Sur de la Florida

Demandan a Carnival por impedir que hombre con infarto recibiera atención médica adecuada

La tripulación de un crucero de Carnival impidió que un hombre que había sufrido un ataque al corazón dejara el barco, a pesar de no tener a bordo instalaciones médicas adecuadas. Esta negligencia le causó la muerte al hombre en mitad del viaje, alega una demanda que se presentó el martes en una corte federal de Miami.

La esposa de Jeffrey Eisenman, Linda Eisenman, la hija, Julie Eisenman, y el hijo, Ryan Eisenman, acusan a la tripulación del Carnival Sunshine de negligencia y de angustia intencional. La familia dijo que el médico del barco diagnosticó que Eisenman, residente de Marble, Pennsylvannia, sufrió un “severo ataque al corazón” el 3 de diciembre de 2018, pero culpó a la tripulación de la muerte de Eisenman al día siguiente. Al morir, Eisenman tenía 65 años.

“Jeffrey Eisenman murió confinado a la sala de emergencias del Carnival Sunshine en contra de su voluntad”, declara la demanda. “Su familia fue obligada a contemplar horrorizada el maltrato que sufrió y los rechazos de la tripulación para que recibiera cuidados médicos hasta que tuvo una muerte atroz”.

Carnival no respondió a una llamada que el Miami Herald le hizo a las 7:45 p.m. del miércoles.

Según la demanda, cuando el barco estaba anclado en Grand Turk, Eisenman comenzó a sentirse mal, a vomitar y a experimentar dolor en el brazo izquierdo y en el pecho. Fue llevado en una silla de ruedas a la sala de emergencias del Sunshine, donde lo vio el médico del barco.

El médico, argumenta la demanda, dijo que se trataba de “un severo ataque al corazón”, y aconsejó que Eisenman fuera operado de urgencia y llevado cuanto antes a Miami. Grand Turk tiene un aeropuerto internacional, pero no cuenta con una unidad de cuidados cardíacos.

Todo esto ocurría a alrededor de las 2 p.m., de acuerdo con la demanda. El horario del Sunshine decía que el barco debía zarpar de Grand Turk a las 4 p.m.

Poco antes de la hora en que el barco debía partir del puerto, sin embargo, el médico de la nave le dijo a la familia de Eisenman que no podían bajar a Jeffrey porque primero otra persona tenía que ser desembarcada, dice la demanda.

La familia de Eisenman dijo que había comprado un seguro de viaje que contemplaba una evacuación aérea si era necesario y le explicó esto al personal médico del barco. Sin embargo, el Sunshine zarpó de Grand Turk con Jeffrey Eisenman a bordo. Al día siguiente, murió.

“Inexplicablemente, todas las solicitudes y ruegos de la familia en busca de ayuda quedaron sin responder”, se afirma en la demanda. “El Carnival Sunshine salió de Grand Turk con Jeffrey Eisenman y su familia a bordo en contra de su voluntad, indefensos ante la terca conducta inhumana de Carnival de mantener a un hombre gravemente enfermo retenido en una instalación médica sin los equipos que hacían falta para prestarle atención”.

Cuando el barco atracó en Puerto Rico, dice la demanda, la tripulación de Carnival dijo que no podía garantizar que el cadáver de Jeffrey Eisenman llegara a Estados Unidos continental desde una isla que todavía se estaba recuperando del paso de un devastador huracán. Linda y Julie Eisenman se bajaron del barco. Ryan se quedó para permanecer junto al cuerpo sin vida de su padre.

El barco regresó a Cabo Cañaveral cinco días después.

  Comentarios