Sur de la Florida

Está acusado de balear en la cara a un anciano. Y ahora enfrenta cargos por un doble homicidio

Un hombre que lleva preso desde el 1ro. de abril acusado de haberle robado y disparado en la cara a un anciano cuando lo asaltó en un cajero automático, ahora está acusado de haber cometido un homicidio atroz cuando mató a un matrimonio en la casa móvil de Pompano Beach en que ambos vivían, dijo el jueves la policía del Condado Broward (BSO).

Quinton Johnson, de 28 años, que ya enfrentaba cargos de intento de asesinato y robo a mano armada, ahora encara dos cargos de homicidio en primer grado en conexión con las muertes de Marc y Rita Gagne, de 80 y 78 años, respectivamente. El pasado 22 de marzo la pareja de canadienses fue encontrada muerta por vecinos en su casa de Golf View Estates.

Hasta ahora, el BSO no ha revelado mucha información sobre el caso, salvo decir que la pareja fue asesinada.

Según una orden de arresto llena de detalles que se dio a conocer el jueves, los detectives hallaron lo que se cree es el arma asesina varios días después del crimen. Diversas pistas condujeron a los detectives hasta Johnson.

Johnson, sin embargo, ya estaba en la cárcel. Ocho días después que el hombre y la mujer fueron hallados, un hombre de 67 años fue baleado y robado cuando sacaba dinero de un cajero automático de una sucursal de Bank of America en Pompano Beach.

En aquella ocasión, el BSO dijo que la víctima, Dennis Moton, de 67 años, se detuvo en su bicicleta en un cajero automático de un banco de Pompano Beach cuando se dirigía a desayunar, y fue asaltado allí. Poco después, la policía dio a conocer una fotografía de las cámaras de vigilancia en donde aparecía un hombre de seis pies, de una complexión entre pequeña y mediana, con pelo en la barbilla, pero nada en la cabeza.

A pesar de las heridas que sufrió, Moton pudo llegar hasta un restaurante McDonald’s cercano, donde recibió ayuda. Los rescatistas de Pompano Beach lo llevaron al hospital Broward Health North con heridas que no representaban un riesgo de muerte.

Dos días más tarde, la policía arrestó a Johnson. De acuerdo con la causa probable del arresto, cuando el BSO lo detuvo, Johnson tenía en su poder 3.7 gramos de éxtasis y seis piedras de cocaína en un recipiente de Krazy Glue, además de 0.2 gramos de cocaína, 0.4 gramos de marihuana y muchas bolsitas plásticas.

Johnson fue arrestado por posesión de éxtasis con intención de venderlo, posesión de drogas con intención de venderlas a 1,000 pies de distancia de un centro religioso (la iglesia Greater Community Missionary, de Pompano Beach), posesión de cocaína, posesión de marihuana, robo a mano armada, posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto e intento de homicidio.

El 11 de abril, investigadores de la Sección de Homicidios del BSO obtuvieron una pista que los llevó hasta Johnson, dijo un portavoz del departamento. “Los detectives continuaron su investigación hasta que recibieron información del Laboratorio de Criminalística del BSO donde, según la evidencia forense, Johnson estuvo en el lugar del crimen”, agregó el portavoz.

El 14 de mayo, se emitió una orden de arresto a nombre de Johnson por cargos de homicidio en primer grado. Johnson tiene un amplio historial de problemas con la justicia. Pasó siete años y dos meses en cárceles de la Florida por seis acusaciones de allanamiento de propiedad privada de una casa o un inmueble desocupado y otros seis cargos de robo en gran cuantía de entre $300 y $5,000.

El 23 de febrero salió en libertad. El 22 de marzo, el matrimonio Gagne fue asesinado. Y el 30 de marzo Moton fue baleado en plena cara.

  Comentarios