Sur de la Florida

Otros tres se declaran culpables de extorsionar desde Perú a hispanos en EEUU

La fiscal federal del distrito sur de Florida, Ariana Fajardo Orsha (der.), en una rueda de prensa el 13 de diciembre de 2018, en Miami.
La fiscal federal del distrito sur de Florida, Ariana Fajardo Orsha (der.), en una rueda de prensa el 13 de diciembre de 2018, en Miami. cjuste@miamiherald.com

Otras tres personas extraditadas de Perú se declararon culpables de extorsión a través de una red de centros de atención al cliente que amenazaban a víctimas hispanas en Estados Unidos, en su mayoría de la tercera edad, para que concretaran acuerdos de pago por deudas que no existían.

Jesús Gerardo Gutiérrez Rojas, de 37 años; María de Guadalupe Alexandra Podesta Bengoa, de 38, y Virgilio Ignacio Polo Dávila, de 43, fueron extraditados en abril pasado y admitieron su responsabilidad la semana pasada ante el juez Roy K. Altman en un tribunal de Fort Lauderdale, en el sur de Florida.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Gutiérrez admitió que supervisó varios centros de llamadas en Perú mediante los cuales falsamente dijo a víctimas en todo Estados Unidos que habían incurrido en deudas y que sufrirían varias consecuencias por no pagarlas, informaron el Departamento de Justicia de EEUU y el Servicio de Inspección Postal.

Podesta y Polo a su vez admitieron que manejaron y supervisaron dos de estos centros de llamadas que usaron la extorsión para obtener dinero de las víctimas en EEUU, agregaron esas agencias gubernamentales. Esos dos acusados revelaron que mediante los centros de llamadas por internet desde Perú contactaron a los consumidores en EEUU, “muchos de los cuales eran ancianos.


Gutiérrez era el gerente general de una compañía más grande donde trabajaba en sociedad con Podesta, Polo y otras personas para facilitar su plan de extorsión. Los asociados de los acusados en Miami recolectaron los pagos y algunas veces enviaban paquetes a las víctimas en EEUU, según las autoridades.

En mayo pasado, Omar Portocarrero Cáceres, de 39 años, también admitió su culpabilidad en la operación de extorsión a gran escala.

Las autoridades dijeron que al fingir ser abogados y representantes del gobierno, Podesta, Polo y sus cómplices informaron falsamente a las víctimas que no pagaron o no recibieron una entrega de productos y los amenazaron con acuerdos fraudulentos por deudas inexistentes.


Las personas que llamaron amenazaron falsamente a las víctimas con juicios, reportes negativos en sus informes de crédito, encarcelamiento o consecuencias de inmigración si no pagaban de inmediato los productos supuestamente entregados y las “tarifas de liquidación”.

Muchas víctimas hicieron pagos basados en estas amenazas. La fiscal general adjunta Jody Hunt dijo que esas declaraciones de culpabilidad “demuestran que aquellos que amenazan a los consumidores estadounidenses por “teléfono no pueden escapar a la justicia al realizar llamadas desde el extranjero. El colaboración con nuestros socios internacionales, los llevaremos ante la justicia sin importar dónde residan”.

“Si una persona que dice ser un abogado o representante del gobierno lo llama y le indica que pague dinero para recibir productos que no compró; evitar una demanda, el encarcelamiento o un cambio en el estado de inmigración, cuelgue e inmediatamente y reporte esa amenaza a www.ftccomplaintassistant.gov”, dijo la Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida Ariana Fajardo Orshan.

Fajardo agradeció a Perú por extraditar a los acusados en este caso.

  Comentarios