Sur de la Florida

No quería problemas con la policía y huyó del lugar de un accidente. Y en su apuro, abandonó allí a su hija

Si es testigo de un crimen, siga estos pasos

Presenciar un crimen y reportarlo puede ser tan traumático como ser la víctima de cualquier crimen. Siga estos pasos si es testigo de una actividad ilegal.
Up Next
Presenciar un crimen y reportarlo puede ser tan traumático como ser la víctima de cualquier crimen. Siga estos pasos si es testigo de una actividad ilegal.

Una madre de Key West estrelló su automóvil contra un taxi, y a toda velocidad abandonó el lugar del accidente —y a su hija de ocho años bañada en llanto— para no buscarse problemas con la ley, dijo la policía del Condado Monroe.

Frances González, de 46 años, le dijo a la policía que su hija no quiso irse con ella, según el reporte del arresto. Por su parte, la niña declaró que su madre escapó del lugar tras decirle que no quería quedarse y meterse en problemas con la policía.

Después del incidente, ocurrido el 13 de mayo, González fue arrestada y acusada de negligencia infantil, un delito grave, y de conducir imprudentemente, un delito menor.

Al día siguiente, González salió en libertad del Centro de Detención de Stock Island sin tener que depositar fianza. “¿Por qué me acusan de negligencia infantil?”, le preguntó González la policía cuando fue arrestada, de acuerdo con el reporte.

Un testigo le dijo a la policía que presenció el accidente y vio a la niña llorando a un lado de la calle 14, cerca del centro comercial Searstown, ubicado en North Roosevelt Boulevard. El testigo declaró haber escuchado un fuerte ruido a aproximadamente las 7:29 p.m., y luego el grito de una niña. El testigo le dijo al conductor del auto donde iba que se detuviera para tratar de consolar a la pequeña.

González chocó el Nissan Sentra que conducía de frente contra un taxi que estaba estacionado en la calle 14. Luego huyó del lugar, dijo la policía. Los dos vehículos sufrieron daños considerables.

Otro testigo pudo anotar las placas del Sentra de color plateado que escapó del sitio. Poco después, el padrastro de la niña llegó al centro comercial y le dio a la policía la dirección correcta de González, toda vez que la que aparecía en su licencia estaba equivocada.

El hombre también le dijo a los patrulleros que González estaba en la casa. Cuando la policía se presentó en la casa para interrogar a González, pudo detectar que la mujer olía a alcohol y parecía haber consumido píldoras por receta, se dice en el reporte del arresto.

La policía dijo que no llevó a cabo una investigación por conducir en estado de embriaguez, debido al “período de tiempo” del accidente, y porque González estaba en su casa tras presuntamente haber abandonado el lugar de un accidente.

  Comentarios