Sur de la Florida

Popular agente de bienes raíces murió por sobredosis. Ahora su novio se enfrenta a la ley

Miami Herald

El novio de una popular ejecutiva de bienes raíces que hace 18 meses fue hallada muerta en su casa de Morningside a causa de una sobredosis, fue arrestado la semana pasada y acusado de haberle robado dinero.

Las autoridades acusaron a Alejandro Aparicio de delitos financieros que, según fiscales estatales, cometió después de la muerte de Andrea Greenberg. Aparicio declaró que se despertó y encontró inconsciente en un sofá de la sala a Greenberg.

De acuerdo con la Fiscalía Estatal del Condado Miami-Dade, Aparicio presentó un testamento con la firma de Greenberg y dos testigos que lo dejan a él como el único ejecutor de la herencia de más de 600,000 que dejó Greenberg.

El lunes, los fiscales dijeron que la investigación sobre la muerte de Greenberg aún no se ha cerrado. La familia de Greenberg ha estado tan escéptica de las afirmaciones de Aparicio de que fueron unas píldoras para perder peso lo que enfermaron a Greenberg, que han presionado a la policía para que investigue más a fondo lo ocurrido.

“Se trata de una investigación abierta en torno a las circunstancias de su muerte”, dijo un portavoz de la Fiscalía, que no quiso comentar más directamente sobre al arresto de Aparicio. Desde la muerte de Greenberg, su familia ha estado enfrascada en una batalla con Aparicio por su herencia.

Entretanto, Aparicio ha ignorado órdenes de la corte de devolver $547,000 que retiró de las cuentas bancarias de Greenberg. El viernes pasado, Aparicio, de 60 años, fue arrestado en Aventura. Fue acusado de robo en gran cuantía, un delito de primer grado, de estafa organizada y de falsificar documentos legales.

Poco después, pagó una fianza de $105,000 y salió de la cárcel. La sórdida historia comenzó la noche del 10 de octubre de 2017, cuando Aparicio llamó al 911 y le dijo a un operador que se despertó y encontró inconsciente en un sofá de la sala a Greenberg.

En noviembre, un reporte toxicológico concluyó que la muerte de la agente de bienes raíces se debió a fentanil. Pero fue lo que Aparicio hizo antes del informe de toxicología lo que metió en problemas.

Diez días después de la muerte de Greenberg, Aparicio presentó su testamento en un tribunal. Casi de inmediato, Valerie, la hermana de Greenberg, impugnó la validez del testamento. Y las dos testigos que firmaron el testamento —Lisa Ross y Alexa Bishopric— testificaron que firmaron el documento el 10 de julio de 2017, sin saber qué decía. Fue posteriormente que Greenberg les dijo que el documento era su testamento. En la orden de arresto de Aparicio se señala que luego de la muerte de Greenberg, Aparicio llamó a varios de los amigos de Greenberg para que firmaran un atestado que convertiría el documento de libertades anticipadas en un testamento final.

Pero todos se negaron a hacerlo. En febrero de 2018, Aparicio retiró el testamento en un tribunal testamentario. El enfrentamiento legal entre Aparicio y la hermana de Greenberg está lejos de finalizar. Para el 3 de abril, está programada una audiencia, en la que un juez entrará a considerar la petición de la familia para que Aparicio no tenga acceso a la propiedad de Greenberg.

El abogado que representa a la familia de Greenberg ha culpado en más de una ocasión a Aparicio de la muerte de la agente de bienes raíces. El lunes por la tarde, el abogado de Aparicio no devolvió la llamada que se le hizo para conocer qué tenía que decir de todo el asunto.

  Comentarios