Sur de la Florida

Hace años tuvo que empezar de cero. Ahora ayuda a las personas sin hogar

Anitrice Mckinnis, conocida como Mama Joy, (al centro) con sus hijas Lakeycia y Jane en el evento de Navidad Winter Wonderlan, en Overtown, en 2018. Foto de cortesía.
Anitrice Mckinnis, conocida como Mama Joy, (al centro) con sus hijas Lakeycia y Jane en el evento de Navidad Winter Wonderlan, en Overtown, en 2018. Foto de cortesía. LenaBadazz

Cuando decidió huir de la relación abusiva con su ex esposo, Anitrice Mckinnis, entonces de 32 años y madre de dos hijos, tuvo que comenzar de cero.

Hasta ese momento, su vida había transcurrido rodeada de fiestas y drogas. “Me fui a una vivienda pública y tuve dos trabajos simultáneamente. Pasé de tenerlo todo a quedarme solo con mis hijos y el alivio de salir de esa vida”, dijo.

Veinticuatro años después, Mckinnis no se arrepiente, dice que consiguió todo lo que quería y quiere ayudar a los demás. En abril de 2018 fundó junto con sus hijos una organización sin fines de lucro llamada Nana Restart, con la que se dedica a ayudar a su comunidad, específicamente a las personas sin hogar.

Desde hace 11 años vive en la única casa de la calle 16 de Overtown, donde la conocen como Mama Joy. Además de su trabajo en el hospital Jackson Memorial y su fundación Nana Restart, es voluntaria de Lotus House, una organización que ofrece un hogar temporal a mujeres y niños desamparados. También colabora con Miami Rescue Mission, es embajadora del Overtown Board y apoya a otros servicios en su vecindario que ayudan a personas de bajos ingresos a obtener su propia vivienda.

“Es una mujer con un espírito compasivo y siempre está pendiente de su comunidad. Ayuda alimentando y escuchando a las personas y sus historias”, contó Rai Johnson, directora de salud y bienestar de Lotus House.

Lo que más le gusta a Mckinnis es ayudar a la gente. “Mis hijas y yo organizamos eventos para las personas de nuestra comunidad, porque son como familia para nosotros. Organizamos un evento el Día de Acción de Gracias donde todo es hecho por nosotras con colaboraciones de Lotus House”.

“Desde hace cinco años todos los diciembres hacemos un Winter Wonderland, donde repartimos regalos a los niños de la comunidad”, dijo. Consiguen patrocinadores como Target, Publix, Rick Case, Bar Louie y Habitat for Humanity, una organización no gubernamental que apoya a personas que desean tener un hogar propio y que la ayudó a ella. “Hacemos esto para hacer saber a nuestra comunidad que los amamos. Hay muchas personas sin hogar y adictas a las drogas en este vecindario, pero ellos siguen teniendo un corazón. Les hacemos sentir que tienen a alguien que los escucha”, dijo.

El año pasado asistieron cerca de 200 personas a ese evento, dijo.

IMG-0325.JPG
LenaBadazz

Lakeychia, hija de Mckinnis, dijo que ella y sus hermanos harán lo posible para que su madre cumpla su sueño. “Estamos cerca de downtown y hay personas sin hogar en la calle. Es una situación desafortunada, pero gente como mi mamá que quieren un cambio pueden lograr sacar de la calle a quienes estén dispuestos a rehacer su vida”, dijo.

Ahora están buscando apoyo del gobierno para tener una sede. El sueño de Mckinnis es que Nanas Restart tenga un edificio para ayudar a los desamparados y a quienes quieran salir de la adicción a las drogas. “Quiero enseñarles que pueden tener otra oportunidad y que si son persistentes lograrán lo que quieran, como yo lo hice”, dijo.

  Comentarios