que Cady pasa por alto de modo despreciativo.

Por último, después que Floyd mueve la cabeza, visiblemente contrariado, Cady le dice: “De acuerdo, la voy a llevar a la cárcel porque hay una orden de arresto en su contra y ¡también voy a llamar al DCF (Departamento de Niños y Familias de la Florida) para que se encargue de este niño!”. Cuando Floyd empieza a tratar de decir algo, Cady dice: “¡Deja de jode---, chico! ¿Me oyó? ¡Enséñeme su identificación! ¡Ahora!”.

Bridgman también exige lo mismo. En el video se escucha la voz de ella cuando grita: “¡La identificación!”.

Dardy, que estaba en el auto patrullero, aparece en cámara, y Cady le dice: “¡Pero qué caraj--- es esto, vuelve al carro! ¡Me estoy cansando de sus jodi--- jueguitos!”.

Mientras Cady le repite coléricamente a Floyd que le muestre su identificación, Floyd le pregunta: “¿Por qué me trata con tanta agresividad?”.

Cady le responde: “¡Porque me tiene los cojo--- llenos y me cansé!”.

Poco después, Cady dice: “Quiero saber con quién se va a quedar este niño” y Floyd le contesta: “Se queda conmigo, Allen Floyd”.

Floyd se levanta del bordillo, todavía cargando a su bebé con el brazo izquierdo. Cady camina hacia él. Floyd empieza a alejarse del lugar y le dice: “¡Y deje de llamarme chico!”.

Cady sujeta a Floyd por el brazo derecho en tanto Bridgman quita el niño del brazo de Floyd. Entonces, en el video aparece la mano izquierda de Cady con varios papeles que, junto al torso de Floyd, bloquean parcialmente la cámara mientras con la mano derecha sujeta a Floyd por la garganta.

Cuando luego puede verse una vista completa, Floyd dice: “¡Yo no estoy haciendo nada!” con los brazos abiertos. Bridgman tiene cargado al bebé.

El documento de causa probable no menciona a Cady como uno de los patrulleros envueltos en el incidente. Ni siquiera cuando después describe que Dardy trata de quitarle a Bridgman el niño de los brazos. Tampoco menciona cómo terminó Bridgman cargando al niño.

Gordon Weekes, jefe ejecutivo de la Oficina del Defensor de Oficio de Broward, dijo que si una persona le dice su nombre a un agente del orden público, como hizo varias veces Floyd, eso basta para saber que se ha identificado. A partir se ese punto, los agentes tienen muchas formas de verificar la identidad.

El expediente del personal de Cady incluye investigaciones anteriores de Asuntos Internos por conducta impropia de un empleado (resultado: infundado) y uso de la fuerza (resultado: exonerado) de una investigación de junio de 2003; y tomar la acción adecuada (resultado: no sostenido) y llevar a cabo un empleado impropio (resultado: no sostenido) de una investigación de junio de 2010. A pesar del resultado de cada investigación, la recomendación final fue para una suspensión de un día.

La segunda investigación coincide con la primera de dos demandas federales en las que aparece Cady como acusado, litigios que le costaron al Condado Broward casi $680,000.

Una demanda federal por detención de una persona en contra de su voluntad en contra de Cady que presentó el residente de Weston William Pineiro, terminó con el fallo a su favor. También con $250,000 por daños, $75,635 en gastos del abogado $4,183.27 en gastos de corte e interés.

Pineiro estaba en una fiesta que organizó un matrimonio de Dania Beach, cuya propia demanda federal por detención de una persona en contra de su voluntad contra los agentes Cady, Justin Lambert, Randy Villata y el jefe del BSO Scott Israel (como su supervisor) concluyó con una indemnización de $350,000 a favor de Pineiro.

En la demanda se dice que Cady dijo: “¡Calle esa boca de mier--- !” cuando Pineiro le dijo: “Perdóneme, agente. Esa es mi camioneta”, cuando Cady le ponía una multa. Posteriormente, cuando la pareja fue arrestada y el esposo recibió una descarga de una pistola Taser, Pineiro le preguntó a Cady por qué era arrestado.

En la demanda se afirma que Cady le contestó con una palabrota, (“¡Qué cojo---!, ¿quiere que lo arreste también?”), le pega un empujón que lo lanza al piso y el arresto de Pineiro por obstrucción de la justicia.

  Comentarios