Sur de la Florida

Policía de Broward investiga uso excesivo de fuerza por parte de agente

Video muestra a un agente de la Policía de Broward golpeando a hombre esposado

En imágenes tomadas con una cámara instalada en el uniforme que se dieron a conocer el miércoles aparece un agente de la policía del Condado Broward cuando golpea en la cara a un hombre arrestado cuando estaba esposado a una cama de un hospital.
Up Next
En imágenes tomadas con una cámara instalada en el uniforme que se dieron a conocer el miércoles aparece un agente de la policía del Condado Broward cuando golpea en la cara a un hombre arrestado cuando estaba esposado a una cama de un hospital.

En imágenes grabadas con una cámara corporal y se publicaron el miércoles se ve a un agente de la Policía de Broward (BSO) cuando golpea en la cara a un hombre arrestado cuando estaba esposado a una cama de un hospital.

Según el reporte del arresto del agente Jorge Sobrino, David O’Connell, de 27 años y de Boca Raton, fue quien inició la confrontación cuando empujó al agente “y por lo tanto me agredió”.

Una carta de la Oficina del Defensor de Oficio de Broward con fecha del 23 de abril exige al jefe de la Policía de Broward, Gregory Tony, que investigue lo que dijo fue “uso excesivo de la fuerza y falsificación de cargos” por parte de Sobrino en el incidente ocurrido el primero de enero.

El defensor de oficio Howard Finkelstein y Gordon Weekes, jefe ejecutivo de la oficina, dijeron que “la versión del incidente del agente Sobrino difiere enormemente de lo que se ve en el video, donde se muestra claramente un abuso policial”.

En un correo electrónico enviado al Miami Herald, Veda Coleman-Wright, portavoz de la BSO, escribió: “Nuestra División de Asuntos Internos inició de inmediato una investigación tras recibir una carta de la Oficina del Defensor de Oficio con una queja sobre el uso de la fuerza durante un incidente el primero de enero de 2019”.

Se trata del tercer incidente desde febrero en que el comportamiento de un agente que quedó grabado recibe severas críticas.

En febrero, la Oficina del Defensor de Oficio de Broward criticó fuertemente al agente James Cady después de salir a luz un video del 2017 en que Cady le grita y maltrata a un hombre que carga a su bebé y no presenta ninguna amenaza para el agente.

La semana pasada, los agentes que participaron en una violenta pelea con un adolescente de 15 años en un McDonald’s de Tamarac fueron suspendidos durante el tiempo que dure una investigación de Asuntos Internos.

El primer encontronazo entre Sobrino y O’Connell ocurrió ese mismo día en el Walmart de 5001 N. Federal Highway en Pompano Beach. La BSO recibió una llamada después que personal de seguridad de Walmart dijo que O’Connell y Andrea Yacaman habían tomado cartuchos de tinta de los estantes y luego trataron de devolverlos como si los hubieran comprado.

En su descripción del incidente, Sobrino escribió que cuando llegó al lugar, O’Connell “gritaba y se movía frenéticamente hacia todas partes, provocando un desorden a su alrededor, mientras los empleados de Walmart trataban de alejarlo de los clientes”.

Sobrino dijo que entre él y otro agente sujetaron a O’Connell, quien siguió tratando de soltarse a la fuerza. Sobrino describió que tiró al suelo a O’Connell y éste siguió resistiéndose al arresto.

Después que O’Connell terminó detenido por desorden público y por resistirse al arresto, fue llevado al Hospital Broward Health North para ser atendido por las lesiones que sufrió en la cara, una práctica habitual de la BSO.

El video de una cámara corporal grabó el momento en que O’Connell está en una habitación del hospital con Sobrino y el agente que lo acompañaba. Al parecer, Sobrino se quita la cámara del uniforme y la coloca en una esquina de la habitación. En el video se puede ver la mano derecha de O’Connell esposada a la cama. Una y otra vez, O’Connell gritó que no quería estar allí; después que le tomaron la presión arterial dijo que tenía que ir al baño.

En el video puede verse cuando le dan un frasco plástico y, todavía esposado, se inclina a orinar. O’Connell sigue protestando y gritándole a Sobrino que no quiere estar allí. Sobrino cierra la puerta “para tratar de controlar los gritos de O’Connell”, según escribió. “¿Y ahora, qué? ¿Me vas a pegar?”, le pregunta O’Connell varias veces.

Sobrino le responde diciéndole que se siente y se calle la boca, todo ello con una palabrota. En determinado momento, Sobrino le dice: “Te pegaré si tengo que hacerlo”, mientras O’Connell “¡Me va a golpear! ¡Me va a dar una paliza!”. O’Connell se sienta en el borde de la cama y, tres veces, le responde a las órdenes de Sobrino de que se sentara y no hablara más con un “Vete al cara -- ”.

Sobrino se acerca a la cama, sube las piernas de O’Connell a la cama y le pega a O’Connell un puñetazo en la cara. El incidente dura apenas un segundo. El ángulo de la cámara obstruye el brazo y la mano izquierda de O’Connell. O’Connell se declaró nolo contendere (declaración donde el acusado no refuta ni acepta los cargos) de resistirse al arresto sin violencia y recibió una multa de $358.

Se le retiró el cargo de agresión a un agente del orden público y otro de desorden en la vía pública por no haber evidencia suficiente.

Jeff Bell presidente de la Asociación de Policías de Broward, dijo haberse enterado hace poco del incidente y quería saber más antes de hacer alguna declaración.

  Comentarios