Sur de la Florida

Secretario de Comercio: el estatus de ciudadanía en el Censo 2020 no se compartirá

El secretario de Comercio federal, Wilbur Ross, habla en una mesa redonda organizada por la Cámara de Comercio del Gran Miami el 18 de abril del 2019.
El secretario de Comercio federal, Wilbur Ross, habla en una mesa redonda organizada por la Cámara de Comercio del Gran Miami el 18 de abril del 2019. MIAMI HERALD

El secretario de Comercio federal, Wilbur Ross, dijo el jueves que cualquier información sobre la ciudadanía recopilada como parte del Censo del 2020 no se compartirá.

En una entrevista antes de una mesa redonda en un evento organizado por Cámara de Comercio del Gran Miami y la firma tecnológica Rokk3r y Rokk3r Fuel en Wynwood, Ross dijo que la recopilación de información del Censo será totalmente codificada y, en cualquier caso, es ilegal que la agencia comparta información personal.

“Es un delito federal que cualquier empleado del Censo revele a cualquier persona información personal de cualquier individuo”, dijo Ross en una entrevista. “Tienen prohibido entregarla a la Policía, tienen prohibido entregarla a la Policía de Inmigración y Aduanas, tienen prohibido entregarla a las autoridades de inmigración, a nadie. Y cualquiera que infrinja esa prohibición está sujeto a una multa de varios cientos de miles de dólares y años de prisión”.

En marzo de este año, Ross anunció el plan de incluir la pregunta sobre la ciudadanía en el Censo del 2020. El Departamento de Justicia había aconsejado a Ross que esa información es necesaria para combatir el fraude electoral. Politifact.com ha determinado que reportes de que en las elecciones del 2016 millones de indocumentados votaron son totalmente falsos.

La orden de Ross fue impugnada rápidamente por grupos defensores de los inmigrantes, y la Corte Suprema tiene planeado escuchar esta semana argumentos sobre la orden, aunque una nueva demanda presentada por un grupo texanos defensor de derechos de los inmigrantes pudiera demorar la audiencia. El Censo indica que necesita una decisión para junio para propósitos de imprimir los documentos oficiales.

Elizabeth Fernández, gerente de comunicaciones de la Florida Immigration Coalition, con sede en Miami, dijo en una entrevista que en la Florida hay aproximadamente 1 millón de familias “mixtas”, lo que significa que en un núcleo familiar viven personas legales e indocumentadas.

Fernández dijo que las seguridades que da el gobierno deben contrastarse con las políticas del gobierno del presidente Donald Trump dirigidas a reducir la inmigración.

“Si usted tiene un ser querido [indocumentado] en su núcleo familiar, hay temor”, dijo Fernández. “Alentamos a todos a permitir que los censen, pero estamos luchando [contra esta pregunta] porque no podemos confiar en este gobierno cuando uno mira las noticias”.

La información recopilada por el Censo se usa para determinar una gran cantidad de decisiones del gobierno, como la cantidad de escaños en la Cámara de Representantes y la asignación de fondos federales.

En palabras pronunciadas antes de la mesa redonda, Ross reconoció la necesidad de que los inmigrantes compensen el déficit en la fuerza laboral estadounidense. Información del Censo dada a conocer la semana pasada mostró que la población de Miami-Dade pudiera reducirse en los próximos años si la ola de inmigrantes se contrae.

  Comentarios