Sur de la Florida

Republicanos de Miami-Dade pudieran por fin eliminar la MDX, pero los peajes continúan

Impactante video: Se estrellaron contra un peaje de Florida y uno de los pasajeros salió volando

Cámaras de vigilancia grabaron un impactante accidente ocurrido el domingo cerca de St. Cloud, en el Condado Osceola, en la autopista Turnpike. Las víctimas sobrevivieron milagrosamente.
Up Next
Cámaras de vigilancia grabaron un impactante accidente ocurrido el domingo cerca de St. Cloud, en el Condado Osceola, en la autopista Turnpike. Las víctimas sobrevivieron milagrosamente.

Legisladores locales pudieran finalmente poner fin a la agencia de peaje MDX de Miami-Dade, pero un nuevo régimen de peaje lo reemplazaría.

La Cámara de Representantes de Florida aprobó el miércoles una ley para disolver la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade (MDX), la junta de peajes que en el 2014 enfureció a los automovilistas al expandir los puntos de recolección en las autopistas del Aeropuerto y el Dolphin Expressway, además de acabar con el peaje gratuito.

“MDX realmente ha decepcionado a la comunidad”, dijo el representante y patrocinador Bryan Avila, un republicano de Miami Springs, criticando a los miembros de la junta de MDX en la Cámara. “Ciertamente no tienen en cuenta los mejores intereses del público. Yo diría que probablemente tengan en cuenta los mejores intereses de sus contratistas”.

Si el Senado decide a favor, la legislación de Avila finalmente se llevará un objetivo favorito de la delegación republicana de Miami-Dade en Tallahassee, que ha aprobado leyes para acabar con una agencia de peaje ahora dirigida por el alcalde republicano del condado.

Para agosto, la nueva Agencia del Gran Miami Expressway se haría cargo de la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade. El proyecto de ley de Avila modifica la estructura de gobierno del MDX para crear el “GMX”, pero hay una regla general en el proyecto de ley: ningún miembro actual de la junta puede formar parte de la nueva junta.

El impulso para cambiar una agencia de peaje por otra tiene a los líderes actuales de MDX quejándose de que se trata de represalias.

Las tarifas de peaje actuales de MDX se mantendrían si el proyecto de ley se aprueba, y la nueva junta de peaje administrada por el Condado y los designados por Tallahassee releva a una junta actualmente administrada por personas designadas por el Condado y Tallahassee. Congelaría las tarifas de peaje hasta el 2029 de una junta que votó este año para congelar las tarifas de peaje por tiempo indefinido.

El proyecto de ley también instruye a la nueva agencia a implementar un programa de reembolso automático del 25 por ciento para vehículos locales que pagan al menos $150 al año en peajes de manera electrónica a través de dispositivos SunPass. MDX ofrece actualmente un programa de reembolso del 15 por ciento para cualquier vehículo inscrito con MDX que pague por lo menos $250 en peajes por año. El proyecto de ley establece el 25 por ciento de reembolso como una meta, por lo que podría ser menos si los números no funcionan.

Los partidarios de MDX siguen sonando la alarma fiscal sobre los cambios. Carlos Giménez, el alcalde del condado -que también se desempeña como presidente de MDX- está librando la lucha legislativa más feroz de sus ocho años en el cargo para tratar de matar los proyectos de ley que promueven Ávila y su socio en el Senado, Manny Díaz Jr., un republicano de Hialeah Gardens.

El intendente sustituto de finanzas de Giménez, Ed Márquez, publicó un análisis financiero el miércoles alegando que el nuevo peaje no podía costear el programa de reembolso y la extensión propuesta de $1,000 millones de la 836 hacia West Kendall. La extensión es un proyecto favorito del alcalde que ya fue aprobado por la Comisión del condado, y Ávila y Díaz dicen que quieren protegerlo. Pero el análisis de Márquez indica que MDX o su sucesor se quedarían sin dinero para el año 2025 si tratara de llevar a cabo la nueva ruta de peaje y, además, el reembolso.

El mismo día, la firma de calificaciones de Fitch advirtió que podría rebajar en más de $1,000 millones la deuda MDX que la nueva agencia de peaje heredaría, citando “un nivel sin precedentes de intervención política” en el establecimiento de las tasas de peaje necesarias para pagar a los tenedores de bonos. Márquez dijo que una baja significativa podría elevar el costo de los préstamos para el MDX hasta en $250 millones en un período de 30 años.

“Todo esto podría costar alrededor de $250 millones”, dijo Giménez el jueves, “y todo porque quieren cambiarle el nombre”.

La lucha por el MDX solo involucró a los representantes de Miami-Dade, y el debate del miércoles hizo que los demócratas locales trataran de hacer agujeros en el proyecto de ley, algo que sus contrapartes republicanas locales elogiaron.

En la nueva agencia de peaje, el gobernador Ron DeSantis seguiría controlando cuatro de los nueve asientos, con tres personas designadas y el jefe del distrito local de su Departamento de Transporte en un cuarto puesto con derecho a voto. La Comisión del condado obtendría dos de los asientos y tres irían a la Organización de Planificación de Transporte, una junta de funcionarios electos donde los comisionados del Condado actualmente tienen la mayoría de los votos.

A principios de este mes, Giménez obtuvo el respaldo de la Comisión del Condado con su plan alternativo: crear una nueva autoridad de peaje que se encargaría de las carreteras de MDX y la porción del condado del Turnpike, utilizar el dinero de los peajes del estado para reducir los peajes en todo el sistema y comenzar casi $2,000 millones para proyectos de transporte del condado. Pero su propuesta no tiene un patrocinador en Tallahassee, y Giménez dijo que está teniendo problemas para lograr el apoyo de los legisladores frente a los representantes de Miami-Dade.

“¿Quieren involucrarse en nuestra lucha?”, dijo Giménez esta semana. “En mi opinión, no veo en el resto del estado a representantes locales electos que estén luchando contra el condado que representan”.

  Comentarios