Sur de la Florida

Capturan pez espada de 757.8 libras en los Cayos

El capitán Nick Stanczyk, su marinero Konnor Ross, y Bill Lussier junto al pez espada de 757.8 libras que Lussier pescó desde el yate de Stanczyk el 31 de marzo del 2019 frente a las costas de Islamorada.
El capitán Nick Stanczyk, su marinero Konnor Ross, y Bill Lussier junto al pez espada de 757.8 libras que Lussier pescó desde el yate de Stanczyk el 31 de marzo del 2019 frente a las costas de Islamorada. Courtesy of Nick Stanczyk

Bill y Debbie Lussier reservaron hace unos meses un yate para salir de pesca con el capitán Nick Stanczyk, pero tuvieron que posponerlo porque había demasiado viento ese día.

Entonces lo reprogramaron para el 31 de marzo, y resultó ser un récord.

Bill Lussier logró pescar un pez espada de 757.8 libras, que rompió el récord floridano fijado el 7 de mayo de 1978, cuando Stephen Stanford sacó del agua uno de 612 libras en las aguas frente a Cayo Largo, según la Comisión de Pesca y Vida Salvaje de la Florida.

El récord mundial es un pez espada de 1,182 libras capturado el 7 de mayo de 1953 en Iquique, Chile, según la Asociación Internacional de Pesca Deportiva.

Lussier, de Cape Coral, Florida, batalló con el pez durante ocho horas. El enorme pez arrastró 20 millas el barco de Stanczyk’, el Broad Minded.

Stanczyk, de 34 años, y su familia son conocidos como pioneros de la pesca diurna del pez espada en los Cayos y han afinado el arte de anzuelar este pez que por lo general está en aguas profundas, y que anteriormente casi siempre se capturaba de noche.

Y aunque la capturado y liberado muchos peces espada grandes a lo largo de los años, quedó asombrado cuando Lussier acercó su pez lo suficiente a la embarcación para percatarse del tamaño.

“Es el pez espada más grueso que he visto en mi vida. El año pasado capturé uno que pesó 600 libras”, escribió Stanczyk en Facebook el 7 de abril. “Pero este era mucho más grueso, hasta la cola. Y sabía que era mucho más grande”.

Stanczyk, quien trabaja desde Bud ‘N’ Mary’s, una marina de Islamorada propiedad de su padre, lanzó el sedal de 1,500 pies, atado a una boya en la superficie. Esto fue a las 8:10 a.m. No habían pasado 10 minutos de empezar la explicación normal a los clientes sobre qué hacer cuando la caña se dobla, que el pez picó.

“No dije nada durante unos segundos porque quería asegurarme de que no estaba viendo visiones”, dijo. En vez de movimientos normales de la boya cuando un pez pica, la boya estaba inclinada sobre un lado. “Una vez que estuve seguro, le dije a todos que había mordido el anzuelo. La caña no se había doblado ni el carrete se movía. Solo la boya se movía de manera diferente a lo normal”.

Bill Lussier tomó la caña y el marinero de Stanczyk, Konnor Ross, sacó el resto de las cañas en preparativos para la larga batalla que se acercaba.

“Todas las mañanas cuando salgo de casa a pescar, digo: ‘Hoy pudiera ser el día’ ”, escribió Stanczyk.

Después de finalmente arrimar el pez a eso de las 4:20 p.m., Stanczyk se dio cuenta que era el mayor que había capturado. Pero no fue hasta que regresaron a Bud ‘N’ Mary’s y lo colocaron en la báscula que se dieron cuenta que era de récord.

“Cuando lo izamos, la pesa digital indicó 757.8 libras. Era exactamente lo que estábamos buscando”, dijo.

Un pez de ese tamaño puede alimentar a muchas personas, y así fue. Stanczyk cortó los pedazos más grandes en la marina y entregó a los Lussier una nevera portátil grande llena, para ellos, sus familiares y amigos. Stanczyk entregó el resto a su familia ay amigos, y preparó una excelente comida para su esposa e hija pequeña.

“Es el mejor pescado que he comido”, dijo.

Un tiburón mako saltó a bordo de un barco de pesca a principios de este mes y se quedó atascado. El incidente ocurrió en la costa de Long Island el 6 de julio. Los pescadores pudieron liberar al tiburón, que se alejó nadando.

  Comentarios