Sur de la Florida

Estafan $80,000 a anciano tras hacerse pasar por su nieto

Departamento de Policía de Palm Beach

Cuando un hombre de 78 años que vive Nueva York recibió una llamada telefónica de su “nieto” donde le decía que necesitaba ayuda tras haber tenido un accidente automovilístico, el hombre no lo pensó dos veces.

El abuelo cumplió con varias peticiones para enviar dinero a través de FedEx, hasta totalizar casi $80,000. Una llamada de la policía del Condado Nassau en Nueva York condujo a la policía del Condado Palm Beach a interceptar uno de los envíos de dinero en Boynton Beach, y a arrestar a tres hombres, y luego acusarlos de robo en gran cuantía, confabulación para cometer extorsión y allanamiento, de acuerdo con los reportes policiales.

Los acusados son: Keon Smith, de 24 años, y residente de Baltimore, Eghosasere Auboraye, de 24 años, y residente de Miramar, y Leevensky Lambert, de 22 años, y también residente de Miramar.

Todo comenzó el 5 de febrero de 2018, cuando el abuelo recibió una llamada de “Austin”, dicen los documentos. Tras hablar brevemente con el abuelo, Austin le pasó el teléfono a un hombre que dijo ser un abogado llamado Michael Spencer, dijeron los detectives encargados del caso.

Poco después, Spencer le indicó al abuelo que mandara $9,800 a una dirección en Surfside para de este modo pagar la fianza de su nieto y sacarlo de la cárcel, según los reportes. El abuelo lo hizo, pero al día siguiente recibió una llamada donde Spencer le decía que “uno de los pasajeros del vehículo accidentado estaba acusando al presunto nieto, y le hacía falta más dinero”, escribió en el informe un detective.

Spencer le dijo al abuelo que enviara $18,000 a una dirección en Miami. Y de nuevo lo hizo. El abuelo recibió otra llamada el 7 de febrero, en esta ocasión de un hombre que dijo ser un abogado llamado Marc Rockwell. Esta vez, se le pedía $30,200.

El tal Rockwell le dijo que su nieto “sería arrestado” si él no mandaba el dinero a una dirección en Greenacres. La última llamada se hizo el 8 de febrero, cuando Rockwell telefoneó de nuevo y pidió $22,000 más, diciéndole al abuelo que enviara el giro a Boynton Beach, dijeron los detectives.

Luego que el abuelo reportó el incidente, la policía de Palm Beach pudo rastrear el último envío. Estaba fijado que sería enviado entre las 8 y las 10 a.m. del pasado sábado. Cuando los tres hombres llegaron a recoger el paquete, los agentes de la policía los estaban esperando. Por separado, los tres hombres le dijeron a los detectives que no sabían qué había en el paquete. De acuerdo con los reportes, Auboraye tenía consigo $4,000 en efectivo.

  Comentarios