Sur de la Florida

Legisladores retrasan ley sobre uso de e-Verify para impulsar propuesta sobre ciudades santuario

Senador de la Florida propone ley que prohíbe las ‘ciudades santuario’

Joe Gruters, senador estatal de la Florida, presentó el 12 de marzo del 2019 un proyecto de ley que prohíbe las ‘ciudades santuario’ en el estado.
Up Next
Joe Gruters, senador estatal de la Florida, presentó el 12 de marzo del 2019 un proyecto de ley que prohíbe las ‘ciudades santuario’ en el estado.

Varios legisladores han llegado a un acuerdo secreto para cambiar varios proyectos que contemplan exigir a las empresas de la Florida verificar el estatus inmigratorio de nuevos empleados a través del sistema e-Verify por iniciativas de ley que prohíben las llamadas “ciudades santuario”, que han sido impulsadas en las comisiones.

La industria agrícola y un senador estatal de cada partido acordaron en secreto la semana pasada bloquear una propuesta e impulsar la otra, dijo Mike Fernández, magnate de los servicios médicos y figura miamense prominente en el ámbito político, quien dijo que tenía conocimiento de primera mano del acuerdo. Fernández declinó revelar la identidad de los legisladores.

Según el acuerdo, dijo Fernández, líderes legislativos acordaron impulsar los proyectos de ley contra las ciudades santuario — incluida la SB 168— en las comisiones, a la vez dejan languidecer las propuestas sobre el e-Verify sin una sola audiencia.

“El ‘acuerdo secreto’ para aprobar la SB 168 a cambio de matar las propuestas sobre el e-Verify no es un intercambio que vale la pena”, escribió Fernández en un correo electrónico el viernes. “Aceptar tal acuerdo es dañino económicamente, moralmente equivocado, amenaza la seguridad de todos los floridanos y es una estupidez política del Partido Republicano de la Florida. Tal acuerdo expresa que no está bien tomar medidas contra los inmigrantes en los centros de trabajo, pero sí mientras conducen al trabajo, la iglesia o a dejar sus hijos en la escuela”.

Fernández, presidente del directorio de MBF Healthcare Partners, una empresa de inversión privada con sede en Coral Gables que se especializa en el sector de los servicios médicos, también es copresidente de la American Business Immigration Coalition, que defiende ofrecer oportunidades a inmigrantes y estudiantes extranjeros para que entren legalmente a la fuerza laboral de Estados Unidos y establecer un camino a la ciudadanía para los trabajadores indocumentados.

“Sacar a los hispanos y a los inmigrantes de nuestra comunidad, nuestra economía y el Partido Republicano, no importa donde se tomen las medidas contra ellos, tiene el mismo resultado: pérdida de trabajadores, pérdida de ingresos por concepto de impuestos y electores, a la vez que amenaza a todos los floridanos cuando los inmigrantes no confían en la Policía”, escribió.

Un funcionario de una agencia estatal, uno cabildero en Tallahassee y un senador estatal confirmaron que escucharon de segunda mano que el acuerdo se concretó.

La versión del Senado de la iniciativa sobre el e-Verify, patrocinada por el senador Aaron Bean, republicano por Fernandina Beach, se había enviado a la Comisión Judicial. El senador David Simmons, republicano por Altamonte Springs que preside esa comisión, dijo: “No creo que debatiremos eso en la Comisión Judicial en este momento”.

“Pienso que nos hemos limitado sobre la inmigración [en el SB 168], que es la iniciativa que el senador Joe Gruters ha presentado sobre las políticas de ciudades santuario”, declinando ofrecer detalles.

Las propuestas se han estancado de manera similar en la Cámara. El representante René Plasencia, republicano por Orlando que preside la Subcomisión sobre Desarrollo de la Fuerza Laboral y el Turismo, donde primero se escucharía la propuesta sobre el e-Verify en la Cámara, también declinó decir explicar la razón por la que la propuesta no se ha debatido. Esa propuesta es patrocinada por el representante Thad Altman, republicano por Indialantic.

E-Verify ha tenido un historial largo y contencioso en la Legislatura de la Florida. Durante su campaña del 2010, Rick Scott exhortó a todos los negocios de la Florida a usar el sistema e-Verify. También firmó una orden ejecutiva poco después de ocupar el cargo en el 2011 que exigía a las agencias estatales bajo su dirección que verificaran la elegibilidad de empleo de todos los nuevos empleados a través de e-Verify.

Un proyecto de ley contra la inmigración ilegal que fue enmendado para exigir el uso de e-Verify fracasó ese año en el pleno del Senado. En ese momento, el entonces senador JD Alexander, republicano por Lake Wales, quien emitió el voto decisivo contra la propuesta, calificó e-Verify y otras herramientas de verificación de estatus inmigratorio de “fundamentalmente equivocadas”. Alexander tiene tierras agrícolas para cultivar cítricos y usa el sistema.

Históricamente, los mayores grupos empresariales del estado se han opuesto a usar el e-Verify, incluidas la Cámara de Comercio de la Florida y la Asociación de Industrias de la Florida.

El gobernador Ron DeSantis apoya tanto las iniciativas sobre las ciudades santuario como las del e-Verify, pero ha dicho que las del e-Verify son menos cruciales, dada la baja tasa de desempleo.

Varios líderes negaron saber nada de una reunión o acuerdo secreto.

Bill Galvano, presidente del Senado, dijo que piensa que los asuntos de inmigración deben dejarse al gobierno federal, pero que el “empantanamiento partidista” obliga al estado a tomar medidas. El republicano por Bradenton negó conocer nada sobre tal acuerdo, dijo a través de un portavoz.

Por su parte, Fred Piccolo, portavoz de la Cámara, dijo que el despacho del presidente de la Cámara estatal no conoce de ningún acuerdo tal.

Y el presidente de la Cámara, José Oliva, de Miami Lakes, no ha tomado una postura pública en este período de sesiones sobre los proyectos de ley sobre el e-Verify, pero dijo que apoya la iniciativa sobre las ciudades santuario cuando contestó a preguntas de reporteros el 13 de marzo.

“Creo que es importante. Es asombroso que tengamos que expresar que hay que obedecer las leyes y que los funcionarios electos y las autoridades y municipalidades tendrían que cooperar con las leyes”, dijo. “Pero si hay que decirlo, entonces no tengo problema alguno de decirlo”.

Towson Fraser, cabildero de la American Business Immigration Coalition, dijo que el acuerdo es “políticamente miope”.

“Esto es para apaciguar a electores de los últimos comicios y elimina a un grupo enorme de personas que los republicanos van a necesitar en el futuro para mantener su mayoría”, dijo.

Elizabeth Koh, reportera del Herald/Times, contribuyó a esta información.

Esta información se complementó con material de The News Service of Florida.

  Comentarios