Sur de la Florida

El dolor golpea de nuevo. Se suicida segundo sobreviviente de masacre en escuela de Parkland

El dolor ha golpeado de nuevo a Parkland.

Una semana después del suicidio de una ex alumna, un estudiante de la escuela secundaria Marjory Stoneman se ha quitado la vida, confirmó la Policía de Coral Springs el domingo.

La noticia de la tragedia llega justo cuando los estudiantes están fuera de la escuela esta semana por las vacaciones de primavera.

Los investigadores le dijeron al Miami Herald que una estudiante de la escuela Marjory Stoneman Douglas murió en “un aparente suicidio” el sábado por la noche.

No se sabe si su muerte está relacionada con la masacre en la escuela del sur de la Florida el 14 de febrero del 2018, dijo la policía. Tampoco se ha dado a conocer el nombre del estudiante.

La tragedia ocurre casi una semana después de que una recién graduada de la misma escuela, Sydney Aiello, se suicidara tras ser diagnosticada con trastorno de estrés postraumático. La oficina del médico forense del condado de Broward dijo a NBC News que Aiello murió por un disparo en la cabeza.

“¿Cuántos chicos más van a quitarnos por suicidios para que el gobierno/distrito escolar haga algo? DEP 17 + 2 “, dijo el domingo en Twitter el ex alumno de Stoneman Douglas y activista por el control de las armas David Hogg.

Ryan Petty, padre de Alaina Petty, una estudiante de primer año de 14 años de esas que fue una de las 17 personas asesinadas el 14 de febrero del 2018, dijo al Miami Herald que el estudiante que falleció el sábado también fue de un tiro en la cabeza.

Petty abrió una fundación de prevención del suicidio llamada Walk Up Foundation tras la muerte de su hija. Dijo que “hay que hablar del tema del suicidio”.

“Este es otro trágico ejemplo “, dijo Petty, quien se ha asociado con la Universidad de Columbia para su fundación.

Desde el ataque del Día de San Valentín en el 2018 que dejó 17 muertos entre alumnos y personal docente, y traumatizó a toda la escuela, los estudiantes de la secundaria Marjory Stoneman Douglas ven regularmente a consejeros de trauma después en medio de crisis de llanto. Se asustan cuando las alarmas de incendio se prolongan incluso por escasos minutos. Los informes de ausencias generalizadas son comunes.

Pero la noticia de dos suicidios en la última semana que involucran a un chico de segundo año y una recién graduada, justo cuando los estudiantes están en las vacaciones de primavera (spring break), los profesores de la escuela Parkland temen que sus estudiantes no estén recibiendo la ayuda que necesitan. También les preocupa que los cambios recientes en la escuela puedan afectar negativamente a los alumnos.

Los consejeros que trabajan con las familias de Parkland se movilizaron el domingo para buscar la mejor manera de brindar ayuda. También les preocupa que los estudiantes salgan esta semana de vacaciones.

“Temo que habrá más [suicidios] por venir”, dijo Greg Pittman, profesor de Historia estadounidense en Marjory Stoneman Douglas. “Hasta cierto punto, estoy un poco preocupado de que estén lejos del apoyo que reciben”.

Dijo que la reasignación de los tres subdirectores de la secundaria y un especialista en seguridad, que estaban en la escuela durante la masacre, ha afectado la salud mental de los estudiantes que más necesitan ayuda.

“Los chicos necesitan ayuda y muchos de los que más la necesitan no reciben ninguna”, dijo Pittman el domingo. “Quieren hablar con las personas que estaban allí”.

Pittman, quien dio clases a Sydney Aiello, dijo que ha hablado con los estudiantes directamente sobre sus preocupaciones con la estructura cambiante de su escuela y añadió que se podrían necesitar más recursos para la salud mental.

“Muchos de ellos piensan que no necesitan ayuda”, dijo. “Que solo sus amigos que estaban allí entienden. Es probable que más recursos ayuden, pero también los que los conocieron se están yendo”.

Durante una reunión el viernes entre el distrito y la facultad, Pittman dijo que la Directora de Rendimiento y Responsabilidad Escolar de Broward, Valerie Wanza, reconoció que era un error eliminar al personal que los estudiantes se habían acostumbrado a ver.

“Lo consideré un error entonces y aún más ahora”, dijo.

Dijo que sus estudiantes están bajo “tremenda presión” porque algunos vieron morir a sus amigos o vieron sus cuerpos en el suelo tras del ataque.

Pittman, que estaba en la escuela durante el tiroteo, visita a un terapeuta regularmente y toma medicamentos para el estrés.

“No lo presencié, pero muchos de estos chicos tuvieron que presenciar la muerte de sus amigos”, dijo. “Por lo que han visto, me preocupa que veremos más [suicidios]”.

“Me temo que Sydney lo hizo, y ahora este otro chico lo ha hecho...” dijo Pittman. “No sé cuánto tiempo tomará, pero necesitamos más ayuda”.

Si usted o alguien que conoce se encuentra en una crisis similar, puede llamar a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255), o comuníquese con la Línea de Texto de Crisis enviando un mensaje de texto TALK al 741741.

  Comentarios