Sur de la Florida

Familias de víctimas de masacre en Parkland recurren al voto para prohibir armas de asalto

Gail Schwartz, tía de Alex Schachter, uno de los adolescentes asesinados en Parkland, presenta la petición el 11 de febrero del 2019 en la oficina del Supervisor de Elecciones de Broward.
Gail Schwartz, tía de Alex Schachter, uno de los adolescentes asesinados en Parkland, presenta la petición el 11 de febrero del 2019 en la oficina del Supervisor de Elecciones de Broward. SOUTH FLORIDA SUN SENTINEL.

Con pocas probabilidades de convencer a un gobierno estatal conservador de prohibir las armas de asalto, las familias de los estudiantes asesinados en la escuela secundaria de Parkland están recurriendo a los votantes.

Familiares de las 17 personas asesinadas en la masacre del 14 de febrero del 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas se reunieron el lunes con activistas en Fort Lauderdale para presentar la primera de lo que esperan que sean más de un millón de firmas, en un intento de forzar una pregunta en la boleta electoral del 2020 que prohíba la posesión de lo que llamaron armas de “tipo militar”. Si se aprueba, la prohibición se convertiría en una enmienda a la Constitución de la Florida.

“Si estos políticos no toman medidas al respecto, los votantes pueden hacerlo”, dijo David Hogg, un ex alumno de la secundaria Marjory Stoneman Douglas que emergió el año pasado como una de las principales figuras de un movimiento liderado por estudiantes.

El esfuerzo, que hasta el momento solo ha obtenido 88,000 de las 766,200 firmas necesarias, comenzó hace casi un año en medio de un empuje sorprendentemente exitoso de activistas y familires de Parkland para promover una medida de gran envergadura para la seguridad en las escuelas y con las armas en una Legislatura controlada por los republicanos. El Acta de Seguridad Pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, creada como una ley de “bandera roja” para quitarles las armas a personas que un juez considere inestables, elevó la edad mínima requerida para comprar un rifle y prohibió la venta y posesión de accesorios capaces de convertir las armas semiautomáticas en totalmente automáticas.

Pero los intentos de enmendar el proyecto de ley para prohibir completamente las “armas de asalto” cayeron en saco roto.

Por ello, en marzo se formó el comité político Ban Assault Weapons Now (Prohíban las armas de asalto ahora) para promover una campaña de petición que prohibiría la posesión en la población civil de cualquier rifle semiautomático o fusil capaz de disparar más de 10 ráfagas “con un cargador fijo o desmontable o cualquier otro dispositivo de carga de municiones”. Las armas de asalto que se compraron legalmente antes de que comience la prohibición seguirán siendo legales mientras estén registradas.

Una violación conllevaría a un delito grave de tercer grado.

“Es hora de prohibir el tipo de armas de asalto de tipo militar en el estado de Florida, que son utilizadas por nuestros militares en el extranjero contra en enemigo en los campos de batalla”, dijo la presidenta de BAWN, Gail Schwartz, el lunes por la mañana.

Schwartz, tía de Alex Schachter, uno de los adolescentes asesinados en Parkland, estaba acompañada por un grupo de activistas que incluía a Hogg, el padre del estudiante asesinado Nick Dworet, de 17 años, y la viuda del director de atletismo Chris Hixon. Se reunieron con el apoyo de Do Something Florida!, una organización bipartidista creada para impulsar la prohibición de las armas de asalto.

Hasta el momento, el comité político de Schwartz informó que ha recaudado $439,000 en poco menos de un año. Necesitarán recaudar millones más para tener éxito.

Una encuesta de Florida Atlantic University realizada poco después del ataque el año pasado halló que el 69 por ciento de los floridanos apoyaba una prohibición (que requeriría el 60 por ciento de apoyo en las urnas). Y la campaña de petición es bipartidista.

Pero cualquier campaña seguramente enfrentará una dura oposición. La Legislatura conservadora de Florida se ha resistido a las medidas de control de armas. El nuevo gobernador Ron DeSantis dijo en su campaña que él hubiese vetado el año pasado el Acta de Seguridad Pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas. Además, y la National Rifle Association tiene una enorme influencia en Tallahassee con una membresía increíblemente grande y políticamente activa.

Do Something Florida! espera lograr los 1.1 millones de firmas para la petición, con la esperanza de que peticiones adicionales ayuden a amortizar cualquier firma que los supervisores electorales consideren inválida. Tienen poco menos de un año para reunir el millón adicional de firmas necesarias y enviarlas a tiempo para que sean verificadas antes del 1 de febrero del 2020, la fecha límite para colocar preguntas en la boleta electoral de noviembre del 2020.

  Comentarios