Sur de la Florida

ICE arresta a hombre que sacó a la luz abusos de centro de detención para inmigrantes indocumentados

Activistas exigen que se retire ICE de Miramar

Felipe Reis, un joven activista con DACA, lidera la protesta en Miramar contra el centro de ICE, horas antes de que un grupo de manifestantes fuera arrestado.
Up Next
Felipe Reis, un joven activista con DACA, lidera la protesta en Miramar contra el centro de ICE, horas antes de que un grupo de manifestantes fuera arrestado.

Pocas semanas después que un documental donde se exponían las injusticias en un centro de detención del sur de la Florida se estrenara en un festival nacional de cine, Claudio Rojas —la fuente infiltrada de la cinta— fue arrestado en Miramar por agentes del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) durante la verificación anual de su visa, dijeron las autoridades.

Según documentos, hasta el domingo Rojas seguía en el Centro de Detención de Krome en el sur de Miami-Dade. Los abogados de Rojas dijeron que el miércoles lo detuvieron sin razón alguna y que enfrenta la deportación inmediata.

“Llamaron a Claudio por su nombre y entonces tres agentes lo detuvieron”, dijo el fin de semana uno de sus abogados, Sandy Pineda, Miami Herald. “No tiene antecedentes penales. No nos dieron la oportunidad de seguir el proceso debido, no permitieron que sus abogados hablaran con él y le quitaron el pasaporte. Nos informaron que no teníamos nada que decirle y que su orden de arresto vino de arriba. Lo que pasó es grotesco”.

El domingo el ICE no respondió a las solicitudes que se le hicieron por correo electrónico para saber qué tenía que comentar sobre el caso. Rojas —un inmigrante argentino que se ha vuelto en un incansable activista y que ha ocupado cintillos noticiosos en los últimos años— devino una mina de oro de información para la National Immigrant Youth Alliance después que fue detenido por el ICE en 2010 por quedarse en el país más tiempo del que autorizaba su visa.

En la actualidad, Rojas vive en Miramar con su esposa y dos hijos adultos. Recientemente lo hicieron abuelo. Rojas, de 53 años, reveló las complejas actividades del Centro de Transición de Broward, una institución con fines de lucro donde mantienenn a inmigrantes sometidos a proceso de deportación sin juicio, dijeron los directores del film.

La instalación del Condado Broward funciona como centro de espera para las deportaciones inminentes de inmigrantes que entraron a Estados Unidos ilegalmente. Las declaraciones que hizo Rojas a la institución, que en ese entonces trataba de detener su deportación, inspiró la realización del documental —The Infiltrators—, que se estrenó en el Festival de Cine Sundance, en Utah, a principios de febrero de este año.

El documental sigue los pasos de “un grupo de jóvenes indocumentados –dreamers– que se dejaron arrestar intencionalmente por agentes de la Patrulla Fronteriza para así poder infiltrarse en un centro de detención tenebroso”, dice la sinopsis del filme.

La película muestra las “atroces condiciones de vida que los inmigrantes enfrentan cuando están injustamente detenidos y no tienen ningún control sobre su futuro”. Los eventos que aparecen en la cinta ocurrieron en el 2012, durante el gobierno de Obama. Según Pineda, Rojas tiene solicitada una Visa T.

Los abogados de Rojas también presentaron una solicitud para posponer la deportación, que se les rechazó, pero desde entonces presentaron una moción para volver a abrirla. Las Visas T se les otorgan a las víctimas de tráfico humano y de abuso laboral.

Los abogados de Rojas dijeron que él se convirtió en solicitante tras haber sido víctima de una compañía, un caso que está siendo investigado por el Departamento del Trabajo. De acuerdo con la política del ICE, a las personas que tienen Visas T pendientes se les garantiza la protección para no ser deportadas, y las visas pueden abrirles el camino para posteriormente obtener el estatus de residente permanente.

Viridiana Martínez, una de las infiltradas originales que intencionadamente se dejó detener y entrar en el centro para la realización del documental, le dijo al Miami Herald que los cineastas creen “que la detención de Rojas es una represalia por su activismo”.

“Es una represalia por lo que Claudio representa, los inmigrantes indocumentados que se han defendido y no aceptan la detención como su única opción; aquellas personas que decidieron luchar por obtener su libertad”, dijo Martínez, tras mencionar las muchas huelgas de hambre de Rojas, y los castigos de confinamiento solitario que sufrió.

Martínez dijo que la comunidad de inmigrantes espera que el Congreso intervenga, específicamente la oficina del representante Ted Deutch, demócrata por la Florida, quien en el 2012 le pidió al ICE que investigara el Centro de Transición de Broward, en Pompano Beach. Veinte y seis legisladores firmaron la carta de Deutch, dirigida al director del ICE, John Morton, donde le pedían de urgencia que revisara “caso por caso” la situación de cada persona detenida.

“En estos momentos le estamos tocando a su puerta con la esperanza de que tenga la misma valentía que tuvo Claudio cuando presentó un proyecto de ley privado”, dijo Martínez. “Ahora es el momento de actuar”. Según dijo en un correo electrónico un portavoz de Deutch, “la oficina del legislador está analizando el caso”.

  Comentarios