Sur de la Florida

En un discurso en Miami, Howard Schultz critica a los demócratas por ‘inclinarse’ hacia el socialismo

Howard Schultz, ex presidente ejecutivo de Starbucks, habla con los asistentes después de un discurso en el recinto Wolfson del Miami Dade College el 13 de marzo del 2019 en Miami.
Howard Schultz, ex presidente ejecutivo de Starbucks, habla con los asistentes después de un discurso en el recinto Wolfson del Miami Dade College el 13 de marzo del 2019 en Miami. pportal@miamiherald.com

Howard Schultz, ex presidente ejecutivo de Starbucks, trajo su mensaje de posible aspirante a la presidencia al downtown de Miami este miércoles, conde alabó a los exiliados cubanos, nicaragüenses y venezolanos del sur de la Florida, y criticó al Partido Demócrata por abrazar el socialismo y poner en peligro el libre comercio.

“Nuestro sistema de libre empresa está bajo ataque”, dijo el multimillonario Schultz durante un discurso de 35 minutos en el Miami Dade College. “Varios candidatos presidenciales demócratas defienden políticas socialistas ligeramente solapadas. Los demócratas en el Congreso apoyan completamente esta inclinación a la izquierda, con planes poco realistas como el Green New Deal y falsas promesas como servicios médicos pagados por el gobierno, universidad gratis y empleos para todos”.

Schultz, quien recorre el país como parte de la idea de una campaña como “centrista independiente” habló a unas 150 personas en un salón alquilado en el recinto Wolfson del MDC. Dijo que si lo eligen no firmaría ninguna ley que no tenga apoyo bipartidista y no aprobaría a ningún magistrado a la Corte Suprema que no tenga una supermayoría en el Senado federal.

También expresó que el gobierno ha sido “amañado” por la manipulación de los distritos electorales y calificó al presidente Donald Trump de síntoma de un país dividido en extremos.

“Una vez que se pierde el centro, el corazón de Estados Unidos se pierde con eso”, dijo Schultz.

Después del discurso, firmó ejemplares de su libro From the Ground Up pero declinó contestar preguntas de los reporteros. La audiencia, que lo aplaudió de pie cuando habló de restaurar la “civilidad, la dignidad y el honor” del país, era en su mayoría invitados, políticos locales y estudiantes universitarios.

“Creo que aquí estamos en el centro”, dijo Patricia Kahane, de 65 años y vecina de Coconut Grove que dejó el Partido Republicano para convertirse en independiente después que Trump ganó la presidencia. “A Schultz le debe ir muy bien aquí”.

No cabe duda que Schultz espera que sus posturas e historial resuenen en Miami, donde en el 2016 hubo una gran afluencia a las urnas a favor de la centrista demócrata Hillary Clinton, pero en noviembre del 2018 bajó significativamente, lo que puede haberle costado la gobernación a Andrew Gillum, candidato abiertamente izquierdista. Schultz también ha hablado de cuando creció como estadounidense descendiente de inmigrantes en viviendas públicas en Brooklyn y de ser el primero de su familia en ir a la universidad y graduarse.

106HSchultz13NEWPPP
Howard Schultz, ex presidente ejecutivo de Starbucks, habla en el recinto Wolfson del Miami Dade College, como parte de un recorrido por todo el país, parte de un esfuerzo por determinar si se presenta a las elecciones presidenciales del 2020 como “centrista independiente”, en una imagen del 13 de marzo del 2019. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

Eso hizo del Miami Dade College, que alquiló un salón en su reciento Wolfson en el downtown de Miami, un lugar apropiado para su mensaje. Como institución, el Miami Dade College tiene más alumnos de licenciatura que cualquier otra universidad de cuatro años en el país. La escuela, que es un piñón clave en el engranaje educativo en una región con altos niveles de pobreza e inmigración, ofrece matrícula preferencial a los llamados dreamers.

“En esta ciudad y en todo el sur de la Florida viven cientos de miles de personas que han huido de revoluciones socialistas que destruyeron la libre empresa y el estado de derecho”, dijo Schultz. “Estos inmigrantes, estas personas extraordinarias que han llegado de Cuba, Venezuela, Nicaragua y otros países latinoamericanos, se han integrado y logrado el éxito, a la vez que han hecho grandes contribuciones a sus comunidades y al país”.

Schultz, de 65 años, ha tenido dificultades desde que anunció a finales de enero en el programa de televisión “60 Minutes” que estaba estudiando con seriedad postularse a la presidencia como candidato independiente.

Los demócratas se pusieron nerviosos de inmediato ante la posibilidad de que una campaña de Schultz garantizara la reelección de Trump’ al robarle votos al nominado de su partido. En sus encuestas internas, según NBC, Schultz gana el 17 por ciento de los votos en una carrera contra Trump, y Kamala Harris o Elizabeth Warren, en la que Trump ganaría. Schultz ha criticado durante a estrellas demócratas como Alexandria Ocasio-Cortez, atacó la nueva ley tributaria aprobada por los republicanos en el 2017 y en general criticado los temas políticos más importantes de los dos partidos.

Schultz habló la semana pasada en la conferencia y festival South By Southwest, celebrado en Austin, Texas, e hizo una escala en Alabama este lunes (donde acusó a los demócratas de calumniarlo) antes de dirigirse a Miami. Ha tenido intercambios fuertes con los candidatos presidenciales Bernie Sanders y Elizabeth Warren, que están entre los más izquierdistas de un grupo grande de demócratas que aspiran a la nominación presidencial.

Schultz dice que opina que el Partido Demócrata de verdad quiere solucionar los problemas del país. Pero en Miami, donde Trump pronunció hace unos días un discurso sobre el fin de socialismo en las Américas, Schultz pareció estar hablando el idioma del presidente.

“Estas ideas socialistas no pueden sostenerse financieramente. En este mundo no hay nada gratis. Van a aumentar los impuestos a todos, no solamente al 1 por ciento; van a reducir la libertad de opciones y a aplastar el espíritu innovador”, dijo. “La respuesta a un extremo no puede y no debe ser otro extremo”.

  Comentarios