Sur de la Florida

Tribunal interviene el Canal 41, América TeVé

Pedro Roig durante un debate en Coral Gables, fue nombrado interventor por la corte.
Pedro Roig durante un debate en Coral Gables, fue nombrado interventor por la corte. EL Nuevo Herald

Un tribunal de circuito del condado Miami-Dade ordenó que un interventor tome las riendas de la televisora local América TeVé/ Canal 41, tras una batalla legal entre los dueños Omar Romay y Caribevision Holdings Inc, que aún está pendiente en las cortes.

El viernes el abogado Pedro Roig llegó a las instalaciones del canal, en Hialeah Gardens, acompañado de un equipo de contadores y abogados para empezar a administrar la corporación.

“Ambas partes apoyaron mi designación”, dijo Roig un investigador asociado del Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami que entre el 2003 y el 2010 dirigió la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) - Radio y TV Martí. “La orden de la corte es que me ocupe de mantener el status quo de América TeVé [...] la idea es mantener una empresa estable que pueda cumplir con sus obligaciones”.

Romay y Caribevision se unieron en el 2009 en un acuerdo de partes iguales para transmitir programas de televisión en español en Miami, Nueva York y Puerto Rico, según los documentos de la corte. En el 2011 Caribevision demandó a Romay en lo que los documentos de la corte describen como un “divorcio corporativo”, y lo acusaron de malos manejos financieros así como de dirigir el consorcio de manera unilateral.

El Nuevo Herald no pudo contactar el viernes a Romay o a sus abogados.

La batalla judicial habría escalado ante la subasta que en enero del 2016 realizará la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos del ancho de banda de cuatro televisoras que operan en Puerto Rico y que le pertenecen al consorcio. Se estima que la cotización inicial de estas sería de $130 millones.

“Romay testificó que él, unilateralmente, tiene toda la intención de vender en subasta todo el ancho de banda [de esos canales]”, indican los documentos judiciales.

De acuerdo con los documentos de la corte, los demandantes habían pedido varias veces el nombramiento de un interventor en base a que Romay tomó decisiones para su propio beneficio y no del consorcio. Según el análisis judicial, Romay implementó tácticas irregulares que le permitieron hacerse del 79 por ciento de las acciones.

Entre esas estrategias, Romay habría otorgado préstamos por unos $5 millones a la corporación pero la deuda era cargada solo a la parte que le pertenecía a Caribevision, según los documentos judiciales. Además, Romay habría pagado $1.6 millones a Comcast para cancelar una deuda, a pesar de que ya había alcanzado un acuerdo de pago de $800,000 con la compañía de transmisión por cable. Después cobró los $1.6 millones a la parte de Caribevision.

Romay tomó varias de esas decisiones financieras de la corporación debido a que logró controlar la Junta Directiva, de acuerdo con la corte. Romay admitió en la corte que en febrero del 2013, durante una reunión de la Junta, ordenó a agentes de seguridad del canal que sacaran a los directivos que representaban a Caribevision.

Poco después, Romay se declaró dueño mayoritario y nombró a cuatro familiares directos como miembros de la Junta Directiva.

El abogado de Caribevision, Marcell Felipe, dijo que la designación del interventor apunta a prevenir la toma de decisiones unilaterales de Romay que puedan afectar a la televisora.

“Nada en el nombramiento [del interventor] tiene como intención afectar o cambiar las operaciones o la programación del canal”, dijo Felipe. “Nuestro compromiso es con la comunidad que servimos y suspender la capacidad del señor Romay de actuar a nombre de la empresa hasta que se dé una resolución judicial a los temas que se plantean en la demanda”.

Tanto la corte como la parte acusadora estuvieron de acuerdo en que Romay posee el talento y conocimientos para dirigir la parte creativa y de producción del consorcio, y que por lo tanto debe continuar a la cabeza de la generación de contenido.

Roig dijo que el viernes se reunió durante casi cinco horas con Romay, con quien recorrió las instalaciones de la televisora. El interventor agregó que durante ese primer encuentro le fueron asignadas oficinas tanto para él como para su equipo.

Roig explicó que su designación como interventor fue oficializada por la jueza Mónica Gordo, tres días después de una audiencia judicial en el que las partes litigantes llegaron a un acuerdo en este aspecto. Sin embargo, el inicio de sus funciones demoró más de tres semanas debido a que los demandantes tardaron en cumplir con el pago de un bono de garantía de $2.5 millones.

El equipo interventor de Roig está integrado por los abogados José Villalobos, quien será su asesor legal, y Carlos López Jr. en calidad de representante corporativo. Además participarán las contadoras Mayda Ortega y Leslie Cortina.

Roig indicó que el juicio está programado para octubre, pero que sus funciones podrían concluir antes si es que las partes llegaran a un acuerdo extrajudicial.

Siga a Enrique Flor y Brenda Medina en Twitter a través de @kikeflor @BrendaMedinar

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios