Sur de la Florida

Un electorado clave para el 2020: El voto hispano en la Florida casi se duplicó en el 2018

Un grupo de electores cubanoamericanos reunidos en el restaurante La Carreta en Bird Rd. y la avenida 87 habla sobre las presidenciales.
Un grupo de electores cubanoamericanos reunidos en el restaurante La Carreta en Bird Rd. y la avenida 87 habla sobre las presidenciales. emichot@miamiherald.com

La cantidad de electores hispanos en la Florida aumentó en 81 por ciento entre las elecciones intermedias del 2014 y el 2018, y el número de hispanos que se inscribió para votar como independiente aumentó en 101 por ciento, lo que significa que ese grupo es el de mayor crecimiento electoral en la Florida de cara a los comicios del 2020.

La información específica sobre los hispanos, compilada por Univision y Political Data Inc., muestra que las campañas y candidatos que invierten desde el principio en los medios en español y en esfuerzos de publicidad en ese idioma están llegando a más electores potenciales que nunca antes. La inscripción de electores hispanos y las tendencias de asistencia a las urnas en el Condado Miami-Dade, donde en el 2018 vivía el 44 por ciento del electorado hispano del estado, fue un reflejo de las tendencias estatales.

“Esta información demuestra que nuestra comunidad, en especial los jóvenes, tuvieron un papel crucial en las elecciones del 2018, donde el escaño en el Senado y varios escaños legislativos en la Florida cambiaron de partido hace menos de un año”, dijo Vincent Sadusky, presidente ejecutivo de Univision, en un comunicado. “[Los comicios del] 2020 se perfilan como una elección especialmente cerrada, y particularmente en muchos estados grandes, como la Florida, que tienen una población hispana numerosa. No tenemos duda de que los hispanos jugarán un papel clave en escoger al próximo presidente y al partido que controle el Congreso”.

Univision presentará información electoral de los hispanos de varios estados en un evento a celebrarse el 30 de abril en Washington.

El senador federal floridano Rick Scott se centró en los electores hispanos en su exitosa campaña del 2018, invirtiendo millones en publicidad en español durante eventos masivos como el mundial de fútbol del 2018, y visitando Puerto Rico varias veces durante la campaña. La campaña en la televisión en español, combinado con un mensaje antisocialista en el sur de la Florida, ayudó a Scott y al ahora gobernador Ron DeSantis a ganar por estrecho margen sobre los demócratas.

El aumento en la cantidad de electores hispanos fue el doble del resto de todo el electorado entre el 2014 y el 2018; un total de 1.3 millones de hispanos votaron en el 2018 en la Florida, en comparación con 748,000 en el 2014. La asistencia a las urnas entre los hispanos aumentó de 38.1 por ciento entre los hispanos elegibles para votar en el 2014 a 53.7 por ciento en el 2018.

Fernand Amandi, encuestador demócrata de Miami, dijo que los puertorriqueños ayudaron a impulsar el voto hispano en toda la Florida en el 2018 y que muchos de ellos se inscribieron como independientes. Amandi agregó que los republicanos hicieron un mejor trabajo de acercamiento a la comunidad hispana en el 2018, aunque al presidente Donald Trump le será más difícil repetir el éxito en el 2020 en un estado que seguramente necesita para ganar un segundo período.

“Parte del reto es que se puede acusar a los demócratas floridanos de negligencia porque consideran a los hispanos parte de su base”, dijo Amandi. “Los republicanos no. Y hacen un trabajo extraordinario de acercarse a ellos y llevar sus posiciones ante ese electorado. Si los republicanos hacen lo suyo, y los demócratas no, es probable que el elector hispano se incline por el candidato que se les ha acercado”.

El electorado hispano también aumentó entre las últimas dos elecciones presidenciales en la Florida, según un análisis de Dan Smith, profesor de la Universidad de la Florida, aunque el ritmo de aumento de 63.1 por ciento de electores activos en el 2012 a 68.9 por ciento de electores activos en el 2016 fue más bajo que el índice de aumento en las últimas dos elecciones intermedias. En las elecciones no presidenciales por lo general hay una asistencia a las urnas menor, aunque los comicios intermedios del 2018 tuvieron dos carreras estatales destacadas por el Senado federal y la gobernación.

La presidenta de la junta directiva del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Renata Soto, hizo un llamado a los hispanos elegibles a registrarse como votantes y queden aptos para participar en los comicios presidenciales de 2016.

La información también muestra que los hispanos republicanos en Miami influyeron decisivamente sobre carreras a nivel estatal. A pesar de que el aumento en la inscripción de hispanos para votar en Miami-Dade fue menor que en el mismo grupo a nivel estatal, la asistencia a las urnas de los hispanos en Miami-Dade fue tres puntos porcentuales mayor que el promedio entre los hispanos a nivel estatal. Eso significa que más electores hispanos ya inscritos salieron a votar, prueba de que los electores cubanoamericanos de más edad, que tienden a votar por los republicanos, acudieron a las urnas en el 2018. En muchos precintos electorales en todo Miami-Dade, Scott y DeSantis superaron las cifras de electores hispanos de Donald Trump en el 2016.

Y la cantidad de electores hispanos jóvenes aumentó en más del doble entre el 2014 y el 2018, aunque todavía son una porción pequeña del electorado. Unos 144,000 hispanos de entre 18 y 34 años votaron en el Condado Miami-Dade, y unos 261,000 hispanos de esas edades votaron a nivel estatal en el 2018, en comparación con unos 49,000 y 109,000, respectivamente, en el 2014.

“Pienso que lo que vimos en el 2018 fue la primera ola de esas personas que cumplieron 18 años en el 2010, el 2011, el 2013, que comenzaron a entrar al electorado en cantidades cada vez mayores en la Florida”, dijo Amandi. “Ya no es un electorado monolítico republicano como era hace 20 o 30 años”.

  Comentarios