Sur de la Florida

Celulares y las redes sociales conducen a los arrestos de tres hombres por robo en restaurante de Sawgrass Mills

EL NUEVO HERALD

Alguien ayudó a los ladrones que robaron el restaurante Yard House, en el Sawgrass Mills, el Día de Nochebuena, dijo la policía. De acuerdo con un documento que se presentó en una corte federal de Fort Lauderdale, Zyheem Smith, de 20 años; Gedeon Joseph, de 21 años, y Watverly Mortimer, de 22 años, son sospechosos de haber participado en el robo.

La policía arrestó a los tres el martes por la mañana. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) detuvo a Smith y Joseph, residentes de Orlando y Clermont, respectivamente, en Orlando. Por su parte, Mortimer, vecino de West Park, en el Condado Broward, fue arrestado por la policía de Sunrise, y el FBI.

Tal como se describió en el documento que se presentó en la corte, Smith y Joseph estacionaron el Hyundai en que viajaban cerca de la puerta trasera del restaurante aproximadamente a las 9 a.m. Poco después, Mortimer les abrió la puerta a los dos.

Smith, descrito como un hombre corpulento con una máscara de color oscuro para ocultar su cara, y Joseph, un hombre de complexión delgada, cubriéndose la cara con un gorro y una tela, sin embargo, no hicieron nada para protegerse de las cámaras de seguridad.

“El robo quedó grabado por las cámaras de seguridad del restaurante Yard House”, según el documento. En el documento se señala que las cámaras captaron el momento en que Smith y Joseph subían las escaleras, y Smith amenazaba con una pistola Glock 19X al gerente del lugar al tiempo que le quitaba el teléfono celular.

“Smith le dijo al gerente que abriera la caja fuerte o le pegaría un tiro en la pierna”, de acuerdo con el documento. Los ladrones escaparon con $22,000. Cuando la policía de Sunrise habló con Mortimer en el restaurante, él dijo que no conocía a los ladrones. Fue entonces que los celulares empezaron a hablar.

Al parecer, Smith dejó el celular del gerente en el estacionamiento de Yard House, para de este modo evitar que lo rastrearan, pero olvidó que dejaba las huellas digitales en el aparato. Los investigadores del caso dijeron que hallaron el número telefónico de Smith, que éste llamó al celular de Mortimer tres veces, cada llamada unos pocos segundos.

Pero la mañana de Navidad, una llamada que hizo a las 5:50 a.m., duró 17 minutos. De igual modo, una torre de teléfono celular situó el celular de Smith en Orlando en las primeras horas del 24 de diciembre, luego cerca de la casa de Mortimer en West Park, después cerca de Yard House y, por último, de nuevo en Orlando.

Por otra parte, fotografías de los peajes donde aparece el Hyundai Elantra en el que se movían los sospechosos confirmaron el rastreo. El auto había sido alquilado en una compañía de Orlando, Unique Car Rental.

Las redes sociales terminaron solucionando el rompecabezas. Una fotografía con fecha 19 de enero aparecida en Facebook en la que aparecen Smith, Joseph y Mortimer con una cuarta persona echó por tierra lo que quedaba de la afirmación de Mortimer de que no conocía a Smith y a Joseph.

Según el documento, Mortimer utilizó las palabras “Waffles_Clout” y “Zoe Waff” en sus cuentas de Instagram y Facebook. En un chat de Facebook Messenger con fecha de 26 de noviembre aparecen Smith, Joseph y Mortimer y un mensaje de Smith a Joseph donde le dice que “guarda 200 para poder alquilar un carro y darle un palo a waffles el 23 o el 24”, lo que quería decir que reservara $200 para alquilar el automóvil para ir a robar el trabajo de Mortimer el 23 o el 24 de de diciembre.

El 24 de diciembre, a las 8:19 a.m., Smith le envió a Mortimer un mensaje donde le decía: “Ya estamos aquí”. A las 8:28, Mortimer le respondió: “El gerente no ha llegado todavía”. A las 9 a.m., Smith le escribió a Mortimer: “¿Quién va a abrir la puerta?”. Poco después, Mortimer le contestó: “Voy a salir a las 9:07”.

  Comentarios