Sur de la Florida

Acusado de robo en un caso típico de telenovela desaparece en los Everglades

Alejandro Aparicio y su entonces novia, Andrea Greenberg, en una foto sin fecha, una de cientos que Aparicio publicó en Facebook e las últimas semanas.
Alejandro Aparicio y su entonces novia, Andrea Greenberg, en una foto sin fecha, una de cientos que Aparicio publicó en Facebook e las últimas semanas.

Un juez de Miami-Dade ha revocado la fianza a Alejandro Aparicio, el antiguo novio de una ejecutiva de bienes raíces que fue encontrada muerta en su casa en octubre del 2017, por considerarlo un riesgo de fuga, después que el hombre se quitó el lunes temprano un dispositivo de seguimiento por GPS que le habían fijado a un tobillo.

El juez también emitió una orden de arresto contra Aparicio. El asunto es que nadie sabe dónde está.

Aparicio, de 60 años, fue arrestado el 8 de febrero y acusado de robar dinero a Andrea Greenberg, entonces su novia desde hacía 17 años. Aparicio fue liberado el 13 de febrero después de entregar sus dos pasaportes y aceptar que le pusieran un dispositivo de seguimiento por GPS en un tobillo, para que las autoridades pudieran verificar que cumplía la restricción de no salir de su casa entre 9 a.m. y las 7 p.m.

Pero el lunes por la mañana temprano, Aparicio se quitó del dispositivo y desapareció. El último lugar donde el GPS lo ubicó fue en 39025 SW 8 Street, en medio de los Everglades.

La fiscal estatal adjunta Mary Ernst también acusó a Aparicio de falsificar los pasaportes que había entregado al tribunal. Valerie, hermana de Greenberg, quien ha estado en medio de una batalla legal con Aparicio sobre la herencia de Greenberg, alegó que los pasaportes mostraban un sello de entrada falsificado a Madrid el 20 de febrero del 2018, la fecha que Aparicio tenía una audiencia de asistencia obligatoria en Miami en el caso civil.

El domingo, Aparicio publicó una declaración poco precisa en Facebook, dirigida a Greenberg, que algunos de sus amigos han interpretado como una nota de suicidio.

“Ya no puedo soportar el anhelo interminable de sentir la calidez de tu piel, el olor de tu cuello, el brillo de tu mirada, tu dulce sonrisa, la belleza perfecta de tu rostro mirándome”, escribió Aparicio.

“Avanzar a algo nuevo. Juntos. Tomados de la mano. Ser completa, inequívoca y eternamente tuyo. Cuidarte. Ser tu único amor y familia irremplazables... siempre y para siempre”, agregaba el texto.

“Reunidos de nuevo, como siempre estuvimos, NOSOTROS contra el mundo, en nuestros propios términos. Nuestro AMOR de amores completo y vivo de nuevo para toda la eternidad. Es hora, mi ángel”, concluía el mensaje.

Aparicio también había publicado cientos de fotografías de él y Greenberg a finales de febrero, poco después de salir en libertad de bajo fianza.

Algunos de sus amigos, que hablaron con el Herald a condición de no ser identificados, dicen que temen que Aparicio se haya suicidado.

“Se despidió del mundo físico y dijo cosas en el sentido de que iba a reunirse con Andrea en el mundo espiritual”, dijo un amigo de toda la vida de Aparicio, quien creció con él en Bogotá.

“Creo que está resignado a su destino”, dijo el amigo. “Nos dijo que no puede conseguir trabajo ni en McDonald’s. Ha tocado fondo. No creo que Alejandro pueda resistir la prisión, y el caso en su contra es muy fuerte. Así que pienso que se ha suicidado o se ha ido por ahí”.

Otro amigo confesó que nunca escucharon de Andrea hasta su muerte, aunque ella y Aparicio estuvieron juntos 17 años.

“Él no publicó ninguna foto de ella mientras estuvo viva”, dijo el amigo. “Entonces empezó a publicar fotos de los dos juntos para aparentar que eran una pareja sentimental. Eso no tiene ningún sentido”.

Greenberg fue hallada muerte en su casa de Morningside el 10 de octubre del 2017, después que Aparicio la encontró inconsciente en el sofá. Las autoridades determinaron que la muerte se debió a una sobredosis de tres tipos de fentanil que se vende en la calle.

La familia y los amigos de Greenberg sospecharon de las circunstancias de su muerte desde el principio, porque no se conocía que Andrea usara drogas, y recientemente había empezado un plan para bajar de peso. También expresaron dudas sobre el hecho de que Aparicio retiró miles de dólares de la herencia de Greenberg desde su computadora personal solamente tres horas después de su muerte.

Durante la batalla legal entre Aparicio y Valerie en un tribunal testamentario, los investigadores determinaron que Aparicio había intentado presentar su testamento vital como su última voluntad y testamento, que lo habría convertido en el único beneficiario de la herencia de ella, que ascendía a $600,000.

La próxima audiencia en el caso civil está fijada para el 3 de abril.

El juicio por los cargos de robo en mayor cuantía, fraude organizado y falsificación está programado para el 3 de enero.

  Comentarios