Sur de la Florida

Alumnas de Carrollton construyeron un go-kart solar y arrasaron en concurso estatal

El equipo femenino de robótica, ingeniería, computación y ciencias CarrollSun, de la escuela Carrollton School of the Sacred Heart, en  Coconut Grove, arrasó en el concurso estatal Sunchase Challenge de la Universidad Florida Gulf Coast.
El equipo femenino de robótica, ingeniería, computación y ciencias CarrollSun, de la escuela Carrollton School of the Sacred Heart, en Coconut Grove, arrasó en el concurso estatal Sunchase Challenge de la Universidad Florida Gulf Coast.

Mientras la mayoría de los estudiantes de van a la playa durante las vacaciones de primavera, un grupo de alumnas de la escuela Carrollton School of the Sacred Heart, en Coconut Grove, se dedicaban a construir desde cero un go-kart solar.

Este equipo femenino de alumnas especializadas en robótica, ingeniería, computación y ciencias (STEM), conocido como CarrollSUN, arrasó en el concurso estatal Sunchase Challenge de la Universidad Florida Gulf Coast hace unos días. El evento anual es un concurso en que equipos de escuelas de todo el estado instalan paneles solares y baterías en go-karts para correrlos.

“Investigamos nuestros propios paneles solares, material ligero para asegurar que el vehículo no pesara mucho, y la aerodinámica”, dijo Carolina Gómez Rivas-Vázquez, miembro del equipo.

El equipo ha competido desde el 2017. Este año quedaron en primer lugar en la general, presentación, tiempo de sprint y tiempo total de sprint más rápido.

El equipo de 17 integrantes ganó un trofeo, pero para Carolina es más que eso. Un total de 17 equipos compitieron este año.

“Es interesante ver como todos avanzamos en este proceso”, dijo Carolina. “Todas las niñas mayores ayudan a las menores. Así ganamos en experiencia”.

“Queremos asegurar que todas las niñas se sientas cómodas en el campo de las ciencias. Queremos alentarlas y que sigan sus carreras. El programa también las alienta a aprender sobre energía solar y energía renovable porque ese es el futuro”.

Tim Cassell, uno de los directivos de la escuela, fue el orientador del equipo. Gracias a una alianza con la HomesteadMiami Speedway, el equipo probó el vehículo en una pista profesional.

El go-kart alcanza un máximo de 40 millas por hora.

Las alumnas comenzaron a trabajar en el vehículo en enero y le dedicaron unas 2,000 horas de trabajo, dijo Cassell. Hubo veces que trabajaron hasta la medianoche, los fines de semana y durante el receso escolar.

La madre de Carolina, Ana Gloria Rivas-Vázquez, dijo que la participación en el programa permitió a su hija aprender algo más que ingeniería.

“Están explorando las energías solar y renovables. El programa tiene un componente de orientación. Las más jóvenes son alentadas por la mayores”, dijo. “Están desarrollando destrezas clave como gestión de proyectos, pensamiento crítico, solución de problemas, liderazgo, trabajo en equipo. El mundo cambia tan rápido que no sabemos las carreras que escogerán, pero las destrezas que están desarrollando las van a usar de todas formas”.

Además del aspecto de la ingeniería, las alumnas también se aventuraron en el diseño gráfico, edición de video, fotografía, diseño de páginas digitales, redacción y mercadotecnia, para dar a conocer su creación.

Aunque este año ganaron, el equipo no se ha dormido en sus laureles. Ya tienen la vista puesta en un premio mayor y planean competir a nivel colegial el próximo año en Texas en el Solar Car Challenge.

Isabel Junco Singletary, directora de Comunicaciones de la escuela, dijo que las alumnas son una inspiración.

“Tienen muchas agallas, me quito el sombrero”, dijo.

  Comentarios