Sur de la Florida

Mujer de Sunrise es acusada de crueldad animal

La policía arrestó y acusó a una mujer de Sunrise de crueldad animal el pasado sábado tras responder una llamada anónima.

Los patrulleros encontraron a un perro de la raza pit bull de dos años en una pequeña jaula, famélico y lleno de “pilas de heces fecales parecidas a diarrea”, según un reporte del arresto que dio a conocer el Departamento de Policía de Sunrise.

La dueña del perro, Lisamarie Charles, de 38 años, fue acusada de crueldad animal, un delito de tercer grado que podría conllevar hasta cinco años de cárcel o una multa de $10,000, o ambas cosas.

Charles fue llevada a la cárcel principal del Condado Broward. Cuando los patrulleros entraron en el apartamento de Charles la tarde del 15 de junio, les impactó el insoportable olor a orina y a excrementos, se dice en reporte del arresto. En la casa hallaron a un perro —llamado Eshu— en una jaula tan pequeña que el animal no se podía parar por completo. Desde la jaula, el animal no tenía acceso a comida ni a agua y a través de la piel se le podían ver los huesos.

dog2.jpg
CORTESÍA DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE SUNRISE

El perro, además, sangraba por la nariz y por la cola, se señala en el reporte. Amy Roman, propietaria de 100+ Abandoned Dogs of the Everglades, la organización de rescate de animales que recibió la llamada sobre el presunto abuso, le dijo a la policía que el animal parecía estar “a punto de morir”.

De acuerdo con el reporte del arresto, “el animal estuvo bajo un largo período de sistemática desnutrición y abandono” que le provocó “dolores injustificables”, y podía haberle ocasionado la muerte, dijo la policía en el informe del arresto. El pit bull fue rebautizado “McCarthy”, por la agente Colleen McCarthy quien lo rescató.

En la actualidad, el perro está bajo el cuidado de 100+ Abandoned Dogs of the Everglades, según la declaración.

  Comentarios